Danza clásica china, el arte que nace del alma

Danza clásica china, el arte que nace del alma

(Cortesía: Shen Yun Performing Arts)

29 de Marzo de 2017

La danza clásica china es un tesoro de la humanidad que la compañía neoyorquina Shen Yun Performing Arts está tratando de preservar. Es un arte que requiere un riguroso entrenamiento sistemático.

Una de las características de la danza clásica china, que no se da en otras formas de danza como el ballet, se refiere al énfasis en el “porte” del bailarín.

El porte es una traducción aproximada de la palabra china yun, la misma que aparece en el nombre de la compañía Shen Yun. Es un término que se relaciona con el espíritu interior, característico del bailarín, así como al estado de ánimo, la respiración y la personalidad del artista.

De acuerdo a lo que reporta el sitio de Internet de Shen Yun, el porte  se transmite en la forma, y “probablemente es la parte más importante del entrenamiento”.

[insert page=’119810′ display=’template-relacionadas.php’]

Se describe como algo que se forma a nivel del ADN y  los huesos mismos del artista, y que incluye elementos culturales y étnicos; una combinación heredada a través de los últimos 5000 años de historia. El entrenamiento adecuado permitirá que este aspecto se refleje en la danza.

En la danza clásica china, la expresión se logra mediante la combinación de la forma de los movimientos, la técnica ejecutada por el bailarín, y el porte que refleja el mundo interior del personaje y del artista.

“Estos elementos básicos le otorgan a la danza clásica china una expresividad increíble y un vasto potencial creativo. Puede retratar hábilmente los movimientos de la vida diaria, así como expresar profundamente la transformación más interna del propio estado emocional”, destaca el equipo de Shen Yun.

[insert page=’danza-clasica-los-pies-como-medio-de-conexion-entre-cielo-y-tierra’ display=’template-relacionadas.php’]

En el caso de la compañía Shen Yun, los bailarines no solo se entrenan en la forma, la técnica y el porte, sino que a su vez estudian profundamente la cultura tradicional china, y aprenden a vivir de acuerdo a los principios morales y espirituales de esta antigua cultura en su vida cotidiana. Esto se revela en los resultados.

Para el primer bailarín Alvin Song, todo esto implica un régimen de entrenamiento riguroso por el cual vale la pena hacer el esfuerzo.

“Eso es lo que nos motiva a hacer todo lo posible todos los días, para así dar nuestro máximo en cada espectáculo. Creo que el esfuerzo bien vale la pena”, comentó Song.

alvin song, shen yun
Alvin Song, primer bailarín de Shen Yun Performing Arts. (Gentileza Shen Yun)

En la siguiente imagen, la primera bailarina Angelia Wang interpreta al personaje de la Dama de la Luna; la artista ha declarado que, gracias al entrenamiento logró finalmente a expresar todo lo que tenía en su interior.

La primera bailarina Angela Wang de Shen Yun Performing Arts. (Shen Yun en Facebook)
La primera bailarina Angelia Wang de Shen Yun Performing Arts. (Gentileza Shen Yun)

“Para mí, este es el personaje más memorable que representé porque finalmente logré convertirme en el personaje. Después de tanto trabajo duro, pude experimentarla dentro de mí. Con esta danza también aprendí una nueva forma de expresarme, de expresar mis emociones y sentimientos, y aprendí a conectarme con el público a un nuevo nivel”, dijo Angelia Wang.

Este entrenamiento tanto exterior como interior es sin duda un aspecto fundamental que hace la diferencia sobre el escenario. Para primera bailarina Chelsea Cai, esto incluye también el aspecto de la intención, y de los principios morales de cómo es concebido el arte:

chelsea cai, shen yun
Primera bailarina de Shen Yun, Chelsea Cai. (Gentileza Shen Yun)

Articulo editado por Alessandro Starnoni en la versión en italiano.