DEA publica nueva operación para detener distribución de metanfetamina en Estados Unidos

Por Débora Alatriste
24 de Febrero de 2020
Actualizado: 24 de Febrero de 2020

La DEA hizo pública su Operación Crystal Shield, que busca detener los “centros de transporte” de metanfetamina en Estados Unidos.

El administrador interino de la Agencia Antidrogas, Uttam Dhillon, anunció el pasado 20 de febrero que el programa tiene como objetivo dirigir recursos a los “centros de transporte” de metanfetamina para detener su posterior distribución.

Estos centros, de acuerdo con la Administración para el Control de Drogas, son zonas en las que la metanfetamina se suele traficar a granel y luego se distribuye por todo el país.

La metanfetamina está disponible en todo Estados Unidos, señala la Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2019, con la mayor disponibilidad en las regiones del oeste y del medio oeste del país, así como una fuerte presencia en el sureste. Sin embargo, en los últimos años, se ha hecho más frecuente en zonas que históricamente no habían sido grandes mercados, particularmente en el noreste.

La DEA ha identificado ocho grandes centros de transporte de metanfetamina donde se concentrarán los esfuerzos de la operación: Atlanta, Dallas, El Paso, Houston, Los Ángeles, Nueva Orleans, Phoenix y St. Louis.

Las divisiones de campo en estos estados, juntas representan más del 75 por ciento de la metanfetamina incautada en el país en 2019.

La Operación Crystal Shield apunta a las principales redes de narcotráfico, incluyendo a los carteles mexicanos responsables principales de la droga traficada hacia y dentro de Estados Unidos.

“Los TCO mexicanos siguen siendo los principales productores y proveedores de metanfetamina de bajo costo, alta pureza y alta potencia” en el país, señala el informe de evaluación de la agencia.

Desde el año fiscal 2017 hasta el año fiscal 2019, las incautaciones domésticas de metanfetamina de la DEA aumentaron un 127 por ciento de 49,507 libras a 112,146 libras. Durante el mismo período, el número de arrestos de la DEA relacionados con la metanfetamina aumentó casi un veinte por ciento.

“Durante décadas, la metanfetamina ha sido una de las principales causas de violencia y adicción, una amenaza de drogas que nunca ha desaparecido. Con un aumento del 22 por ciento en las muertes relacionadas con la metanfetamina, ahora es el momento de actuar y la DEA está liderando el camino con una oleada de esfuerzos y recursos de interceptación, dirigidos a los centros de transporte regionales a lo largo de los Estados Unidos. Al reducir el suministro de metanfetamina reducimos la violencia, la adicción y la muerte que se propaga”, dijo el administrador interino de la Agencia Antidrogas, Uttam Dhillon.

Las muertes por metanfetaminas se incluyen en la categoría de los CDC como “psicoestimulantes con potencial de abuso”. Según los CDC, en 2017 se produjeron 10,333 muertes por intoxicación por drogas psicoestimulantes en Estados Unidos, lo que representa un aumento del 37% con respecto a 2016, y un aumento del 543% desde 2005.

Casi toda la metanfetamina en Estados Unidos llega a través de los principales puertos de entrada a lo largo de la frontera sudoeste.

La DEA señala que las incautaciones clandestinas de laboratorios de metanfetamina se encuentran en el nivel más bajo de los últimos 15 años debido a la Ley de lucha contra la epidemia de metanfetamina de 2005 que impuso restricciones a ingredientes clave.

Las regiones del suroeste y sudeste de la país debido a la proximidad con la frontera sur y al uso del sistema de carreteras interestatales, mantienen una fuerte presencia de la droga que es transportada por remolques de tractores y vehículos personales a los principales centros de transferencia en todo el país.

Descubra

El complot entre cárteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS