Cultivar lo positivo

Una perspectiva optimista levanta el espíritu y ayuda a sanar el cuerpo
Por MARILYN MURRAY WILLISON
05 de Enero de 2021
Actualizado: 05 de Enero de 2021

Hace 65 años, el Dr. Norman Vincent Peale revolucionó el mundo editorial con su libro extremadamente popular “El Poder del Pensamiento Positivo”. Cincuenta y un años más tarde, el igualmente popular libro y video “El Secreto” propuso el mismo argumento: que centrarse en las cosas que queremos (es decir, ser positivos u optimistas) puede dar grandes frutos.

Algunas personas han interpretado esta actitud con el fin de obtener artículos materiales tangibles (una casa más grande, un auto nuevo, etc.) se abran camino si se centran en ese objeto el tiempo suficiente y con suficiente fuerza. Pero nuevos estudios indican que el principal beneficio de pensar positivamente tiene menos que ver con nuestros bienes y más con nuestro sistema inmunológico.

Judith T. Moskowitz, profesora de ciencias sociales médicas en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, ha sido elogiada como la patrona científica de la positividad. Ha ayudado a entrenar a pacientes que enfrentan una variedad de desafíos físicos para que se concentren en un conjunto de ocho habilidades para crear y mantener una emoción positiva. Años antes, ella y sus colegas de la Universidad de California-San Francisco descubrieron que el uso de estas habilidades ayudaba a los pacientes recién diagnosticados con VIH a combatir su infección de manera más eficaz.

Como la mayoría de nosotros sabemos, no es una tarea fácil mantener la calma, sentirse feliz y experimentar satisfacción mientras se está enfrentando a una crisis de salud. Pero Moskowitz y sus colegas animaron a sus pacientes, tanto en San Francisco como en Chicago, a estudiar y retener al menos tres de las siguientes ocho habilidades, y a practicar una o más todos los días.

  • Haga una lista de sus fortalezas personales y cómo las ha utilizado.
  • Practique la atención. Concéntrese en el aquí y ahora.
  • Reconozca y practique pequeños actos de bondad diariamente.
  • Comience un diario de agradecimiento.
  • Ponga una meta alcanzable y anote su progreso.
  • Escriba un pequeño estrés en su vida, y haga una lista de las formas de pensar en forma positiva.
  • Reconozca por lo menos un episodio o acontecimiento positivo cada día.
  • Disfrute de ese evento. Luego, regístrelo en su diario privado o cuéntele a alguien más sobre él.

Moskowitz se sintió satisfecho al descubrir que las personas con SIDA, diabetes tipo 2 y otras enfermedades crónicas parecían vivir más tiempo si manifestaban emociones positivas. Obviamente, el siguiente paso era ver cómo enseñar a otros habilidades que desencadenaran emociones positivas. Según Jane E. Brody del New York Times, Moskowitz no es el único médico que cree que la positividad tiene poderes curativos.

En Dallas, la Dra. Wendy Schlessel Harpham ha escrito varios libros diseñados para ayudar a las personas que están lidiando con el cáncer. Hace tres décadas, era una internista en ejercicio cuando le diagnosticaron un linfoma no Hodgkin, un cáncer del sistema inmunológico. Durante los siguientes 15 años, se enfrentó a ocho recaídas de su cáncer, pero ahora ha estado en fase de remisión durante más de una década. Harpham se asegura de hacer esto:

  • Hacer algo bueno por alguien más todos los días.
  • Llevar un diario de agradecimiento.
  • Rodearse de personas que la apoyen y le levanten el ánimo.
  • Ver películas divertidas, inspiradoras o que eleven el ánimo.

En uno de sus libros, “Felicidad en una tormenta: Enfrentando la enfermedad y abrazando la vida como un sobreviviente saludable”, alienta a las personas que están lidiando con el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardíacas o cualquier otra enfermedad prolongada a hacer todo lo posible para superar su enfermedad y vivir la vida al máximo. Harpham nos abre los ojos a las oportunidades de ser felices en la vida a pesar de los problemas médicos, e incluso a causa de la enfermedad.

Becca Levy y Avni Bavishi, de la Escuela de Salud Pública de Yale, publicaron un estudio en el Journal of Gerontology que demostró los beneficios de una perspectiva optimista de la vida. Encontraron que una visión positiva del envejecimiento puede tener un impacto beneficioso tanto en los resultados de salud como en la longevidad. El resultado final es que ser positivo tiende a reducir la presión sanguínea, reducir los incidentes de enfermedades cardíacas, contribuir a un mejor control del peso y tener un efecto positivo en los niveles de azúcar en la sangre.

Incluso si usted tiende a ver pesimistamente el vaso medio vacío, no puedo evitar pensar que estos hallazgos son realmente un motivo para sonreír.

Marilyn Murray Willison ha tenido una carrera variada como autora de no ficción en seis ocasiones, es columnista, conferencista motivacional y periodista tanto en el Reino Unido como en EE. UU. Es la autora del blog La mujer con poder propio y de las galardonadas memorias “Una mujer, cuatro décadas, ocho deseos”. Puede contactarla en marilynwillison.com. Para saber más acerca de Marilyn y leer sus columnas anteriores, por favor visite la página web del Sindicato de Creadores en creators.com. Copyright 2020 Creators.com


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

Mire a continuación

Navegando por el mar de la vida con la brújula mágica de “Verdad, Benevolencia y Tolerancia”

TE RECOMENDAMOS