Crecen los temores por la nueva ley que Beijing está por aprobar en Hong Kong

Por Jane Werrell
17 de Junio de 2020
Actualizado: 17 de Junio de 2020

Los legisladores de todo el mundo están expresando su temores ya que Beijing está listo para imponer una ley represiva en Hong Kong que podría ser aprobada antes de fin de mes.

El gobierno del Reino Unido instó repetidamente a China a no seguir con la ley.

“Esta no es una conclusión previsible, China puede dar un paso atrás desde la cornisa y la instamos a hacerlo”, dijo el secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, en una rueda de prensa diaria esta semana.

La legislación que se avecina penalizaría lo que Beijing considera como secesión, subversión e interferencia extranjera, y muchos temen que traiga la censura comunista a Hong Kong.

“Ningún país puede lidiar con esto solo”

Mientras Beijing flexiona sus músculos, hay una creciente presión sobre los gobiernos de todo el mundo para que actúen.

Este mes, legisladores de alto rango formaron una nueva alianza internacional multipartidaria para presionar por una postura más dura contra el régimen comunista chino.

La alianza ha crecido de 18 legisladores en ocho países cuando se lanzó el 5 de junio, a más de 100 de 13 países en menos de una semana. Los miembros van desde los republicanos del Congreso de Estados Unidos hasta los del Partido Verde, del Parlamento Europeo.

“Somos legisladores ante todo, en las democracias que creen en el concepto de los derechos humanos y el estado de derecho. Nos hemos reunido y hay más países que se nos unen todo el tiempo”, dijo a NTD el copresidente de la alianza en el Reino Unido, el exlíder del Partido Conservador, Iain Duncan Smith.

“Todo el mundo se siente un poco amenazado por la naturaleza de este gobierno chino, tanto en términos comerciales como, por supuesto, en términos estratégicos. Así que se están uniendo y tratando de decir a los gobiernos, en realidad es para que se unan, en el mundo libre. Ningún país puede hacer frente a esto solo”, añadió.

Una instalación artística puesta en la vigilia conmemorativa del primer aniversario de la muerte de Marco Ling-kit Leung, quien cayó tras colgar una pancarta en un andamio fuera de un centro comercial durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición el año pasado, en Hong Kong el 15 de junio de 2020. (Anthony Kwan/Getty Images)

Los legisladores de toda la esfera política comparten la preocupación por las libertades de los hongkoneses.

“La luz brillará un poco más en Hong Kong y dentro del Partido Laborista más gente se está interesando en esto y se está comprometiendo”, dijo el legislador laborista del Reino Unido, Geraint Davies, a NTD.

“Ahora está surgiendo una alianza interparlamentaria y varios tipos de cooperación”, añadió.

Algunos políticos dicen que pueden relacionarse con lo que los hongkoneses están enfrentando a nivel personal.

“Sé lo que es el comunismo, lo que se siente”, dijo el legislador conservador británico nacido en Polonia, Daniel Kawczynski. “Creo que con demasiada frecuencia hemos dejado de lado los brutales abusos de los derechos humanos de este régimen. Ya sea suprimiendo a la gente en Tíbet, ya sea suprimiendo los deseos democráticos del pueblo chino”.

“La línea del frente”

El primer ministro británico, Boris Johnson ofreció una vía para obtener la ciudadanía a unos 2.9 millones de hongkoneses en caso de que Beijing proceda con la nueva ley.

“Si China procede, esto entraría en conflicto directo con sus obligaciones en virtud de la declaración conjunta, un tratado jurídicamente vinculante registrado en las Naciones Unidas. Gran Bretaña no tendría más remedio que mantener nuestros profundos lazos de historia y amistad con el pueblo de Hong Kong”, escribió Johnson en el Times de Londres.

Los exsecretarios de relaciones exteriores pidieron a principios de este mes un grupo de contacto centrado en Hong Kong, similar al creado a principios de los 90 para la ex Yugoslavia.

“Hong Kong no es solo un importante centro financiero internacional, creo que realmente es la primera línea en la lucha entre la libertad, y el autoritarismo y la tiranía”, dijo Benedict Rogers, cofundador y presidente de Hong Kong Watch.

“Nosotros, el mundo libre, necesitamos decidir de qué lado estamos en esa lucha y asumiendo que estamos del lado de la libertad, entonces tenemos que despertar a la muy grave amenaza que el régimen comunista chino representa para Hong Kong”, añadió.

“Si tiene éxito en lo que está haciendo en Hong Kong, se convierte en una amenaza aún mayor para nuestras propias libertades y forma de vida. Por lo tanto, creo que es en interés de todos que nos enfrentemos a Beijing y hagamos todo lo posible para tratar de evitar que sigan por este camino”, dijo Rogers.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS