Curvas del COVID-19 en Suecia siguen cayendo pese a que nunca decretaron cierres

Por Tom Ozimek
03 de Agosto de 2020
Actualizado: 03 de Agosto de 2020

Suecia, país que nunca entró en un bloqueo total por el COVID-19, sigue informando de una disminución de las nuevas infecciones y muertes, mientras que otras naciones europeas que sí impusieron restricciones a gran escala están mostrando un aumento de casos y, en algunos de ellos, un aumento de muertes.

Las tasas de mortalidad e infección diarias de Suecia por COVID-19 han ido disminuyendo gradualmente desde sus respectivos máximos de abril y junio. Los nuevos casos diarios fueron disminuyendo desde un máximo promedio móvil de siete días con 1134 registros el 24 de junio, hasta 228 el 2 de agosto, según el último recuento de Worldometers; mientras que las muertes diarias disminuyeron desde un máximo promedio de siete días con 99 registros el 16 de abril, a un rango entre 1 y 2 muertes diarias desde el 28 de julio.

A diferencia de la mayor parte de Europa, las autoridades suecas optaron por renunciar a un cierre estricto y mantuvieron abiertas la mayoría de las escuelas y negocios durante el brote epidémico de COVID-19. La semana pasada, el gobierno anunció que dejaría de aconsejar sobre viajes innecesarios a Noruega, Dinamarca, Suiza y la República Checa.

Viajeros sin mascarillas son fotografiados a bordo de un barco en Estocolmo el 27 de julio de 2020, durante la pandemia de coronavirus / COVID-19. ( JONATHAN NACKSTRAND/AFP vía Getty Images)

Sus países vecinos, Dinamarca y Noruega, cuyos gobiernos adoptaron un enfoque más estricto en cuanto a los cierres, ambos están viendo repuntes en sus curvas de nuevos casos diarios. Dinamarca, que logró el 14 de julio un mínimo diario de 14 nuevas infecciones, en base a un promedio móvil de siete días, ha visto un aumento constante hasta tener 50 nuevos casos diarios el 2 de agosto. Noruega, que el 22 de julio logró un mínimo de 7 nuevos casos diarios de COVID-19, según un promedio de siete días, ha subido desde entonces hasta registrar 21 nuevas infecciones diarias a partir del 2 de agosto.

Las muertes diarias en Noruega han fluctuado entre 0 y 1 desde el 21 de mayo, mientras que las muertes diarias en Dinamarca han estado en ese rango desde el 14 de junio.

Dos países de Europa que están viendo los mayores aumentos en la nueva curva de infección diaria son España y el Reino Unido. España, aplanó su curva desde un máximo de 7800 nuevos casos diarios el 1 de abril hasta 279, el 10 de junio, según un promedio de siete días. Después el país ha registrado un aumento de infecciones hasta alcanzar los 2300 nuevos casos diarios el 31 de julio, para luego disminuir a 1694 el 2 de agosto. Sin embargo, las muertes diarias en España pese a ello se han mantenido estables entre 1 y 2 muertes desde el 14 de julio, según un promedio de siete días.

El Reino Unido, que tenía un promedio de siete días de 4999 nuevas infecciones diarias el 14 de abril, aplanó la curva bajando a 545 casos el 8 de julio y desde entonces ha aumentado gradualmente hasta 753 nuevas infecciones diarias. Las nuevas muertes diarias han fluctuado entre 64 y 65 desde el 27 de julio, disminuyendo constantemente desde su máximo de 943 fallecidos del 24 de abril.

Aún así, si se mira en números absolutos de muertes debidas a COVID-19, la cifra de 5743 muertes en Suecia, o 568 por millón de habitantes, superó la de sus vecinos nórdicos, Dinamarca y Noruega, pero sigue siendo inferior a la de algunos países europeos que sí decretaron cierres, como el Reino Unido y España.

Un hombre con una mascarilla protectora camina junto a los viajeros mientras hacen cola para abordar un bote en Stranvagen en Estocolmo el 27 de julio de 2020, durante la pandemia de coronavirus / COVID-19. (JONATHAN NACKSTRAND / AFP a través de Getty Images)

En tanto, se espera que los datos que se darán a conocer este miércoles confirmen cómo la decisión de Suecia, de no someter al país a un bloqueo total, ha suavizado el golpe de la pandemia en su economía.

Las autoridades suecas publicarán el miércoles una estimación del Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, y los economistas encuestados por Bloomberg prevén que esa cifra se sitúe en un -7 por ciento. Si las estimaciones sobre la cifra del PIB anual ajustado estacionalmente se mantienen, esto hará que el segundo trimestre sea el peor de Suecia desde que se iniciaron los registros en 1960. En comparación, la economía sueca sufrió su peor contracción en el segundo trimestre de 1980, cuando el PIB se hundió en un 4,8 por ciento. Aún así, una caída del 7 por ciento sería mucho menor que la de la zona euro de 19 miembros, que se hundió en un 12,1 por ciento en el segundo trimestre (pdf).

“Aunque Suecia no ha sido inmune a COVID, a pesar de su ligero bloqueo, esperamos que este año sea el mejor de un grupo muy malo”, dice un informe reciente de los analistas británicos Capital Economics.

Según el informe, una posible razón por la que la economía sueca ha capeado las consecuencias de la pandemia mejor que otros países de la eurozona es que ha mantenido abiertas sus escuelas primarias, permitiendo a los padres seguir trabajando en lugar de tomarse tiempo libre para quedarse en casa con los niños.

Lars Calmfors, profesor emérito de economía internacional de la Universidad de Estocolmo, fue citado en el informe diciendo que si una segunda ola de COVID-19 golpea a Suecia en otoño, esta podría frenar la recuperación económica.

“Todo dependerá de lo que ocurra durante el otoño: ¿Hemos reducido lo suficiente la propagación de la infección o aumentará de nuevo? Si aumenta, afectará a la economía”, dijo Calmfors.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS