Cuatro mujeres desarrollan cáncer de mama tras un transplante de un mismo donante

Tres de ellas murieron
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
19 de Septiembre de 2018 Actualizado: 20 de Septiembre de 2018

Cuatro pacientes europeas desarrollaron cáncer de mama después de recibir órganos del mismo donante, destacó un reciente estudio de la revista American Journal Transplation, y tres de ellas murieron.

Pese a lo impactante del caso, según el Dr. Frederike Bemelman profesor de nefrología en la Universidad de Amsterdam y autor del informe, este caso es “extremadamente raro”.   En el caso de cáncer de mama, su presencia en el momento de la donación “es una contraindicación absoluta para la donación debido al alto riesgo de transmisión”.

La donante fue una mujer de 53 años que murió en 2007 debido a un derrame cerebral, después de lo cual sus pulmones, riñones, corazón e hígado se pusieron a disposición de la donación.

El cuerpo de la mujer fue evaluado con una prueba física estándar de los senos y ultrasonidos del abdomen y el corazón. No se detectó el cáncer.

“El diagnóstico de cáncer de mama no estaba en el momento de la donación. Luego todos los destinatarios desarrollaron un tipo de cáncer de mama histológicamente similar dentro de los 16 meses a 6 años después del trasplante”.

Tres de las receptoras murieron después de que el cáncer se diseminó por el cuerpo.

La cuarta sobrevivió después que le extrajeron el riñón donado y le suspendieron los medicamentos inmunosupresores,usados en los transplantes para evitar el rechazo del nuevo órgano. Luego le aplicó la quimioterapia.

(Theo Heimann/Getty Images)

En su informe, Bemelman destacó que en este caso tan extraordinario se observan “las consecuencias, a menudo fatales del cáncer de mama derivado del donante”

Además “sugiere que la extirpación del órgano del donante y la restauración de la inmunidad pueden inducir la remisión completa”.

Esto pone en relevancia la importancia de la inmunidad natural para eliminar las células tumorales y evitar las metástasis.

“Siempre hay un pequeño riesgo” de que algo salga mal durante un procedimiento médico, declaró Bemelman a CNN. “Incluso si se somete a un procedimiento simple de vesícula biliar, también tiene una pequeña posibilidad de que algo le suceda durante el procedimiento.

(David McNew/Getty Images)

Donantes con cáncer

Aceptar órganos de donantes con antecedentes de cáncer es un tema de debate cada vez más frecuente.

En un estudio previo en que participó Bemelman, los investigadores analizaron una encuesta de 39.455 casos de donantes fallecidos entre 2000 y 2005. Entre ellos 868 tenía antecedentes de cáncer.

Se desconoce a cuántas personas se les transmitió cáncer, pero hasta el fin de la investigación sólo cuatro murieron.

“En este período de tiempo hubo 39 519 pacientes que murieron en espera de un donante de órganos”, dice el análisis.

Bemelman y su equipo propusieron usar los órganos de donantes con cáncer, al menos en los casos de urgencia, de vida o muerte.

“Si el riesgo de transmisión del cáncer se supera con creces, estos órganos podrían incluirse en el grupo de donantes o quizás podrían utilizarse en situaciones urgentes. Esto reduciría la duración de la lista de espera de los donantes y disminuiría el número de pacientes que mueren mientras esperan un órgano”, señala su investigación.

Los donantes con tumores cutáneos de bajo grado, carcinomas del cuello uterino y tumores primarios del sistema nervioso central, son algunos  que “pueden considerarse donantes potenciales para personas con peligro de muerte en espera de un órgano en la lista de transplantes.

“Recientemente, los centros de trasplante han recurrido a otros tipos de tumores malignos, incluidos el carcinoma de células renales de bajo grado, el cáncer de próstata, ureteral, endometrial y de mama, y ​​se han demostrado resultados favorables en dichas innovaciones”, advierte el reporte médico.

A continuación

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

El excirujano chino Enver Tohti dijo que fue convertido en un “robot” asesino mientras pensaba que estaba trabajando para “una gran causa”.

 

TE RECOMENDAMOS