Corte Suprema permite continuidad de la agencia de vigilancia del consumidor

Sin embargo, señala fallas en su estructura interna.
Por Matthew Vadum
29 de Junio de 2020
Actualizado: 29 de Junio de 2020

La Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CFPB), formada a raíz del colapso financiero de 2008, debería seguir existiendo a pesar de que una de las disposiciones legales con la que se creó es inconstitucional, dictaminó esta mañana un Tribunal Supremo dividido.

El fallo del 29 de junio en el caso, conocido como Seila Law LLC v. CFPB, fue una victoria en parte para la administración Trump, que le pidió a la corte que revocara la ley, aunque la decisión no llegó a anular la agencia federal como la administración lo había deseado. Los argumentos orales se escucharon el 3 de marzo.

La Corte Suprema determinó que como el director de la CFPB no es responsable ante el presidente electo de Estados Unidos que lo designó, a diferencia del típico funcionario federal, es decir, no puede ser despedido, la estructura de la agencia viola la doctrina de separación de poderes.

El CFPB fue diseñado para estar libre de la influencia del presidente. La ley federal había impedido que el presidente despidiera a su director, que debe ser confirmado por el Senado de EE.UU., antes de que caduque el mandato de cinco años de esa persona, a menos que la terminación sea por “ineficiencia, incumplimiento del deber o malversación en el cargo”.

El presidente del tribunal, John Roberts, escribió la opinión mayoritaria de la corte, a la que se unieron cuatro jueces conservadores. La jueza Elena Kagan presentó una opinión concurrente en la sentencia, pero discrepó con respecto a ciertos aspectos de la opinión. A la opinión de Kagan se unieron tres jueces.

La senadora Elizabeth Warren (D-Mass.) habla durante una protesta frente a la sede de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, en Washington, el 28 de noviembre de 2017. (Mark Wilson/Getty Images)

Los demócratas han defendido durante mucho tiempo a la agencia de 9 años, creada por la senadora estadounidense Elizabeth Warren (D-Mass.), quien era profesora de derecho de bancarrota y defensora del consumidor antes de asumir el cargo. Los republicanos acusan a la agencia por extralimitarse en sus funciones.

El entonces presidente Barack Obama firmó la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección del Consumidor, creando el CFPB, y nombró a Warren para que asumiera el papel principal en su establecimiento.

Esta es una historia en desarrollo. Este artículo se actualizará más tarde hoy según sea necesario

TE RECOMENDAMOS