Criadora de caballos ayuda en el parto de hermoso potro, pero sin darse cuenta, inicia otro parto

Por Louise Bevan - La Gran Época
23 de Junio de 2019 Actualizado: 23 de Junio de 2019

El corazón de una criadora de caballos dio un vuelco cuando su yegua más preciada, Daisy, dio a luz a su primer potro sano. La criadora, Jenni Benson de Saratoga, es una apasionada de todo lo ecuestre y ha estado anticipando desde hace mucho tiempo la nueva llegada a la granja. Sin embargo, ella nunca podría haber anticipado el parto accidentado de Daisy.

En un conmovedor video publicado en YouTube, Jenni compartió el viaje de Daisy.

Daisy lo hizo siete días después de su fecha original de parto. Jenni y su compañero de trabajo Guy estaban cada vez más ansiosos y esperaban esa llamada tan importante para decir que Daisy estaba en trabajo de parto. En la víspera de ese séptimo día, llegó la llamada.

La persona de la vigilancia nocturna en la granja y en los establos llamó a Jenni y Guy para ayudaran con el parto de Daisy, y lo hicieron justo a tiempo. La pareja ayudó a nacer el impresionante potro palomino de Daisy, al que llamaron caprichosamente Don Quijote.

El potro era un poco pequeño; aunque Daisy era una yegua grande. Sin embargo, Jenni se sentó amorosamente con él mientras respiraba por primera vez y sabía que su equipo podía cuidarlo. Pronto alcanzaría toda su fuerza y tamaño. Pero de repente, los perros de Jenni comenzaron a ladrar, notando algo que el experto en caballos no había advertido. La criadora y su colega se adelantaron para asegurarse de que todo parecía normal, y al hacerlo se llevaron la sorpresa de sus vidas.


Jenni usó sus manos para examinar a Daisy y confirmar sus sospechas: sintió unas patas.

¡Daisy estaba en labor de parto otra vez! Pero no todo estaba bien; el potro estaba de nalgas. Estaba naciendo al revés, y Daisy necesitaba ayuda extra. La yegua se acostó para dar a luz a su segundo hijo, pero en ese momento, la escena se volvió caótica. Don Quijote comenzó a levantarse por primera vez, como suelen hacer estas increíbles criaturas a los 30 minutos de nacer. Pero distrajo a Daisy de concentrarse en su segundo potro.


Dos potros sanos en un parto es prácticamente inaudito en la cría de caballos. De hecho, “las estadísticas de tener gemelos sanos y con vida son minúsculas”, dijo Jenni. Ella sabía que el tiempo era esencial, pero con la colaboración del equipo y el inmenso esfuerzo de Daisy, Duet nació en perfecta salud. Ella también se puso de pie en cuestión de minutos, ¡aunque necesitaba un poco de ayuda para mantener el equilibrio! Jenni llamó a los dos nuevos potros “nuestro milagro”. Serán “parte de Saratoga para siempre”, compartió, añadiendo que ninguno de los dos potros se vendería jamás. “Ambas son almas pequeñas muy felices”, dijo, “nos han traído tanta alegría”.

Hoy, Jenni comparte el progreso de los “Gemelos Saratoga” en su página de Facebook en una impresionante biblioteca de fotos. Jenni describe con orgullo a los potros como “grandes, fuertes y sanos”, e incluso sube videos de los momentos trascendentales de los potros. Las imágenes de la primera salida de los gemelos con su madre en la granja, en particular, son testimonio de la gracia y la belleza del mundo natural. Incluso con sus jóvenes extremidades agitándose y su sentido de la dirección aún sin afinar, la primera incursión de los dos potros jóvenes en el mundo exterior es una verdadera alegría de contemplar.

Seguramente fue un nacimiento milagroso, que por mucho tiempo seguirá siendo una historia inspiradora.

Mira los videos a continuación:


Rescate de caballos atrapados en la nieve

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS