Corte Federal bloquea decisión que impedía limitar las urnas donde se entregarán boletas en Texas

Por Tom Ozimek
12 de Octubre de 2020
Actualizado: 12 de Octubre de 2020

Una corte federal de apelaciones emitió el sábado una suspensión temporal que permite al gobernador de Texas, Greg Abbott, continuar limitando los condados a un solo lugar de entrega para las papeletas de voto en ausencia, durante las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos dijo que otorgó una suspensión temporal mientras se apelaba el caso.

La medida se produce después de que otra corte federal emitiera el viernes un requerimiento preliminar para bloquear la orden de Abbott de limitar los urnas de entrega de votos en ausencia a uno por condado. El gobernador ha argumentado que la limitación es una medida necesaria para prevenir el fraude electoral, pero los demócratas denunciaron la decisión anunciando que era supresión de votantes.

El juez federal de distrito, Robert Pitman, emitió la orden judicial contra la orden de Abbott del 1 de octubre, argumentando en una opinión de 46 páginas (pdf) que la orden de Abbott viola los derechos de igual protección de los votantes ausentes en condados más grandes.

Abbott emitió una proclamación el 1 de octubre en la que ordenaba a los condados que designaran un lugar para la entrega de boletas, citando preocupaciones sobre la integridad de las elecciones.

“El estado de Texas tiene el deber para con los votantes de mantener la integridad de nuestras elecciones”, dijo Abbott en un comunicado. “Mientras trabajamos para preservar la capacidad de voto de los tejanos durante la pandemia de COVID-19, debemos tener especial cuidado para fortalecer los protocolos de seguridad de las boletas en todo el estado. Estos protocolos de seguridad mejorados garantizarán una mayor transparencia y ayudarán a detener los intentos de votación ilegal”.

Los demócratas condenaron la orden de Abbott diciendo que era una presunta supresión de votantes. Además, los defensores de los derechos de los votantes y grupos cívicos iniciaron una demanda en un tribunal federal argumentando que la orden se basó en preocupaciones de seguridad que no son válidas y que violan los derechos de los votantes con respecto a la Primera y la Decimocuarta Enmienda.

Pitman, designado por el expresidente Barack Obama, escribió en su fallo que la orden de Abbott podría estar justificada si se pudiera demostrar que las amenazas a la seguridad electoral eran suficientemente válidas.

“El estado sólo presenta un interés vago en promover la seguridad y uniformidad de las papeletas y aliviar la confusión de los votantes”, afirma el fallo. “El tribunal determina que los acusados no han presentado ninguna prueba creíble de que sus intereses estén en función del peso de sus responsabilidades”.

Frank Colon, de 59 años, un cartero del Servicio Postal de EE.UU., entrega el correo durante la pandemia del virus del PCCh, en El Paso, Texas, el 30 de abril de 2020. (Paul Ratje/AFP a través de Getty Images)

Se espera que los votos en ausencia aumenten debido a la pandemia del virus del PCCh. Al mismo tiempo, Texas es uno de los pocos estados de EE.UU. que limita quién puede solicitar boletas de voto en ausencia: solo los votantes que tienen más de 65 años, tienen una discapacidad, están confinados en una cárcel o estarán fuera de la ciudad el día de las elecciones pueden votar por correo.

La lucha entre republicanos y demócratas por las disyuntivas relacionadas a los votos en ausencia se ha convertido en un tema definitorio para las elecciones de 2020. Los republicanos han descrito la expansión a gran escala de las iniciativas de voto por correo como algo plagado de riesgos de fraude electoral, mientras que los demócratas han apoyado este estilo de votación diciendo que es una medida de seguridad para proteger a los votantes, en medio del brote del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Si bien no hay evidencia de fraude electoral coordinado a gran escala a nivel nacional, el fraude electoral no es un mito, dijo un experto en elecciones a The Epoch Times.

Hans von Spakovsky, un abogado que administra la Iniciativa de Reforma de la Ley Electoral de la Fundación Heritage, compartió información de una base de datos, administrada por la fundación, que tiene 1298 casos comprobados de fraude electoral.

“Y esa no es una lista completa. Es solo una muestra de casos”, le dijo von Spakovsky a The Epoch Times la semana pasada.

“El problema aquí es que hay muchos casos potenciales de fraude y no se hace nada al respecto. Los funcionarios electos no los envían a las fuerzas del orden, la policía no los investiga. Y sabemos que los casos potenciales que existen son mucho, mucho más grandes que los casos probados que tenemos en nuestra base de datos”.

Con información de Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Nueve Comentarios Parte 3. La tiranía del Partido Comunista chino

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS