Defensa contra el terrorismo: el foco del nuevo decreto migratorio de Trump

06 de Marzo de 2017 Actualizado: 06 de Marzo de 2017

Este lunes, el presidente de EE. UU. firmó una versión revisada de la Orden Ejecutiva sobre migración que busca aclarar lo expresado en la anterior del 27 de enero, aunque sin renunciar a su objetivo de proteger a esa nación de las amenazas terroristas.

La nueva orden ha estado en proceso de redacción desde que un tribunal federal bloqueó el esfuerzo inicial de Trump, motivo por el cual la nueva versión excluyó claramente a los residentes permanentes legales, y dejó a Irak fuera de una lista de países cuyos residentes estarían sujetos a una prohibición temporal de viajar, y ya no bloquea indefinidamente a los refugiados sirios.

Departamento de Justicia

Durante su discurso ante el Congreso de la semana pasada, Trump mencionó los ataques terroristas a EE. UU.: Boston y San Bernardino, así como el ataque al Pentágono y al “Centro Mundial de Comercio”, y aseveró que de acuerdo a datos proporcionados por el Departamento de Justicia, la vasta mayoría de los individuos sentenciados por terrorismo y delitos relacionados, desde el ataque a las torres gemelas del 11 de septiembre, llegaron a EE. UU. desde el exterior.

En este contexto, la nueva Orden firmada por Trump, explica que el proceso de emisión de visas y el Programa de Admisión de Refugiados de Estados Unidos (USRAP) desempeñan un papel crucial en la detección de extranjeros que pueden cometer, ayudar o apoyar actos de terrorismo, y pueden además prevenir que esas personas entren al país.

Por lo tanto, la política de Estados Unidos es mejorar esos los protocolos y procedimientos de investigación y selección asociados con el proceso de emisión de visados y con el USRAP, y por ello Trump firmó la anterior orden, para implementar esa política.

Bomberos de Nueva York City caminando entre los restos del World Trade Center, con el esqueleto de las Torres Gemelas detrás. En la mañana del 11 de septiembre, dos aviones secuestrados se estrellaron en las Torres Gemelas en Manhattan, asesinando cerca de 3.000 personas (Photo by Neville Elder/CORBIS/Corbis via Getty Images)
Bomberos de Nueva York City caminando entre los restos del World Trade Center, con el esqueleto de las Torres Gemelas detrás. En la mañana del 11 de septiembre, dos aviones tripulados por terroristas se estrellaron en las Torres Gemelas en Manhattan, asesinando cerca de 3.000 personas (Photo by Neville Elder/CORBIS/Corbis via Getty Images)

Irán, Libia, Yemen, Siria, Somalia y Sudan

Según la nueva orden en los casos de Irán, Libia, Yemen, Siria, Somalia y Sudan, requieren de un escrutinio adicional por parte de EE. UU., porque las condiciones en estos países presentan mayores amenazas, y por ello la Orden suspende durante 90 días la entrada en Estados Unidos de los nacionales de esos seis países.

“Cada uno de estos países es un patrocinador estatal del terrorismo, ha estado significativamente comprometido por organizaciones terroristas, o tiene zonas de conflicto activas”.

La Orden, aclara que no se aplicará a los residentes permanentes en EE. UU.

Iraq

La Orden explica que en el caso de Iraq es diferente, pues existe una estrecha relación de cooperación entre Estados Unidos y el gobierno iraquí, una fuerte presencia diplomática y de fuerzas estadounidenses en ese país, además del compromiso de Iraq de combatir a ISIS.

Desde que se dictó la Orden Ejecutiva anterior, el Gobierno iraquí ha adoptado medidas para mejorar la documentación de los viajes, el intercambio de información y el retorno de los nacionales iraquíes sujetos a las órdenes definitivas de expulsión.

Según la nueva Orden, la solicitud de visa u otro beneficio de inmigración de un ciudadano iraquí, pasará por un examen exhaustivo, que incluirá la consideración de si el solicitante tiene conexiones con ISIS u otras organizaciones terroristas, u otra información relacionada sobre si el solicitante puede ser amenaza a la seguridad nacional o la seguridad pública de Estados Unidos.

“Nuestra obligación es servir, proteger y defender a los ciudadanos de Estados Unidos”, dijo Trump durante su discurso ante el Congreso la semana pasada.

Cuando el ataque terroristas del 11 de septiembre de 2001, las políticas del Departamento de Estado evitaron que los agentes consulares examinaran adecuadamente las solicitudes de visa de varios de los 19 ciudadanos extranjeros que asesinaron a cerca de 3,000 estadounidenses.

Luego el proceso de emisión de visas fue revisado y corregido para mejorar la detección de posibles terroristas de recibir visas, pero según el texto de la anterior orden ejecutiva de Trump, estas medidas no detuvieron los ataques efectuados por ciudadanos extranjeros que fueron admitidos en Estados Unidos.

[insert page=’estados-unidos-suspende-tramite-rapido-visas-trabajadores’ display=’template-relacionadas.php’]

Pentágono y Departamento de Estado

La retirada de Irak de la lista, responde a la solicitud del Pentágono y del Departamento de Estado, que urgieron a la Casa Blanca a reconsiderar el asunto dado el papel crucial de Irak en el combate contra el grupo ISIS”.

En este sentido, durante su discurso ante el Congreso Trump explicó que había ordenado al Departamento de Defensa elaborar un plan para demoler y destruir a ISIS, y que para realizarlo trabajarán con los aliados estadounidenses, incluyendo a los“amigos y aliados en el mundo musulmán”.

John Kelly
John Kelly, Jefe del Pentágono. (Foto: Joe Raedle/Getty Images)

Secretario de Estado, Procurador General, Secretario de Seguridad Nacional y Director de Inteligencia Nacional

La nueva Orden asimismo estipula que estas autoridades implementarán un programa para identificar a las personas que buscan ingresar a Estados Unidos de manera fraudulenta, y a quienes apoyan el terrorismo, el extremismo violento, o los actos de violencia contra cualquier grupo o clase de personas dentro de Estados Unidos, o que puedan presentan un riesgo de causar daño después de su entrada al país.

En cuanto al Programa de Admisión de Refugiados de los Estados Unidos para el año fiscal 2017, la nueva Orden establece que:

El Secretario de Estado suspenderá los viajes de refugiados y el Secretario de Seguridad Nacional suspenderá las decisiones sobre solicitudes de estatuto de refugiado, por 120 días, para revisar los procesos de aplicación y para determinar qué procedimientos adicionales deben ser utilizados para asegurar que los individuos que buscan ser admitidos como refugiados no suponen una amenaza para la seguridad y el bienestar de Estados Unidos. Luego de este tiempo se reanudaran los viajes de refugiados a EE. UU.

TE RECOMENDAMOS