Abuelo quiere transferir 2,300 dólares, pero el cajero sospecha algo raro y lo salva de una estafa

Por La Gran Época
19 de Mayo de 2019 Actualizado: 02 de Junio de 2019

Un abuelo en Ohio fue a un Walmart local para hacer una transferencia de dinero, y le dijo a la cajera que era para un ser querido que lo necesitaba. Pero cuando escuchó toda la historia, pudo sentir que algo no bueno estaba sucediendo.

Al acercarse la Navidad de 2016, Cecil Rodgers, de Cincinnati, estaba deseando pasar la temporada festiva en casa con su familia, al igual que muchas otras familias.

Sin embargo, las cosas empeoraron (o eso creyó) cuando recibió una llamada de uno de sus nietos adultos.

“Una voz se acerca y dice: ‘Papaw, este es tu nieto mayor. Estoy en problemas”, recordó Cecil, sobre la conversación a WCPO. Le dijeron por teléfono que su nieto había sufrido un accidente automovilístico.

“Él dijo: ‘Golpeé el automóvil de una mujer y tiene siete meses de embarazo. Me acusaron de conducir en estado de ebriedad y estoy en la cárcel'”, parafraseó Cecil.

Imagen Ilustrativa. (blackstarvideo/Pixabay)

Luego, en el teléfono escuchó la voz de otro hombre, aparentemente el abogado del nieto, quien le dijo a Cecil que tenía que ir a una tienda Walmart para hacer una transferencia directa de tienda a tienda, y que necesitaba 2300 dólares para pagar la fianza de su nieto.

“Trataré de sacarlo para que pueda irse a casa”, le dijo el hombre a Cecil.

Al escuchar esto, Cecil fue a retirar 2000 dólares de su banco y se dirigió al Walmart local en Everdale.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Shutterstock/Ken Wolter)

En la tienda, Cecil entregó su dinero a Audrella Taylor, una de las cajeras de Walmart atendiendo en la caja registradora.

El abuelo le contó la historia a la cajera, y al escucharlo de inmediato le pareció que eso era muy sospechoso.

“Dijo algo acerca de que alguien estaba encerrado en la cárcel, recibió una llamada y necesitaba enviar 2000 dólares”, recordó la cajera Audrella.

Con 5 años trabajando en Walmart, Audrella sospechó que Cécil había sido contactado por un estafador.

“Dije, ‘Voy a cancelar la transferencia. No voy a dejar que envíes ese dinero. Creo que te están engañando”, contó Audrella.

Y luego le dijo a Cecil que regresara a casa y llamara a sus hijos para ver si su nieto realmente había tenido un accidente automovilístico. Y resultó que, de hecho, su nieto estaba en la universidad sano y salvo.

Cuando los estafadores se ponen en contacto con personas mayores, les ordenan que no le digan a sus familiares ni a los empleados de la tienda el motivo de la transferencia de dinero. Y fue exactamente porque Cecil le contó a Audrella, que ella sospechó  y se frustró la estafa.

“Debido a que su hija no había sido contactada todavía, sentí que si un hijo realmente lo necesitaba, la madre habría sido contactada primero antes que el abuelo”, explicó Audrella.

Cuando el gerente de la tienda, Dominic Gross, se enteró de las acciones de Audrella, la felicitó.

“Estamos muy contentos con Audrella y todos nuestros asociados de servicio al cliente que ayudan de esa manera”, dijo, y agregó que entrenarán a los cajeros para buscar señales de que una persona podría ser víctima de una estafa.

Cecil también agradeció a Audrella por su ayuda para conservar sus 2000 dólares. “No tengo mucho”, comentó.

Mira el video a continuación:

Para ver el siguiente video puedes activar los subtítulos en español en tu navegador, en la barra de abajo a la derecha (Configuración >>> Subtítulos >>> Inglés >>> Subtítulos >>> Traducir automáticamente >>> Español).


Un conductor ayuda a un anciano que se estaba congelando al lado de una carretera en Alaska

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS