Encuentra a un perrito atado a un árbol con sus juguetes y una nota que pide que “alguien lo ame”

30 de Julio de 2019 Actualizado: 05 de Agosto de 2019

Cuando una maestra de Maryland, en Estados Unidos, estaba paseando a sus perros una mañana de 2017, se topó con una sorprendente escena que no podía creer que fuese real: un perro atado a un árbol en el intenso frío de invierno. Solo había una nota en la hierba cerca del pobre animal.

Stephanie Dagenhart, una maestra de escuela pública de entonces 32 años, recuerda que miró a su alrededor en el parque Patterson para ver si el dueño del perro estaba cerca, pero solo notó las pertenencias del perro.

Viendo la caja del perro, comida y juguetes, así como una nota escrita por su antiguo dueño, Stephanie no podía negar la cruel realidad que no quería creer.

“Él es Duke; tiene su juguete favorito, su caja y su comida, y necesita un nuevo hogar y alguien que lo ame”, decía la nota.

“Me quedé aturdida. Literalmente miré hacia la izquierda, miré hacia la derecha, buscando a alguien que pudiera ser su dueño, no podía creer lo que mi cerebro me decía”, dijo Stephanie a TODAY.

Sabía que tenía que actuar rápidamente. Pero Duke era cauteloso y gruñó, y Stephanie no podía acercarse a él. Mientras agarraba a sus dos perros, Stephanie solo pudo llamar al 911 para pedir ayuda a distancia.

“Soy tan amante de los perros, que no me lo puedo imaginar. Tenía a mis dos perros conmigo cuando llegué al parque inmediatamente llamé al 911, y luego llamé a mi novio para que viniera a llevarse mis perros porque no quería dejar a Duke, pero no quería intentar acercarme a él con mis dos perros”, le dijo a Fox2Detroit.

Unos 50 minutos más tarde, un policía llegó a la escena, seguido por “Control de Animales” de la ciudad de Baltimore. Duke fue enviado a BARCS, un refugio de animales de Baltimore. Parecía bastante contento en el centro, y recibió mucha atención.

“Estoy segura que está confundido sobre su situación, es muy confiado y entusiasta de conocer gente nueva”, dijo la portavoz Bailey Deacon. “Su sonrisa es contagiosa y su cola siempre menea. Es el tipo de perro que cree que todo el mundo en la habitación o paseando está ahí especialmente para él”.

“Queremos recordarles a los dueños de mascotas que si alguna vez necesitan renunciar a su mascota, los refugios de admisión abierta como BARCS son un recurso comunitario. Damos la bienvenida a todos los animales a nuestro cuidado sin juicio”, agregó Deacon.

Duke pronto fue adoptado por el especialista del ejército de los EE.UU, Wallace White, quien no conocía la historia de Duke; solo lo adoptó por su personalidad. Wallace no puede estar puede estar más feliz con su nuevo amigo.

Esta perrita abandonada tenía una pierna quebrada, ¡mira cómo la rescatan! 💖

TE RECOMENDAMOS