Cristina Fernández llega al tribunal para declarar por presunta corrupción

Por EFE
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Diciembre de 2019

La exmandataria y vicepresidenta electa de Argentina, Cristina Fernández, llegó a los tribunales de Comodoro Py, en Buenos Aires, donde este lunes debe prestar declaración por el presunto direccionamiento de obra pública en la provincia de Santa Cruz (sur) en favor de empresas de Lázaro Báez.

La que fuera presidenta entre 2007 y 2015 llegó a las instalaciones judiciales alrededor de las 9.40 hora local (12.40 GMT), donde la recibió un nutrido grupo de seguidores y periodistas, mientras que otras asociaciones de gran calado como Abuelas de Plaza de Mayo llegaron con antelación para acompañar a Fernández en la sala donde se celebra el juicio por la conocida como “causa vialidad”.

A primera hora su abogado Carlos Berladi presentó un escrito ante la Justicia en el que solicitaba de nuevo que se televise la declaración de Fernández, una petición que ya presentó la semana pasada y que los magistrados del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 denegaron alegando que las partes del juicio que podían ser difundidas por los medios en vivo ya habían sido definidas.

“Debo destacar que la transmisión en vivo del acto en cuestión es la única alternativa que garantiza que la comunidad o al menos todos los que estén interesados puedan conocer lo que va sucediendo en la audiencia de juicio, en forma directa y en tiempo real”, afirma el texto presentado hoy por Beraldi.

Según la acusación, en los 12 años de mandatos de Néstor Kirchner y de su esposa, se adjudicaron a Báez más de 50 obras, el 80 % del total, muchas de las cuales quedaron inacabadas, tuvieron sobreprecios o eran innecesarias.

A su vez, en otras causas ya se investiga el posible retorno de esos supuestos millonarios sobreprecios al matrimonio presidencial a través del alquiler de propiedades inmobiliarias de los Kirchner al propio Báez, quien ya está en prisión por otras causas desde 2016.

En los seis meses que lleva el juicio en marcha, Fernández se ha ausentado de varias sesiones con permiso del tribunal, principalmente alegando que le coincidían con sus labores como senadora.

También en los últimos meses la exmandataria ha alternado sus actividades de campaña para las elecciones del 27 de octubre pasado, en las que venció junto a Alberto Fernández, con los viajes a Cuba para ver a su hija Florencia, quien recibe allí un tratamiento médico.

A continuación

A 30 años de la caída del muro de Berlín: el comunismo sigue con nosotros

TE RECOMENDAMOS