Correos del FBI revelan que actores externos accedieron a los correos de Hillary Clinton

Por Petr Svab - La Gran Época
15 de Junio de 2018 Actualizado: 15 de Junio de 2018

Algunos correos electrónicos de Hillary Clinton, incluyendo al menos uno de carácter clasificado (reservado), cayeron en manos de “actores externos”, según un correo electrónico de 2016 del agente del FBI Peter Strzok a altos funcionarios del FBI.

El correo electrónico, obtenido primero por Fox News, detalla lo que insinuó el entonces director del FBI, James Comey, cuando de hecho exoneró a Clinton en una declaración de 2016 sobre la investigación de su uso de un servidor de correo electrónico privado, mientras se desempeñaba como Secretaria de Estado del gobierno de Barack Obama.

Comey dijo que el pequeño grupo que conducía la investigación en la sede del FBI evaluó “que actores hostiles obtuvieron acceso a las cuentas privadas de correo electrónico comercial de las personas con quienes la secretaria Clinton estaba en contacto regular, desde su cuenta personal”.

Esa frase permitió a los lectores conectar los puntos que los “actores hostiles” tenían acceso a los correos electrónicos enviados por Clinton.

Strzok en cambio lo confirmó inequívocamente cuando dijo: “Sabemos que los actores externoss obtuvieron acceso a algunos de sus correos electrónicos (incluido al menos uno Secreto) a través de las cuentas privadas comprometidas de correo electrónico de algunos de sus empleados”.

El correo electrónico de Strzok del 17 de mayo de 2016 estaba rechazando la evaluación más amplia de Comey de que “es razonablemente probable que los actores hostiles obtuvieran acceso a la cuenta de correo electrónico privada de la Secretaria Clinton”.

Strzok consideró su evaluación como “demasiado fuerte”, pero el señaló que “un actor extranjero sofisticado probablemente habría sabido sobre su dominio de correo electrónico privado, y sería lo suficientemente competente como para no dejar rastro si obtuviera acceso”.

De hecho, el FBI no encontró evidencia directa de una intrusión, escribió.

La autenticidad del correo electrónico ha sido respaldada por los comités judiciales y de supervisión de la Cámara, quienes prepararon una nota que aparentemente utiliza información del correo electrónico. La nota fue obtenida por Fox.

“Los documentos proporcionados a los Comités muestran que actores externos obtuvieron acceso a algunos de los correos electrónicos de la Sra. Clinton, incluido al menos un correo electrónico clasificado ‘Secreto'”, dice el memorándum, señalando que la clasificación “secreta” significa que divulgándose la información “podría esperarse razonablemente “que cause un daño grave a la seguridad nacional”.

No está claro quiénes son los “actores externos”.

Strzok fue uno de los principales investigadores en el estudio de los correos electrónico de Clinton y también en la investigación de contrainteligencia sobre la campaña del entonces candidato Donald Trump. Es uno de los temas principales del nuevo informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Justicia sobre la investigación de Clinton, específicamente sobre el mensaje de texto que intercambió con la colega del FBI, Lisa Page, con quien él mantenía una relación extramatrimonial. En los textos, Strzok expresó una inclinación voraz contra Trump.

El informe del Inspector General aclara que los asesores de Clinton con cuentas de correo electrónico comprometidas incluían a Jake Sullivan, asesor principal de políticas de la campaña de Clinton, y Sidney Blumenthal, confidente de Clinton durante mucho tiempo.

Además descubrió que el servidor que Clinton utilizó durante su mandato se vio comprometido al menos una vez, pero la violación de la cuenta no pertenecía a la propia Clinton, sino a un anónimo miembro del equipo de su esposo, el expresidente Bill Clinton.

El Inspector General también encontró documentos que señalaban que el FBI era limitado en su análisis de intrusión del servidor debido a la “incapacidad del FBI para recuperar todo el equipo del servidor y la falta de datos completos del servidor de un período de tiempo relevante”.

Pero había otros caminos por los cuales los actores hostiles podrían haber accedido a los correos electrónicos de Clinton.

Poco antes de las elecciones presidenciales, en octubre de 2016, Comey reabrió la investigación después de que se encontraron miles de correos electrónicos de Clinton en la computadora portátil del desacreditado exrepresentante democrático de la Cámara Anthony Weiner. Su esposa, Huma Abedin, fue una colaboradora cercana de Clinton. Un analista del FBI que más tarde investigó su laptop le dijo al Inspector General que “parecía que los dispositivos personales de Abedin habían sido respaldados en la computadora portátil en varios momentos”.

“Los documentos que revisamos indicaron que Abedin le dijo al FBI que no sabía cómo o por qué ocurrió esto”, señaló el Inspector General.

El Inspector General encontró que Strzok y otros solo comenzaron a mirar en serio los nuevos correos electrónicos  varias semanas después de que supieron de ellos y después que una alarma fue elevada en relación al atraso del agente de la Oficina del FBI de Nueva York que estaba manejando el caso Weiner, que se refería a comunicaciones electrónicas sexualmente obscenas, con un menor.

Después de solo una semana de revisar los 350.000 correos electrónicos encontrados en la computadora portátil, Comey cerró la investigación de nuevo, solo dos días antes de la elección presidencial, nuevamente recomendando que no se cobren cargos a la candidata Clinton.

Si estos correos electrónicos, que también incluían información clasificada, fueron o no violados por actores hostiles, fue una pregunta que no se había resuelto en ese momento, dijo el Inspector General.

“El analista principal [FBI] nos dijo que los pasos adicionales de investigación necesarios para completar la investigación incluían al menos un ‘análisis de malware’ para examinar la computadora portátil en busca de intrusión y una nueva entrevista con Abedin”, indica el informe.

“Si simplemente está en la computadora portátil de Weiner y ahí es donde terminó, entonces eso es una cosa”, dijo el analista. “Otra cosa es que a través de … sus acciones que [la información] se fuera a la computadora portátil de Weiner y una potencia extranjera obtuviera esos [correos electrónicos] clasificados, esa es una pregunta aparte. Así que para mí eso no es … un aspecto insignificante de esto que todavía no se había resuelto en ese momento”.

No está claro si el FBI ya ha investigado estos asuntos.

TE RECOMENDAMOS