Crisis de retraso en los tribunales estatales tardará años en resolverse: expertos

Por Cara Ding
02 de Noviembre de 2021 11:21 PM Actualizado: 02 de Noviembre de 2021 11:21 PM

Los tribunales estatales de todo el país han reabierto gradualmente para los procedimientos presenciales, aunque muchos aún no han alcanzado su capacidad operativa como antes de la pandemia.

Los abogados estatales apenas pueden manejar la creciente cantidad de casos nuevos, dejando un rastro de trabajo adicional todos los días, todo mientras intentan eliminar los enormes retrasos acumulados durante los meses de cierre de los tribunales durante la pandemia de la COVID-19. La tecnología y las audiencias remotas han ayudado a limitar el retraso, pero solo pueden llegar hasta cierto punto en un sistema de justicia penal en el que las funciones clave, como los juicios, todavía dependen de los procedimientos cara a cara.

El retraso es especialmente agudo en las oficinas que supervisan las grandes ciudades urbanas, muchas de las cuales también están plagadas de una creciente escasez de abogados estatales.

Es una crisis sin precedentes que no desaparecerá en años, según una docena de oficinas de abogados estatales y asociaciones de abogados estatales entrevistadas por The Epoch Times. Como resultado, la justicia se retrasa. En otros casos, la justicia se administra de manera expeditiva que a menudo es más favorable para los acusados.

En la Oficina del Fiscal de Distrito de Manhattan en Nueva York, el número de casos resueltos se redujo a la mitad a alrededor de 4.500 en 2020, dejando una acumulación de casos COVID-19 de miles de casos.

En 2021, la oficina resolvió 6400 casos de delitos graves para el 8 de octubre, y agregó más de 9000 durante el mismo período. Tony Jordan, presidente de la Asociación de Fiscales de Distrito de Nueva York, comparó los retrasos judiciales con el agua en una piscina.

“Llenas la piscina con una manguera y ahora la sacas con un balde. Va a llevar años”, dijo Jordan.

Un análisis de The Epoch Times de los datos de disposición de casos de otras grandes oficinas de abogados estatales reveló el mismo patrón.

En la Oficina del Fiscal del Condado de King, con sede en Seattle, había un promedio de 3300 casos pendientes en un momento dado antes de la pandemia. En octubre de 2021, ese número había aumentado a 5386.

El número de casos cerrados en 2021 por la oficina del fiscal de distrito de Filadelfia es de 16,600 (más del 30 por ciento por debajo del nivel en 2019 antes de la pandemia), mientras que se agregaron más de 19,000 casos nuevos durante el mismo lapso.

En la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Harris con sede en Houston, se llevaron a cabo 473 juicios con jurado en 2019, pero solo 69 en 2021.

David LaBahn, presidente de la Asociación de Abogados Fiscales, lo calificó como una crisis de carga de casos sin precedentes en todo el país que llevará años abordar.

En el pasado, el problema de la carga de casos se limitaba a ciertas oficinas, pero los cierres de los tribunales a consecuencia de la pandemia lo han convertido en un problema nacional, dijo LaBahn. Para encontrar un paralelo histórico, probablemente tendría que remontarse a los años noventa, cuando la epidemia de crack provocó un aumento histórico de delitos en todo el país, dijo.

Para agravar aún más la crisis del atraso, también existe una creciente escasez de abogados estatales en ciertas ciudades urbanas, dijo. Los abogados estatales jóvenes están dejando oficinas con gran cantidad de casos para ir a agencias suburbanas o federales, mientras que los guardias viejos se están jubilando con anticipación luego de trabajar en casa durante un año más o menos.

Además de eso, los nuevos solicitantes son más difíciles de encontrar. La oficina del fiscal de un estado solía tener 20 solicitantes para una vacante, ahora solo tienen uno o dos, dijo LaBahn.

Nelson O. Bunn Jr., director ejecutivo de la Asociación Nacional de Fiscales de Distrito, dijo que era difícil reclutar a los fiscales estatales incluso antes de la pandemia. Los bajos salarios iniciales, la gran cantidad de casos, y la presión mental después de haber estado expuesto repetidamente a crímenes horribles hacen que el trabajo sea menos deseable para los jóvenes talentos. La pandemia hizo que el trabajo fuera aún menos deseable.

Bunn dijo que un estado ha perdido 58 abogados estatales en los últimos 18 meses, y algunos abogados estatales están manejando de 300 a 400 casos a la vez.

“Es demasiado alto para que lo maneje una persona”, dijo Bunn a The Epoch Times. “Este no es un problema que se vaya a resolver de la noche a la mañana. Este es un desafío de varios años para abordar los atrasos y hacer que la fuerza laboral esté realmente a la altura de sus necesidades”.

En la Oficina del Fiscal del Estado para el Cuarto Circuito Judicial de Florida, con sede en Jacksonville, la tasa de rotación de los fiscales del estado fue del 4 por ciento en 2019. Ese número aumentó al 21 por ciento durante el primer trimestre de 2020, y fue del 12 por ciento durante el primer trimestre de 2021.

Pete Skandalakis, director ejecutivo del Consejo de Abogados de la Fiscalía de Georgia, dijo que hay una tasa de vacantes del 7 por ciento en las oficinas de los abogados estatales en Georgia, una de las tasas de vacantes más altas que haya visto el estado. Las oficinas están recibiendo muy pocos solicitantes calificados para esas vacantes, dijo.

Antes de la pandemia, el número promedio de jubilaciones anuales en Georgia era 18. En 2021, el número de jubilaciones es ahora de 34, según los datos proporcionados por el consejo. Las cifras de jubilación solo incluyen puestos pagados por el estado.

La pandemia eliminó tres cosas que hacen que la presión y los desafíos del trabajo valgan la pena, dijo el director ejecutivo del Consejo de Fiscales de Distrito de Colorado, Tom Raynes, a The Epoch Times en un correo electrónico.

Esas cosas son la capacidad de hacer juicios, los casos que se resuelven con buenos resultados en lugar de conformarse con resoluciones presionadas por la pandemia (sentimiento de hacer una diferencia en la comunidad y servir a las víctimas de delitos), y la camaradería de trabajar con un equipo.

Las resoluciones presionadas por la pandemia incluyen desestimar casos que los fiscales normalmente no habrían acordado o aceptar un acuerdo de culpabilidad favorable al acusado en un grado que los fiscales no habrían aceptado en condiciones normales, escribió a The Epoch Times.

Algunas organizaciones de activistas están presionando para que estas resoluciones presionadas por la pandemia vayan aún más lejos.

Por ejemplo, la Oficina del Fiscal del Estado del Condado de Cook con sede en Chicago dejó de acusar a las personas en casos no violentos de drogas y de bajo nivel durante la pandemia. El Chicago Appleseed Center for Fair Courts recomendó en un informe de junio que la oficina fuera más allá y desestimara todos los casos de delitos graves de bajo nivel en un esfuerzo por abordar el retraso.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles estableció un requisito de fianza de cero dólares para la mayoría de los delitos menores y delitos graves durante la pandemia, y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles recomendó que estas medidas sean permanentes en un informe de diciembre.

Las oficinas de los abogados estatales también están buscando fondos adicionales para contratar más abogados.

En julio, la Fiscalía del Condado de King recibió fondos para cubrir al menos 60 puestos. La Oficina del Fiscal de Distrito de Denver también recibió fondos del gobierno para contratar abogados adicionales para mantener la fuerza de personal autorizada, según la directora de comunicaciones Carolyn Tyler.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.