Crece la expansión del súper hongo mortal que invade los hospitales, conozca a quiénes afecta

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
15 de Abril de 2019 Actualizado: 15 de Abril de 2019

Los centros de salud de diversos países del mundo alertaron sobre la infección del hongo Candida auris que está causando enfermedades graves invasivas especialmente en pacientes hospitalizados, es resistente a los medicamentos antimicóticos y requiere exámenes muy especializados para identificarse.

En primer lugar es un hongo que afecta a los pacientes debilitados en su inmunidad o personas que están tomando otros medicamentos*Ver la lista de factores de riesgo a continuación. Entonces sin las defensas naturales adecuadas esta levadura puede ingresar al torrente sanguíneo y diseminarse por todo el cuerpo hasta causar la muerte. Los enfermos hospitalizados que tienen un catéter venoso central u otras líneas o tubos que ingresan a su cuerpo y han recibido antibióticos o medicamentos antifúngicos están en mayor riesgo, informa el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

En segundo lugar, algunas cepas de este hongo son resistentes a las tres principales clases de antifúngicos, lo que limita las opciones de tratamiento.

En tercer lugar, la C. Aurus es un agente infeccioso cuya identificación de C. requiere métodos que los laboratorios de mediana complejidad no cuentan, por lo cual suele identificarse erróneamente como otra especie.

Por último, casi la mitad de los pacientes que contraen la C. auris mueren dentro de los 90 días, según el CDC.

El primer reporte de una C. Auris se hizo en el Japón en 2009 a partir de la secreción del oído de un paciente. Después se reportó en Corea del Sur, India, Sur África y Kuwait.

“En Colombia ha habido casos de infección asociada a C. auris en Santa Marta, Barranquilla y Cartagena. Los aislamientos recuperados en Barranquilla fueron confirmados por los CDC de Atlanta”, informó el Instituto Naconal de Salud de Colombia.

“En los últimos cinco años, ha golpeado una unidad neonatal en Venezuela, ha pasado por un hospital en España, ha obligado a un prestigioso centro médico británico a cerrar su unidad de cuidados intensivos y ha echado raíces en India, Pakistán y Sudáfrica”, reportó New York Times el 6 de abril algunos casos ocurridos en Estados Unidos.

“El germen “se alimenta de personas con sistemas inmunitarios debilitados y se propaga silenciosamente por todo el mundo”, añadió, causando inquietud en los lectores.

Un anciano que en mayo pasado ingresó al Hospital Mount Sinai de Brooklyn para una cirugía abdominal reveló la infección de C. auris en un examen especializado de sangre y los médicos lo aislaron en la unidad de cuidados intensivos donde murió 90 días más tarde, pero el hongo siguió en la habitación.

Las pruebas demostraron que el hongo se había replicado en todas partes de su habitación y el hospital tuvo que arrancar partes del techo y baldosas.

“Todo fue positivo: las paredes, la cama, las puertas, las cortinas, los teléfonos, el fregadero, la pizarra, los postes, la bomba”, dijo el Dr. Scott Lorin, presidente del hospital. “El colchón, los rieles de la cama, los orificios de los recipientes, las persianas, el techo, todo en la habitación fue positivo”.

Un estudio universitario de otro caso demostró que este hombre se había transmitido a través de “sondas de temperatura axilar reutilizables”, donde el germen persistía vivo.

¿Cuál es su origen?

Es un problema enorme”, dijo Matthew Fisher a New York Times, quien es profesor de epidemiología de hongos en el Imperial College de Londres y coautor de una reciente revisión científica sobre el aumento de hongos resistentes. “Dependemos de ser capaces de tratar a esos pacientes con antifúngicos”.

Primero se teorizó que la C. Auris se había difundido por el aire de un país a otro. sin embargo informes de CDC sobre el genoma, indican que los diferentes C Auris tienen diferentes orígenes.

La Dra. Johanna Rhodes, experta en enfermedades infecciosas en el Imperial College de Londres dijo a NY Times que la responsabilidad está en los nuevos antifungicidas de los cultivos.

Estamos impulsando esto con el uso de antifungicidas en los cultivos“, dijo la Dra. Rhodes, asegurando que contribuye en crear gérmenes resistentes a los medicamentos.

Los antimicóticos que están creando los agroquímicos para aplicar en las plantas agrícolas y evitar que se pudran, serían los responsables de esta resistencia según la especialista.  El Dr el medicina Jake Krushner responsabilizó a los monocultivos.

“Curiosamente, la Candida Auris multirresistente parece haber surgido como resultado de los pesticidas antifúngicos utilizados para la agricultura comercial. A medida que aplicamos más presión en el planeta de la era #anthropocene, podemos esperar que surjan más y más de estos gérmenes resistentes”, comentó el médico.

“Su episodio refuerza el peligro de los sistemas de monocultivos agrícolas hipereficaces masivos. Un vasto campo requerirá herramientas poderosas para alejar las plagas. Pero los pequeños cultivos recolectados en pastizales con animales rumiantes y bien rotados, podrían obviar este problema”.

“A medida que el problema crece, el público lo entiende poco, en parte porque la existencia misma de infecciones resistentes a menudo está oculta en secreto.Con bacterias y hongos por igual, los hospitales y los gobiernos locales se muestran reacios a divulgar los brotes por temor a ser vistos como centros de infección”, reporta New York Times.

El país ha tenido al menos 587 infecciones por Candida auris desde 2013 y el primer brote documentado en América fue en el año 2012 en Venezuela. Cinco de los 18 pacientes infectados murieron.

La Escuela de Medicina de la Universidad de Washington estimó la cifra de muertos en 162.000. Las muertes en todo el mundo por infecciones resistentes se estimaron en 700.000, entre ellos los hongos Candida Aurus.

Factores de mayor riesgo

Según un análisis publicado en febrero de 2019, aquí “no hay diferencias marcadas entre los factores de riesgo informados, asociados con C. auris y otras infecciones por Candidas de otras especies. La diferencia está en que son resistentes al tratamiento.

“Los principales factores de riesgo asociados a C. auris son la hospitalización prolongada, la cirugía abdominal, la diabetes mellitus, el ingreso en unidades de cuidados intensivos, la enfermedad subyacente grave y la inmunosupresión, neoplasia hematológica, tumores sólidos, trasplante de médula ósea, VIH), enfermedad renal crónica, uso de catéteres venosos y urinarios centrales, cirugía reciente, terapia con corticosteroides, nutrición parenteral, neutropenia, exposición previa a antibióticos de amplio espectro y terapia antifúngica”, dice el estudio.

Otros estudios sobre la Candida Auris ver aquí.

***

¿Sabías esto?

36 occidentales se reúnen en China para una foto grupal: en 20 segundos llega la policía

Se sentaron a meditar en la principal plaza de Beijing. Su mensaje simple sorprendió a todos y su presencia sin precedentes pronto se convirtió en una noticia internacional.

TE RECOMENDAMOS