Crisis venezolana incidiría negativamente en la esperanza de vida

13 de Julio de 2016 Actualizado: 14 de Julio de 2016

Venezuela enfrenta desde hace meses una grave crisis económica, con la inflación más alta del mundo, sueldos miserables y escasez de productos básicos.

Esta situación ha provocado que los venezolanos deban alterar su dieta… y comer lo que se consigue cuando se consigue.

El Observatorio Venezolano de Salud (OVS) alertó que la escasez de alimentos podría incidir negativamente en los pacientes con enfermedades crónicas en Venezuela, reseña NTN24.

“Esta generación de venezolanos que está pasando esta situación de escasez seguramente se va a enfermar más que sus generaciones anteriores y eso, en 30 o 40 años, va a afectar mucho la salud pública del país. Incluso se está viendo si podremos llegar a tener una generación que muera antes que los padres, producto de todo este desequilibrio en la salud del venezolano”, advirtió Pablo Hernández, nutricionista-dietista e investigador del OVS.

(Foto: RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)
(Foto: RONALDO SCHEMIDT/AFP/Getty Images)

Aseveró que la mala alimentación se ha agudizado en el país durante los últimos meses. “Si bien existen factores de riesgo que siempre han estado presentes en la sociedad venezolana, como el tabaquismo, el consumo de alcohol, la ausencia o poca práctica de actividad física, o la mala alimentación, los cuales predisponen a las personas a desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión arterial, obesidad, sobrepeso, algún tipo de cáncer o de enfermedad cardiovascular, ahora hay circunstancias que las pueden acelerar”.

De acuerdo al medio, apuntó que existe una asociación entre las dietas ricas en grasa con la posibilidad de desarrollar cáncer de páncreas, intestino, colon o de vías digestivas en general, y apuntó que el tabaco incide en el cáncer de pulmón, el alcohol en el cáncer de hígado; mientras que el alto consumo de derivados industriales de la carne en el cáncer de esófago, vías digestivas, mama y próstata.

“Las dietas basadas mayoritariamente en carbohidratos no ayudan al control del azúcar en sangre y eso no es bueno para las personas con diabetes. Actualmente vemos que el venezolano está consumiendo en altas cantidades el mango, la yuca y el plátano porque son los que se consiguen a precios más o menos razonables, pero son altos en azúcares y representan un gran aporte de carbohidratos para el cuerpo, que al no poder ser metabolizados tienden a incrementar el riesgo de sobrepeso, obesidad y diabetes”, advirtió.

Indicó que los vegetales y frutas podrían reducir el riesgo de sufrir estas enfermedades. “El consumo de frutas y vegetales disminuye de manera importante el riesgo de sufrir las enfermedades crónicas mencionadas, pero sabemos que actualmente es difícil. Sin embargo no son tan costosas como las proteínas y pueden servir para rendir la alimentación, para hacer preparaciones donde se incluyan vegetales y así, por ejemplo, puedas rendir la harina de maíz con zanahoria rallada, calabacín rallado, o se preparen vegetales salteados para ampliar el plato de comida”, concluyó.

Hernández alertó que los médicos están reportando más casos de diabetes tipo 2 en niños y jóvenes, cuando ésta era una enfermedad asociada a adultos mayores. Agregó que en la población joven también aumentaron los infartos y la hipertensión arterial.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS