Cultura de la cancelación busca destruir valores tradicionales y encarcelar la mente, dicen cineastas

Por TOM OZIMEK Y JOSHUA PHILIPP
29 de Marzo de 2021
Actualizado: 29 de Marzo de 2021

Los cineastas Clarence Felder y Chris Weatherhead afirman que, a medida que la cultura de la cancelación amplía su alcance, no solo está teniendo un efecto escalofriante en las personas que trabajan en campos creativos, sino que busca encarcelar la mente de forma más general, en detrimento de la sociedad y la civilización.

“Creo que la idea es acabar con nuestra historia, con nuestras tradiciones, con nuestros valores, con todo, con la idea de tener ahí lo que sea que estén haciendo, lo cual es aterrador”, dijo Weatherhead sobre lo que  describió como una cultura cancelada fuera de control.

“Ya sea que se trate del teatro, o el cine, o la televisión, o el podcast, lo que importa es que sea una forma de comunicación”, dijo Weatherhead al programa Crossroads de The Epoch Times.

Los cineastas hablaron de los puntos de vista contrapuestos en torno a la creatividad, con un bando que aboga por una mayor libertad para introducir ideas, de modo que estas puedan ser desafiadas abiertamente, debatidas y potencialmente relegadas al basurero de la historia, y el segundo, que busca controlar cada vez más los límites del diálogo aceptable, silenciando las opiniones disidentes y restringiendo la libertad artística y creativa.

Felder dijo que una función esencial de las historias es informar a la gente de las consecuencias de las decisiones y acciones, sin tener que experimentarlas directamente.

“El poder de las historias es significativo, no solo para la civilización occidental, sino para todas las civilizaciones”, dijo, y señaló que las historias son una forma de transmitir mensajes y valores clave a las generaciones siguientes, que finalmente “empiezan a actuar y a tomar decisiones” para asegurar su supervivencia y prosperidad.

“La idea es ayudar a cambiar la vida de alguien, ayudarle a tomar una mejor decisión, lo que yo hacía en las prisiones”, dijo Weatherhead, señalando que pasó unos ocho años en el sistema penitenciario de California ayudando a los reclusos a rehabilitarse.

“Algunas de esas personas que estaban en prisión eran más libres, porque ellas se habían dado cuenta de eso”, añadió. “Habían resuelto su vida e iban a tomar buenas decisiones cuando salieran”.

“Entonces yo volvía a [Los Ángeles] y estaba en compañía de gente que estaba presa por el dinero, las drogas, el sexo, el poder, lo que fuera, y sentía que Dios me había dado la capacidad de ver que es muy triste que la gente pueda pasar toda su vida en prisión, siendo que ellos no estaban entre las rejas”, añadió Weatherhead.

Ella afirmó que la cultura de la cancelación estaba atacando la libertad de los que son creativos para contar historias a su manera, socavando así su capacidad de utilizar la narrativa como herramienta para educar, inspirar y guiar.

“Es devastador”, dijo a continuación. “Yo digo no a la censura”.

“Hay cosas que me encantaría destruir por completo, pero no creo en la censura de ningún tipo. Las sociedades libres no toleran la censura, de plano”, dijo.

La entrevista con Felder y Weatherhead, quienes compartieron numerosos proyectos a lo largo de los años, ocurre en un momento en que la cultura de la cancelación amplió sus objetivos para incluir a personajes de dibujos animados como Speedy Gonzales y autores infantiles como el Dr. Seuss.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM
Sigue a Joshua en Twitter: @JoshJPhilipp


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS