Corte FISA no es apolítica tratando abusos de espionaje contra la campaña Trump

Por Sharyl Attkisson
14 de Enero de 2020 Actualizado: 14 de Enero de 2020

Comentario

La noticia de a quién acaba de nombrar la Corte de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) para supervisar los arreglos del FBI es impresionante.

El 10 de enero, la Corte FISA ordenó que el abogado anti-Trump David Kris “ayude a la Corte” a evaluar la respuesta del FBI a la limpieza de los errores y abusos identificados por el inspector general (IG) del Departamento de Justicia, Michael Horowitz.

En un informe publicado en diciembre de 2019, el IG encontró que los funcionarios del FBI violaron las reglas, las políticas y la ley en sus solicitudes para intervenir las llamadas telefónicas del voluntario de la campaña presidencial de Trump en 2016, Carter Page. Horowitz testificó que el proceso de vigilancia de FISA tiene que arreglarse “de arriba abajo”.

Para algunos, el nombramiento de Kris para ayudar con el trabajo es tan misterioso como el motivo por el cual los jueces de la Corte FISA no señalaron los abusos del FBI por su cuenta. Parecería más importante que nunca tener una persona apolítica, o un grupo equilibrado de personas, llevando a cabo la supervisión de estos asuntos políticamente sensibles. Las críticas vocales de Kris al presidente Donald Trump presentan numerosos y obvios conflictos de intereses.

En Twitter, Kris llamó al representante Devin Nunes (R-Calif.) “un supervisor politizado y deshonesto [de la Comunidad de Inteligencia] que intenta engañar” y escribió que Trump y sus asesores deberían estar “preocupados” de que los “muros se están cerrando” en relación con la investigación de Mueller. Kris también se creyó la ahora refutada teoría conspiracionista sobre la colusión de Trump con Rusia y Putin.

Pero aún más importante, desde entonces, Kris ha abogado por la destitución de Trump.

“¿Queremos ser un país en el que los funcionarios electos puedan usar su poder gubernamental para atacar a los oponentes políticos? Si no, es bastante simple: Trump tiene que irse”, escribió Kris en Twitter en octubre de 2019. Específicamente, Kris criticó lo que dijo era Trump usando los poderes del gobierno contra opositores políticos, pareciendo descartar la posibilidad de que el gobierno haya usado sus poderes de manera inapropiada contra Trump.

Además, Kris escribe para el blog “Lawfare” y ha llamado “incisivo” al editor jefe de Lawfare, Benjamin Wittes. Wittes es el hombre que escribió sobre la necesidad de una “póliza de seguro” contra Trump antes de su elección:

“Nuestra democracia necesita una póliza de seguro médico (…) Las Cortes tienen algunas ventajas obvias, comenzando con cientos de jueces independientes de ambos partidos a quienes Trump no puede remover de su cargo y que no tienen que enfrentar a sus partidarios en las próximas elecciones (…) El objetivo (…) será ofrecer una defensa sistemática de los valores que la Coalición de Todas las Fuerzas Democráticas tiene en común y tener la capacidad de responder rápidamente a las acciones que amenazan esos valores: impedir esas acciones en los tribunales el mayor tiempo posible, reducirlas y bloquear las que se puedan bloquear. El objetivo es utilizar los tribunales para hacer que los instintos antidemocráticos de Trump sean tan ineficaces como sea posible”.

Wittes también es amigo del exdirector del FBI James Comey, a quien se le refirió por cargos criminales por mal manejo y filtración de información del gobierno en sus esfuerzos anti-Trump. (El Departamento de Justicia se negó a procesarlo, y los funcionarios declararon que no creían que Comey tuviera intención de hacer daño).

Horowitz señaló 17 errores en las solicitudes de vigilancia del FBI contra Page y declaró: “Creo que es justo que la gente (…) mire todos estos 17 eventos y se pregunte cómo puede ser puramente incompetencia”.

Del mismo modo, uno podría mirar el nombramiento de Kris por parte de la Corte FISA para ayudar a arreglar las cosas (…) y preguntarse si podría ser pura incompetencia.

La última acción de la Corte FISA podría interpretarse como un momento de caridad escalofriante en las preguntas en curso sobre cómo pudieron haber ocurrido estos abusos, y los desafíos para solucionarlos.

Sharyl Attkisson es la autora del bestseller del New York Times “Stonewalled”, ganadora de cinco premios Emmy, y la presentadora del programa de investigación nacional de Sinclair “Full Measure with Sharyl Attkisson”. Ha recibido el premio Edward R. Murrow por su trabajo de investigación y ha hecho reportajes a nivel nacional para CBS News, PBS y CNN.

*****

¿Sabías?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS