Corte rechaza demanda que pedía anular prohibición de servicios religiosos presenciales en California

Por Katabella Roberts
25 de Mayo de 2020
Actualizado: 25 de Mayo de 2020

Un tribunal federal de apelaciones rechazó esta semana una demanda de una iglesia de California que tenía la esperanza de anular la prohibición del gobernador Gavin Newsom de celebrar servicios religiosos en persona, ya que se ha animado a los estados a revisar las restricciones de distanciamiento social durante la pandemia del coronavirus.

El Tribunal de Apelaciones del 9º Circuito de los Estados Unidos dictaminó el 22 de mayo que la Iglesia Pentecostal Unida South Bay de San Diego no puede reabrir inmediatamente después de que la iglesia presentara una demanda a principios de este mes alegando que los funcionarios estatales y locales habían “denigrado intencionadamente a las iglesias y pastores de California y a la gente de fe relegándolos a una ciudadanía de tercera clase”.

La demanda afirmaba que la prohibición de Newsom de los servicios de culto en persona violaba los derechos de la iglesia a practicar su religión, según la Primera Enmienda.

En el plan de reapertura de Newsom para California, se permitirá la apertura de iglesias, sinagogas, mezquitas y otros lugares de culto en la “Etapa 3” del plan, junto con otros “lugares de trabajo de mayor riesgo”.

Sin embargo, en la decisión 2-1 del 22 de mayo, el tribunal confirmó la prohibición del estado y determinó que no había violado la Primera Enmienda. Un tribunal federal de distrito denegó la solicitud de una orden judicial temporal el 15 de mayo, según el fallo.

“Cuando la acción del estado no ‘infringe o restringe las prácticas debido a su motivación religiosa’ y no ‘impone cargas solo y de manera selectiva a la conducta motivada por las creencias religiosas’, no viola la Primera Enmienda”, escribieron los jueces del 9º Tribunal de Circuito.

“Estamos tratando con una enfermedad altamente contagiosa y a menudo mortal para la que actualmente no hay cura”, escribieron.

Los demandantes presentaron la demanda y su petición de un mandato judicial temporal el 8 de mayo, poco después de que el gobernador anunciara el 4 de mayo que el estado entraría en la fase dos de su plan de reapertura de cuatro fases.

El abogado de los demandantes, Paul Jonna, señaló que la Iglesia Pentecostal Unida de South Bay no pedía volver a los servicios religiosos normales y dijo que la iglesia estaba dispuesta a adherirse a las pautas de distanciamiento social y que usaría mascarillas.

La magistrada de distrito de EE.UU. Cynthia Bashant dijo el 22 de mayo que la orden de Newsom había puesto a las iglesias bajo la Etapa 3 del plan de reapertura porque “los servicios implican que las personas se sienten juntas en un ambiente cerrado por largos períodos de tiempo”. Dictaminó que la orden no impedía que la gente practicara su religión.

“Los individuos pueden practicar la religión de la manera que deseen, siempre y cuando no se sienten en grandes grupos en ambientes cerrados”, dijo Bashant.

El fallo viene después de que el Departamento de Justicia advirtiera a Newsom en una carta del 19 de mayo que las órdenes de salud pública del estado pueden ser discriminatorias contra las iglesias.

En una carta de tres páginas, el asistente del fiscal general del Departamento de Justicia Eric Dreiband dijo que aunque reconoció que el gobernador tiene “el deber de proteger la salud y la seguridad de los californianos”, cree que la restricción puede mostrar discriminación contra las comunidades religiosas.

“Las reuniones religiosas no pueden ser señaladas con un trato desigual en comparación con otras reuniones no religiosas que tienen el mismo efecto en los intereses de salud pública del gobierno, en ausencia de razones más convincentes”, decía la carta.

Dreiband añadió que el Estado no ha demostrado “por qué se incluyen en la lista las interacciones en oficinas y estudios de la industria del entretenimiento, y las operaciones en persona para facilitar el comercio electrónico no esencial, como si se permitiera el distanciamiento social cuando el teletrabajo no es práctico, mientras que las reuniones con distanciamiento social con fines de culto religioso están prohibidas, independientemente de si el culto a distancia es práctico o no”.

El presidente Trump también pidió el fin de semana pasado a los gobernadores de los Estados Unidos que permitan que las iglesias y otras casas de culto vuelvan a abrir si aún no lo han hecho, describiéndolas como “lugares esenciales que proporcionan servicios esenciales”.

Newsom dijo el 22 de mayo que espera publicar las directrices de reapertura de los lugares de culto el 25 de mayo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Residentes de Harbin sufren censura durante la pandemia | Virus del PCCh | Coronavirus | COVID-19

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS