Danza folclórica destruida por los Jemeres Rojos renace en la nueva generación de Camboya

Por La Gran Época
04 de Enero de 2019 Actualizado: 04 de Enero de 2019

El antiguo arte de Lakhon Khol de Camboya, que fue destruido por los comunistas Jemeres Rojos, sobrevive por la labor de enseñanzas de los maestros empeñados en que la nueva generación mantenga viva esa tradición cultural.

En un pabellón especialmente construido en la provincia de Kandal, Camboya, los maestros de danza con sus máscaras interpretan el antiguo arte de Lakhon Khol.

Son los únicos cinco maestros de baile actualmente vivos en el país que están tratando de transmitir la cultura de la danza folclórica Khol a la generación más joven, después de que el género de baile fue casi completamente eliminado por el partido comunista de los Jemeres Rojos en la década de 1970.

Los maestros de danza pertenecen a la compañía ‘Lakhon Khol Wat Svay Andet’, única compañía de esa nación del sudeste asiático que fue añadida en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en la condición de que necesitan medidas urgentes de salvaguarda de la UNESCO.

El Lakon Khol de Camboya es una adaptación del Ramayana, el antiguo folclore de la India que se representó por primera vez en el siglo IX, como se deduce de las esculturas encontradas en los templos de Angkor.

La danza cuenta con un elenco masculino de bailarines formados en la danza clásica jemer de la corte, cuyas habilidades tradicionalmente se transmitían oralmente de padres a hijos.

Sin embargo, durante el gobierno de los Jemeres Rojos de 1975 a 1979, muchos artistas, músicos y cineastas fueron asesinados como parte de los casi 2,2 millones de personas que murieron en el genocidio.

Siete de las ocho compañías de Lakhon Khol que datan de siglos atrás, fueron disueltas durante ese régimen, siendo Wat Svay Andet la única que quedó.

Sun Rithy, de 48 años, entrenador y actor de Wat Svay Andet, ahora está luchando por transferir sus conocimientos a la próxima generación.

“Mis antepasados lo han preservado de sus antepasados y ahora, es mi época, en la que debo trabajar duro para entrenar a los estudiantes para que no se extinga”, dijo Rithy a Reuters.

Añadió que su abuelo y su padre eran artistas de Lakon Khol, y que el grupo tiene más de 20 miembros, entre artistas y jóvenes estudiantes con edades de entre 6 y 15 años.

“En la época de los Jemeres Rojos yo era joven, y ellos no enseñaban a la gente la danza. Por lo tanto, Lakhon Khol fue destruido”, se lamentó Rithy, quien comenzó a aprender el baile cuando tenía 14 años.

Él, junto a los otros cuatro maestros de danza, tienen la tarea crucial de entrenar a los jóvenes intérpretes durante 6 horas al día, 2 veces por semana, con la esperanza de que mantengan vivo el Lakhon Khol.

Pum Meta de 11 años, quien actualmente aprende la danza, explicó de manera sencilla cómo transcurren sus días de aprendizaje de la antigua danza: “Primero aprendo a doblar las manos y las piernas, luego aprendo el baile del ‘gigante’ (uno de los papeles) con un palo”.

El arduo trabajo de entrenadores y estudiantes ya tuvo sus frutos, y los bailarines entrenados se han ido a actuar a otras ciudades, incluida la capital a 15 km de distancia, en Phnom Penh. También han actuado más lejos, en lugares como Siem Reap.

Al mismo tiempo se crearon dos nuevas compañías de Lakhon Khol, una en Kampong Thom, y la otra en el Teatro Nacional.

La danza también se enseña en la Real Universidad de las Bellas Artes.

Foto de UNESCO/Ministerio de Cultura y Bellas Artes de Camboya
TE RECOMENDAMOS