Crimen de la sustracción de órganos en China será un tema central del Día de los Derechos Humanos

Por Danella Pérez Schmieloz
07 de Diciembre de 2021 4:12 PM Actualizado: 09 de Diciembre de 2021 12:04 PM

Legisladores y expertos destacarán el asesinato a gran escala de prisioneros de conciencia por sus órganos en un próximo seminario web para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos.

El evento, que se celebrará virtualmente a las 10 de la mañana, hora del este, el 10 de diciembre, analizará cómo la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas “no ha protegido a la humanidad de este abominable crimen”, según la invitación al evento. Médicos contra la Sustracción Forzada de Órganos (DAFOH), un grupo de defensa con sede en Washington, organiza el seminario web.

El régimen chino lleva años cometiendo la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia, y a una escala considerable, concluyó el Tribunal de China —un tribunal popular independiente presidido por Sir Geoffrey Nice— en su sentencia final (pdf), publicada en 2019.

El informe del Tribunal de China afirmó que estaba “seguro” de que los órganos proceden de practicantes de Falun Gong encarcelados y que son “probablemente la fuente principal”. Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual que incluye ejercicios de meditación y enseñanzas morales basadas en tres principios fundamentales: verdad, benevolencia y tolerancia. Estos practicantes han sido brutalmente perseguidos por el régimen comunista chino desde 1999.

La invitación al seminario web afirma que, a medida que el mundo se acerca al 73º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se enfrenta “exactamente a lo que la Declaración pretendía evitar: la atroz matanza de practicantes de Falun Gong y otros prisioneros de conciencia en China por sus órganos”.

Las denuncias de que el Partido Comunista Chino (PCCh) mata a practicantes de Falun Gong para vender sus órganos para trasplantes surgieron por primera vez en 2006. Desde entonces, numerosas investigaciones han confirmado detalles espeluznantes de esta atrocidad.

La sustracción de órganos es extremadamente lucrativa para el PCCh. Durante una audiencia celebrada el 29 de noviembre ante la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, Nice afirmó que el régimen chino podía obtener hasta medio millón de dólares del cuerpo de cada víctima.

La campaña sistémica de represión del PCCh contra los practicantes de Falun Gong ha sido calificada por los expertos como un “genocidio frío”, debido a los esfuerzos graduales y persistentes del régimen para aniquilar al grupo religioso en las últimas dos décadas. Este término se utiliza en contraposición a un “genocidio caliente”, cuyo objetivo es eliminar a un grupo en un período corto.

“¿Cómo responder entonces a una violación tan atroz?”, se pregunta la invitación al evento.

Según el Dr. Torsten Trey, director ejecutivo de DAFOH, cuando se trata del PCCh, la respuesta está en no detenerse.

“Apaciguar a China con el silencio en los derechos humanos básicos, nunca ha generado ningún cambio”, dijo Trey a The Epoch Times. “En lugar de eso, el mundo tiene que unirse, estar decidido y exigir a China que detenga la sustracción forzada de órganos de practicantes de Falun Gong que aún están vivos”.

El seminario web mundial está actualmente abierto a la inscripción.

Entre los ponentes invitados se encuentran legisladores de todo el mundo, como el representante estadounidense Scott Perry (R-Pa.), el miembro del Parlamento canadiense Garnett Genuis y el Lord británico Philip Hunt. Estos dos últimos son partidarios de una legislación que haría ilegal que los ciudadanos canadienses y británicos, respectivamente, fueran receptores de órganos extraídos de prisioneros de conciencia chinos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.