Crisis en la frontera de EE.UU y México podría incrementar nuevamente, dice agente de Patrulla Fronteriza

Por Pachi Valencia
31 de Octubre de 2019 Actualizado: 31 de Octubre de 2019

Un funcionario de alto rango de la Patrulla Fronteriza advirtió que la crisis en la frontera de Estados Unidos con México aún no ha terminado.

A pesar que los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CPB) anunciaron que los cruces fronterizos ilegales de septiembre disminuyeron significativamente desde el pico mensual en mayo, el agente fronterizo enfatizó que el número de migrantes que llega a la frontera sigue siendo alto.

“Es como la nueva norma. Estamos en riesgo en cualquier momento” si las recientes medidas son bloqueadas por la corte, dijo Brian Hastings, jefe de operaciones policiales de la Patrulla Fronteriza, a The Associated Press.

“Volveremos–no se olviden lo que digo–volveremos al nivel de crisis que teníamos antes”, advirtió Hastings.

La Patrulla Fronteriza detiene a inmigrantes ilegales que acababan de cruzar el Río Grande desde México cerca de McAllen, Texas, el 18 de abril de 2019. (Charlotte Cuthbertson/La Gran Época)

Hastings atribuye los recientes problemas al impeachment al presidente Donald Trump, y a que el tema de la inmigración quedó en un segundo plano.

Desde mayo, el número de detenciones ha disminuido constantemente cada mes, y septiembre marcó el número más bajo de acciones policiales (52.000) durante el año fiscal 2019.

Así mismo, durante el año fiscal 2019, casi 1 millón de inmigrantes ilegales o inadmisibles fueron detenidos por agentes fronterizos a lo largo de la frontera sur, según Mark Morgan, comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“Estos números son números que ningún sistema de inmigración en el mundo está diseñado para manejar, incluido el nuestro”, dijo Morgan durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el 8 de octubre.

El volumen alcanzó su punto máximo en mayo, con 144.000 personas cruzando ilegalmente o presentándose sin papeles legales en los puertos de entrada. El grupo más grande fue de 1036 centroamericanos que cruzaron ilegalmente a El Paso, Texas, el 29 de mayo.

Durante el apogeo de la crisis fronteriza, las estaciones de la Patrulla Fronteriza se vieron tan abrumadas que algunos sectores se vieron obligados a liberar a adultos con niños en tan solo unas pocas horas.

“Nuestras instalaciones de la Patrulla Fronteriza (…) no fueron diseñadas para albergar familias o niños. Fueron diseñados como estaciones de policía”, dijo Morgan. “A los cientos de miles de familias y niños se les dijo, se los capacitó y se les hizo creer que si llegabas a la frontera de los Estados Unidos con un niño, era tu pasaporte al interior de los Estados Unidos”, indicó Morgan.

El comisionado agregó que ahora se les otorgará un proceso legal y acelerado, pero “no serán liberados al interior de los Estados Unidos para que nunca más se sepa de ellos”.

Morgan atribuye la reducción dramática en los números al papel de México en detener el flujo en sus fronteras sur y norte, así como la política de “Permanecer en México” para los solicitantes de asilo, también conocido como el Protocolo de Protección al Migrante (MPP).

“El MPP permitió que los migrantes que cruzaran ilegalmente, o en los [puertos de entrada] sin documentos, fueran devueltos a México para esperar los procedimientos de inmigración expeditos en los Estados Unidos”, dijo Morgan.

Honduras también firma pacto con EE.UU.

Así mismo, el gobierno de Trump firmó un acuerdo con Honduras el 25 de septiembre para ayudar a frenar el flujo de migrantes de Centroamérica a Estados Unidos.

Este acuerdo permite a Estados Unidos enviar a Honduras a algunos solicitantes de asilo de terceros países.

Una declaración conjunta de Estados Unidos y Honduras dijo: “Los dos países colaborarán para aumentar las opciones de protección para las poblaciones vulnerables. Estados Unidos y Honduras trabajarán juntos para asegurar que estas poblaciones vulnerables no sean víctimas de los contrabandistas”.

Un acuerdo similar se firmó con El Salvador en septiembre y otros también se acordaron previamente con México y Guatemala.

Los acuerdos son parte de la estrategia de la administración Trump para prevenir la migración incontrolada a través de la frontera suroeste y para combatir las operaciones de contrabando de personas.

Trump dijo a los periodistas que los acuerdos, junto con medidas más estrictas de México tras las amenazas arancelarias, “marcarán una enorme diferencia en nuestra frontera sur”. En una reunión con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, al margen de la Asamblea

Charlotte Cuthbertson y Tom Ozimek contribuyeron con el informe.

A continuación

¿Que hay detrás del empuje para eliminar fronteras?

TE RECOMENDAMOS