Corte británica permite que Julian Assange apele extradición a EE.UU.

Por Zachary Stieber
24 de Enero de 2022 2:00 PM Actualizado: 24 de Enero de 2022 2:00 PM

Un tribunal del Reino Unido dictaminó el lunes que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, puede apelar su orden de extradición a Estados Unidos.

Assange, de 50 años, está acusado por las autoridades estadounidenses de ayudar a un exanalista de inteligencia a obtener información clasificada antes de publicarla en WikiLeaks para que cualquiera pueda acceder a ella, una serie de acciones que, según los fiscales estadounidenses, pusieron en peligro la seguridad nacional y la vida de las fuentes que fueron nombradas en los documentos.

El Tribunal Superior de Londres dictaminó el año pasado que las garantías dadas por las autoridades estadounidenses eran suficientes para garantizar que Assange sería tratado con humanidad, anulando un fallo de un tribunal inferior que concluyó que enviar a Assange a Estados Unidos sería “opresivo”. Assange apeló el último fallo varios días después.

En una decisión publicada el lunes, el tribunal superior dijo que Assange puede apelar ante la Corte Suprema del Reino Unido, pero solo si el tribunal está de acuerdo.

“Se concede la solicitud del demandado de certificar una cuestión de derecho”, dijeron los jueces en su pronunciamiento.

Dijeron que la cuestión de si el Alto Tribunal podía basarse en las garantías de Estados Unidos sobre el tratamiento a Assange, que no se habían dado en el procedimiento inicial, era un tema sobre el que su equipo legal podía pedir aclaraciones.

“Si la cuestión necesita o no ventilación en ese tribunal es una cuestión que corresponde a su decisión. Invitamos respetuosamente al secretario del Tribunal Supremo a que tome medidas para agilizar el examen de cualquier solicitud de autorización para apelar que se presente”.

Assange tiene 14 días para presentar una solicitud ante la Corte Suprema. Si la Corte Suprema decide no escuchar su apelación, la extradición puede ser aprobada por el ministro del Interior, cuya decisión también puede ser objeto de impugnación legal.

Stella Morris, prometida de Julian Assange, habla frente a los Tribunales Reales de Justicia después del primer día de una audiencia de apelación para su extradición a Estados Unidos, el 27 de octubre de 2021, en Londres, Inglaterra. (Chris J Ratcliffe/Getty Images)

“No se equivoquen: Ganamos hoy en la corte”, dijo a los periodistas Stella Moris, la prometida de Assange.

“Nuestra lucha continúa, y lucharemos hasta que Julian esté libre”, agregó.

El Comité para la Protección a los Periodistas dijo en un comunicado que le dio la bienvenida al fallo y reiteró su posición, compartida por otros grupos de derechos civiles, de que los fiscales estadounidenses deberían retirar todos los cargos contra Assange.

Amnistía Internacional describe al fundador de WikiLeaks como el primer editor acusado en virtud de la Ley de Espionaje. Los partidarios dicen que la publicación de WikiLeaks del tesoro de documentos clasificados está protegida por las leyes estadounidenses e internacionales.

Las autoridades estadounidenses han defendido los cargos, alegando que Assange no es periodista.

“Esto [quedó] claro por la totalidad de su conducta, tal como se alega en la acusación, es decir, su conspiración con un titular de una autorización de seguridad y su ayuda para adquirir información clasificada, y su publicación de los nombres de las fuentes humanas”, dijo John Demers, el fiscal general adjunto de Estados Unidos para la seguridad nacional, a los periodistas en 2019.

Tom Ozimek contribuyó a este artículo.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.