Cuestionan cronología del COVID-19 de China luego que funcionario dijo que se vacunó en marzo de 2020

Por Jennifer Bateman
15 de Marzo de 2021
Actualizado: 15 de Marzo de 2021

La cronología del brote del COVID-19 publicada por el Partido Comunista Chino (PCCh) ha sido cuestionada por expertos luego de que un funcionario afirmó el 5 de marzo que muchos ejecutivos de su compañía tomaron una vacuna experimental contra el virus del PCCh en marzo de 2020.

Yu Qingming, secretario del partido y director ejecutivo de Sinopharm Group Co., Ltd. (Sinopharm) afirmó que los ejecutivos y altos líderes de China National Pharmaceutical Group (CNPG), la empresa matriz de Sinopharm, habían recibido las vacunas desarrolladas por el grupo ya en marzo de 2020.

Sinopharm es una empresa farmacéutica estatal china.

Yu también afirmó que el nivel de anticuerpos sigue siendo alto después de un año.

Su declaración es completamente incompatible con la propaganda anterior del PCCh sobre la fuente del virus y el desarrollo de las vacunas.

Según las declaraciones oficiales del PCCh, el virus del PCCh se descubrió por primera vez en diciembre de 2019 y la epidemia de Wuhan estalló a principios de enero de 2020. Los CDC chinos primero aislaron al virus de las muestras clínicas el 7 de enero de 2020 y el Centro de Investigación de Salud Pública de Shanghai solo publicó la secuencia completa del genoma del virus del PCCh cuatro días después, la más pronta del mundo.

Sinopharm tardó solo dos meses en extraer y cultivar virus vivos y desarrollar vacunas inactivadas eficientes y seguras según la línea de tiempo anterior y la declaración de Yu.

Un experto dijo que el escepticismo sobre la declaración de Yu podría deberse a dos razones. Una es que las vacunas que tomaron los ejecutivos del CNPG todavía están en prueba, la otra es que el PCCh encubrió la cronología real del brote del virus del PCCh.

¿Autoexperimentación antes de los ensayos clínicos?

Al parecer, los ejecutivos del CNPG también tomaron las vacunas justo después de los estudios en animales y antes de los ensayos clínicos en marzo de 2020, cuando la seguridad y eficacia de la vacuna aún eran inciertas, dijo Tang Jingyuan, comentarista de asuntos de China.

Varios informes de los medios parecen respaldar el análisis de Tang.

Liu Jingzhen, secretario del Comité del Partido y presidente de Sinopharm, también afirmó en un programa de entrevistas el 21 de julio del año pasado que él había recibido las vacunas experimentales. Según Liu, la vacuna Sinopharm entró en ensayos clínicos de Fase 1 y Fase 2 el 12 de marzo de 2020. En otras palabras, lo que recibió la administración de Sinopharm podría haber sido vacunas preclínicas que todavía estaban en la fase de experimentación con animales.

El 8 de agosto de 2020, Liu le dijo al Guangming Daily que desde el 16 de febrero de ese año, Sinopharm había realizado siete pruebas en animales de acuerdo con las prácticas internacionales y había realizado “pruebas en humanos a pequeña escala” antes de ingresar a los ensayos clínicos.

Cuando se le preguntó sobre sus condiciones tras recibir la inyección, Liu dijo que “no hubo reacción adversa”. Liu también se jactó del primer y segundo ensayo clínico nacional de la vacuna experimental Sinopharm en la CCTV, “No hubo ningún caso de efectos secundarios graves, y se puede decir que la efectividad es del 100 por ciento”.

¿Nueva prueba del encubrimiento de la pandemia por parte del PCCh?

La declaración de Yu y otros funcionarios del PCCh también revela otra posibilidad: el PCCh ha estado encubriendo la fecha del brote del virus del PCCh.

Esto parece confirmar el momento en que se sospechaba que el virus había causado la enfermedad, antes del primer brote publicitado de Wuhan.

Tang señaló que la vacunación de los funcionarios del PCCh hace un año coincidió con un informe sobre la fuente del virus publicado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Según este informe, muchos empleados del Instituto de Virología de Wuhan tenían síntomas similares a la enfermedad del virus del PCCh (COVID-19) ya en el otoño de 2019, antes del primer caso identificado del brote.

Es posible que la I+D de vacunas haya comenzado mucho antes de enero de 2020 cuando el PCCh reconoció oficialmente el brote de Wuhan, afirmó Tang.

Preocupaciones por la seguridad y la eficacia de las vacunas inactivadas de China

Lo que desarrolló el CNPG es un tipo de vacuna inactivada que se considera que puede desarrollarse más rápido y más fácilmente que las vacunas habituales que se utilizan en los países occidentales.

Las preocupaciones sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas de China surgieron después de la declaración de Yu.

Trabajadores de la salud protestan por recibir la vacuna de Sinovac en lugar de Pfizer-BioNTech en Manila, Filipinas, el 26 de febrero de 2021. (Ezra Acayan/Getty Images)

Entre las cuatro vacunas aprobadas para uso comercial condicional en China, con la excepción de la vacuna de vector de adenovirus para COVID-19 desarrollada conjuntamente por el equipo de Chen Wei con CanSino Biologics, las tres restantes son todas vacunas inactivadas, incluidas dos vacunas de Sinopharm y una de Sinovac Biotech.

Chen es un importante general y epidemiólogo de la Academia de Ciencias Médicas Militares del Ejército Popular de Liberación (PLA).

Mientras los funcionarios del PCCh se jactaban de la velocidad del desarrollo de las vacunas en China, Tang, quien tiene experiencia como profesional médico, se preocupó por el alto riesgo y la pérdida de inmunidad que podría resultar en la toma de vacunas inactivadas.

“Debido a su compleja composición, existe el riesgo de recuperación de la virulencia in vivo”, dijo.

Además, el virus del PCCh podría desencadenar un efecto de mejora dependiente de anticuerpos (ADE). Como resultado, no solo las personas vacunadas no estarán protegidas, sino que la afección podría agravarse.

Tang dijo que las vacunas inactivadas altamente específicas podrían perder su efectividad en virus que están en constante mutación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS