Decenas de miles de franceses se manifiestan contra el pase sanitario

Por Noticia de agencia
14 de Agosto de 2021
Actualizado: 14 de Agosto de 2021

Decenas de miles de franceses han comenzado a manifestarse este sábado en varias ciudades del país para protestar contra el pase sanitario, que impide el acceso a lugares públicos para los no vacunados.

A pesar de que aún no había cifras disponibles, se estima que serán en torno a 250,000 los manifestantes en todas las marchas convocadas en Francia, las principales en la capital París, un número superior al del sábado pasado.

París, Marsella, Lyon, Nantes o Montpellier han sido algunas de las ciudades que han acogido protestas, días después de que haya entrado en vigor el llamado pase sanitario, un código que las autoridades francesas emiten digitalmente y que permite ir a los hospitales, cines, museos, trenes u otros espacios públicos.

Un manifestante sostiene una pancarta en la que se lee “¡Detengan el genocidio!” durante una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 y el uso obligatorio del pase sanitario para acceder a la mayoría de los espacios públicos, en Nantes, oeste de Francia, el 14 de agosto de 2021. (Sebastien Salom-Gomis/AFP vía Getty Images)

“Lucho contra esta especie de dictadura en la que se ha convertido Francia, el país de las libertades”, denunció en declaraciones a varios medios Carlo Alberto Bursa, un abogado de origen italiano que lideró una de las tres manifestaciones que se celebraron este sábado en París.

Manifestantes participan en una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 y el uso obligatorio de la tarjeta sanitaria en Metz (Francia) el 14 de agosto de 2021. (Jean-Christophe Verhaegen/AFP vía Getty Images)

Este código al que alude Bursa -validado por los jueces del Constitucional francés- se genera cuando una persona tiene la pauta de la vacuna completa, un test de antígenos o PCR negativo con 72 horas de validad o un certificación de cura de la covid-19.

Un manifestante sostiene una pancarta en la que se lee “¡No somos sujetos de pruebas! Libertad para rechazar la inyección experimental!”, durante una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 y el uso obligatorio de la tarjeta sanitaria para acceder a la mayoría de los espacios públicos, en Nantes, oeste de Francia, el 14 de agosto de 2021. (Sebastien Salom-Gomis/AFP vía Getty Images)
Manifestantes marchan durante una jornada nacional de protesta contra la vacunación obligatoria contra covid-19 y el uso obligatorio del pase sanitario para acceder a la mayoría de los espacios públicos, en Marsella, sur de Francia, el 14 de agosto de 2021. (Sylvain Thomas/AFP vía Getty Images)

Valérie, de 54 años, escogió esta movilización después de haber visto un vídeo por Internet precisamente de Bursa. La mujer trabaja en un centro sanitario de la zona de París, en la parte de la restauración.

“Me he vacunado a la fuerza por miedo a perder mi trabajo, creo que me han envenenado. Lo que me ha hecho venir hasta aquí ha sido que mi jefe me ha hecho firmar un papel que me habilita a controlar el pase sanitario de otros. Yo no soy policía, ni médico”, se desahogó ante EFE.

En la mayoría de protestas, en las que al menos hasta media tarde no se habían registrado problemas de orden público, se vieron muchas pancartas en favor de la libertad individual y contra el control sanitario de las autoridades. También se avistaron mensajes contra la tecnología “5G” o contra una eventual vacunación obligatoria contra la covid-19.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS