¡Cuidado! Si tu mascota golpea su cabeza contra la pared es posible que algo grave le esté sucediendo

Por La Gran Época
20 de Marzo de 2019 Actualizado: 20 de Marzo de 2019

Cuando tenemos mascotas amamos disfrutar de sus travesuras y de su interminable energía que nos divierte y alegra el corazón. Muchas veces tienen actitudes que parecen graciosas, pero en realidad es un llamado a que algo no está bien.

¡Cuidado! Si de repente ves que tu perro o gato tiene un comportamiento fuera de lo normal como golpearse la cabeza contra la pared o algún otro objeto, aunque parezca divertido no lo tomes a la ligera y presta mucha atención, es probable que algo sucede con tu querido amiguito,

Asegúrate de llevarlo al veterinario para descartar un daño en su sistema nervioso, porque esta condición, que puede afectar a perros o gatos de cualquier raza o rango de edad, necesita ser tratada adecuadamente.

Aunque no sea nada es mejor prevenir que lamentar, así que permite que el profesional haga una revisión, diagnóstico y el tratamiento necesario para el bien de tu amada mascota.

Existen varias razones por las que un perro o gato puede sentir las ganas de presionar o golpear su cabeza contra las paredes u otros objetos sin razón aparente, y dependiendo de la causa principal su comportamiento también varía, explica El Metro.

Por varias razones el daño al sistema nervioso puede ser causado por:

  1. Trastornos metabólicos como la hiponatremia, en los que hay demasiado o poco sodio en el plasma sanguíneo del cuerpo.
  2. También existe el riesgo de un tumor cerebral primario o secundario.
  3. Infección del sistema nervioso, como la rabia o una infección micótica.
  4. También podría ser un signo de traumatismo craneal, a causa de un fuerte impacto, por ejemplo, una caída.
  5. Envenenamiento tóxico por la exposición a toxinas como el plomo.
  6. La inflamación del cerebro a causa de una encefalitis.
  7. Por un accidente cerebrovascular, que sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene y no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir y causar un daño permanente.
  8. Un signo de enfermedad prosencefálica, en la cual las partes del cerebro anterior y del tálamo están afectadas. Hay cambios en el comportamiento aprendido (entrenado), convulsiones, reflejos dañados y problemas visuales.
Imagen ilustrativa. (Crédito: Gladskikh Tatiana/Shutterstock)

La presión en la cabeza es a menudo una indicación de una de las enfermedades mencionadas y no es un síntoma que deba ignorarse ni tratarse en casa.

Algunos de estos síntomas pueden conducir a lesiones como, llagas en las patas a causa de su ritmo compulsivo, o daños en la cara y la cabeza como resultado de presionar la cabeza contra una superficie durante largos períodos de tiempo.

Mira el video a continuación:

Así que si eres dueño de mascota, es tu responsabilidad amarlo y cuidarlo, realizando su chequeo médico regular para estar tranquilo que tu gran amigo incondicional se encuentre en un excelente estado de salud.

Descargo de responsabilidad: Este artículo es sólo para fines informativos y no es un sustituto del consejo médico profesional.

Este perrito gruñe pero al mismo tiempo le pone la otra patita para que le haga lo mismo

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS