De qué se trata el nuevo hallazgo de la NASA en Marte

22 de Enero de 2017 Actualizado: 22 de Enero de 2017

El Rover Curiosity de la NASA encontró recientemente su tercer meteorito desde su aterrizaje en agosto de 2012 en el planeta rojo, según Universe Today. El hallazgo sucedió el pasado 12 de enero en las laderas del Monte Sharp.

El objeto tiene un brillo gris y es metálico, al parecer, formado de hierro y níquel, informa la revista. Las imágenes del espécimen muestran que su superficie es ligeramente ondulada, con algunos hoyuelos que parecen ser regmagliptos, un tipo de marcas comunes en los meteoritos y que se asemejan a las huellas dactilares.

Al precipitarse a través de la atmósfera, algunos materiales más suaves son despojados de la superficie de la roca durante un breve pero intenso calor y presión; de esta manera se producen los regmaglyptos, explica Universe Today.

Resulta un poco desconcertante el que no se hayan encontrado grandes meteoritos de piedra en Marte . Los especialistas suponen que “tal vez simplemente se mezclan demasiado bien con todas las demás piedras que cubren el paisaje marciano o tal vez se erosionen más rápidamente en Marte que las variedades de metal”.

La textura lisa y brillante del nuevo meteorito indicaría una caída relativamente reciente si éste hubiera sido hallado en la Tierra, pero no sé sabe aún el tiempo que ha pasado en el planeta rojo, dadas las condiciones del viento y la temperatura que son muy diferentes a las de la Tierra, además de la falta de oxígeno y agua.

“Asumiendo que el examen de la roca demuestra una composición metálica, esta nueva roca sería la octava descubierta por las máquinas itinerantes”, asegura la publicación. Hasta ahora, todos han sido hierros a pesar de que al menos en la Tierra, los meteoritos de hierro son bastante raros.

Según la publicación, resulta un poco desconcertante el que no se hayan encontrado grandes meteoritos de piedra en Marte . Los especialistas suponen que “tal vez simplemente se mezclan demasiado bien con todas las demás piedras que cubren el paisaje marciano o tal vez se erosionen más rápidamente en Marte que las variedades de metal”.

Desde su aterrizaje en el cráter de Gale al llegar a Marte, Curiosity ha recorrido más de 9.3 millas (15 km), pasó el verano pasado en la Colina Murray y continúa subiendo secuencialmente a niveles más altos de la parte inferior del Monte Sharp para investigar un poco más acerca de las rocas.

TE RECOMENDAMOS