¡Cuidado con los efectos secundarios de los “quema grasa”!

22 de Marzo de 2016 Actualizado: 22 de Marzo de 2016

Algunas personas recurren a suplementos alimenticios o “quema grasa” con el objetivo de bajar de peso de manera rápida, lo que puede poner en “jaque” su salud.

Generalmente quienes consumen estos suplementos irrespetan las advertencias y desconocen que tienen otras sustancias adicionales a veces no indicadas en el envase.

Así lo advierte el doctor Cristian Moraga, experto antidopaje.

De acuerdo con Moraga, los consumidores los adquieren a la “libre”, ya sea por medio de sitios web o pastillas.

Según el médico, estos suplementos tienen componentes activos llamados anabólicos, anfetaminas y hormona tiroidea, los cuales pueden producir efectos secundarios importantes que pueden llegar a ser irreversibles.

Por esto, para su consumo se requiere de una supervisión por un profesional en salud.

¿Qué hacen estos componentes?

Las sustancias anabólicas son hormonas sintéticas liposolubles que se disuelven en grasas, que producen un aumento del volumen muscular.

Las anfetaminas son drogas sintéticas estimulantes del sistema nervioso central.

Mientras que, la hormona tiroidea incrementa la tasa metabólica basal aumentando el gasto calórico; es decir, contribuye con la pérdida de calorías.

“Los quemadores de grasa con anfetaminas pueden aumentar la presión arterial, la frecuencia cardiaca. La persona permanece con un nivel de alerta exacerbados, no duerme, y puede incluso llegar a experimentar estados de psicosis“, advirtió el Médico.

“Luego, aumenta el metabolismo, su corazón está trabajando más. Por ejemplo: este órgano funciona normalmente unas 60 pulsaciones en reposo, con una anfetamina puede llegar incluso hasta 120 latidos por minuto en reposo”, ejemplificó.

Además, la anfetamina inhibe el centro del apetito, quita el hambre, pero aumenta el metabolismo. Es por este motivo que la persona quema grasa rápidamente.

“La persona al disminuir lo que come y aumentar el metabolismo basal es como si se le diera un “golpe metabólico al cuerpo”. Por lo general al ver los resultados aumentan las dosis para acelerar la pérdida de peso, lo cual hace que haya efectos secundarios que potencialmente ponen en riesgo la salud. Y el riesgo es mayor si es asmático e hipertenso“, alertó.

De acuerdo con Moraga, el consumo de estos “quema grasas” no debe superar los 30 días y no descarta que en algunos pacientes pueda crear dependencia por no omitir esta recomendación.

Otra de las sustancias es la presencia de la hormona tiroidea que acelera el metabolismo algunas variables fisiológicas como la frecuencia cardíaca y actividad muscular.

Entonces, el cuerpo requiere de energía la toma de las grasas y empieza a perder peso de manera importante.

En el caso de las sustancias anabólicas cuyo uso es más frecuente en deportistas de alto rendimiento o personas que buscan un mejoramiento en su apariencia física aumentan la masa muscular.

Moraga describió otros efectos secundarios: caída de cabello, acné, pérdida de masa ósea, enfermedad cardiovascular.

“(…) de manera que es responsable de muchas enfermedades prematuras en deportistas cuya edad es menor a los 50 años. Además, abuso de estas sustancias puede llevar a la persona a sufrir una insuficiencia renal“, detalló Moraga.

El Médico aseguró que por el tema de consumo de “quema grasa”, ha tenido pacientes de apenas 23 años con esa patología.

El Doctor le advierte que no hay fórmulas mágicas para quemar la grasa y el consumidor debe estar mejor informado.

Además, si usted insiste en utilizar estos productos debe consultar con un profesional.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS