Debido al COVID-19, China cancela repentinamente vuelos y horarios de trenes en principales ciudades

Por Nicole Hao
08 de Marzo de 2020
Actualizado: 08 de Marzo de 2020

Dos ciudades importantes de la provincia de Guangdong cancelaron recientemente la mayoría de sus vuelos a Beijing, Shanghai y Hangzhou, lo que hizo que se especulara públicamente con que los cambios eran precauciones relacionadas con el nuevo brote de coronavirus.

También se cancelaron un gran número de rutas de trenes de pasajeros en las principales ciudades del país.

Las aerolíneas declararon “cuestiones de seguridad pública”, pero no dieron detalles. Los medios de comunicación estatales citaron al personal de Air China que dijo: “podría estar relacionado con el brote de coronavirus”.

En los últimos días, los medios de comunicación locales informaron de varios casos de nuevos pacientes con coronavirus que murieron en la provincia de Guangdong poco después de que se confirmara la presencia del virus.

Según los sitios web de rastreo de vuelos, casi todos los vuelos de Shenzhen y Guangzhou a Beijing, Shanghai y Hangzhou fueron cancelados después de las 5:15 p.m. hora local del 5 de marzo. Algunos de los vuelos a Tianjin, Nanjing, Shenyang y a otras importantes ciudades chinas también fueron cancelados. El 6 de marzo los vuelos se reanudaron pero se retrasaron.

En un popular sitio web chino de venta de billetes de ferrocarril, todos los trenes de pasajeros que salían de Hangzhou, Shanghai, BeijingChongqing, Chengdu (en la provincia de Sichuan), Zhongshan (en la provincia de Guangdong) y de muchas otras importantes ciudades chinas también dejaron de funcionar el 6 de marzo.

Las estaciones de ferrocarril de la ciudad de Guiyang de la provincia de Guizhou anunciaron que las cancelaciones se debían a “fuerza mayor”, sin más detalles.

El 5 de marzo, el periódico propiedad del gobierno de la ciudad de Hangzhou, Metro Express, dijo que recibió llamadas telefónicas de los lectores quejándose de que sus vuelos de Shenzhen a Hangzhou fueron cancelados. Hangzhou es la capital de la provincia de Zhejiang en el este de China, y está a unas 655 millas al norte de Shenzhen.

El Metro Express se enteró entonces de que los vuelos a Shenzhen fueron cancelados.

La publicación se puso en contacto con la aerolínea estatal Air China y se le dijo que los vuelos fueron cancelados debido a “cuestiones de seguridad pública”.

“Los problemas de seguridad pública son relativamente raros en las operaciones diarias de la aviación civil [en China]”, informó el Metro Express. “Cuando hay eventos o emergencias a gran escala que pueden afectar la seguridad de los vuelos, las aerolíneas cancelan los vuelos bajo la justificación de ‘cuestiones de seguridad pública'”, explicó.

El periódico habló entonces con un miembro del personal de Air China, quien dijo que “las cancelaciones de vuelos podrían estar relacionadas con el coronavirus”.

El Metro Express pronto borró su informe. Otros medios de comunicación chinos también borraron sus menciones al artículo original del Metro Express.

El comentarista de asuntos chinos Tang Jingyuan, con sede en Estados Unidos, dijo que tales cancelaciones a gran escala son raras y podrían insinuar una verdadera emergencia.

“Las autoridades de Beijing están tratando de convencer a los ciudadanos de que el brote de coronavirus se ha calmado y que la gente puede volver a trabajar. La cancelación de los vuelos aéreos puede crear una sensación de pánico. El gobierno no tomará este tipo de acción a menos que algo extremadamente urgente esté sucediendo”, dijo Tang en una entrevista.

Después de que se extendieran las vacaciones del Año Nuevo Lunar para evitar que la gente se reuniera y pudiera propagar el virus, el régimen chino solicitó a todas las empresas que reanudaran la producción el 10 de febrero. Con la creciente presión de las autoridades, más empresas han reanudado sus operaciones, aunque eso ha supuesto el riesgo de que los trabajadores se infecten.

En la provincia de Guangdong se informaron varios casos de este tipo.

El 4 de marzo, un trabajador se cayó repentinamente mientras estaba en un taller en Shenzhen. Sus compañeros de trabajo grabaron un video de lo que sucedió. Algunos personas infectadas con el coronavirus se han desplomado repentinamente y más tarde han muerto.

El 3 de marzo, se organizó un autobús para recoger a los trabajadores migrantes en la provincia de Hunan y devolverlos a su ciudad natal de Shantou en Guangdong. Cuando el autobús llegó a su destino, se descubrió que un trabajador había muerto en el autobús. Los que estaban sentados al lado del trabajador fallecido dijeron que éste tenía fiebre

Mientras tanto, un número cada vez mayor de ciudadanos de diferentes provincias compartieron videos de las redes sociales explicando que sus ciudades han comenzado una segunda ronda de medidas de cuarentena, con normas más estrictas.

Desde finales de enero, las ciudades chinas han iniciado aislamientos después de que el brote inicial en la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei) se tornara grave. Actualmente, en Hubei, la mayoría de los residentes tienen restricciones sobre cuándo pueden salir de sus casas.

Descubra

Coronavirus: Datos filtrados revelan que los infectados son 52 veces más que la cifra oficial

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS