Defensores dicen que las niñas son el principal objetivo del movimiento transgénero

Por Alice Giordano
15 de Abril de 2022 2:16 PM Actualizado: 15 de Abril de 2022 2:16 PM

Las niñas son el principal objetivo del movimiento transgénero nacional que se está llevando a cabo en las escuelas públicas de Estados Unidos, según afirman los defensores en contra de esta tendencia.

Las teorías sobre el motivo no escasean, siendo la más extendida la creencia de que la agenda LGBTQ está vendiendo a las niñas el poder de convertirse en un hombre dominante.

“Han sido condicionadas a considerarse inferiores a los chicos”, dijo Arthur Schaper, director de Mass Resistance, a The Epoch Times.

Mass Resistance es una organización nacional que se opone al transgenerismo de los menores.

Schaper dijo a The Epoch Times que las niñas son objetivos más fáciles porque pasan más tiempo en las redes sociales que los niños.

Nicole Solas, miembro del Foro de Mujeres Independientes y defensora de los padres a nivel nacional, dijo a The Epoch Times que compara el enfoque en las niñas por parte del movimiento transgénero con la anorexia como un trastorno que se da casi exclusivamente entre las niñas.

“Las niñas odian su cuerpo en la pubertad”, dijo Solas, “eso es algo que se sabe de ellas, así que son un blanco fácil para cualquiera que quiera manipularlas”.

Solas fue galardonada con el Premio a la Libertad del Instituto Goldwater en 2021 por su trabajo contra las agendas sociales en las escuelas públicas.

Vender el poder de transformarse a aquello a lo que temen —los chicos— cree, ha creado una epidemia de chicas adolescentes confundidas con los programas LGBTQ impulsados en las escuelas públicas que las empujan hacia lo que ella caracteriza como una agenda muy centrada en sí misma.

“Creo que la posición más amable que se puede adoptar al respecto es que hay personas que realmente creen que están ayudando a la gente que está sufriendo”, dijo Solas, “pero creo que lo inesperado ahí es que están interesados en tener más gente como ellos”.

“Cuando te centras en algo que realmente no es común, va a tener el efecto contrario”.

The Epoch Times se puso en contacto en repetidas ocasiones con varias organizaciones LGBTQ+ sobre el tema, como la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLADD); Padres, Familias y Amigos de Lesbianas y Gays (PFLAG); la Campaña de Derechos Humanos (HRC) y el Centro Nacional para la Transigualdad. Ninguno de ellos respondió.

En su página web, el Center for TransEquality tiene un “Centro de Acción Escolar” que incluye instrucciones sobre cómo poner en marcha y promover programas de transgenerismo en los colegios públicos para que los niños transgénero puedan desarrollar el respeto entre sus compañeros y no se sientan incómodos en su propio colegio.

La mayoría de las organizaciones LGBTQ+ también hacen hincapié en que los programas de transexualidad en la escuela salvan vidas debido al alto porcentaje de suicidios entre los jóvenes transexuales.

Según una encuesta sobre la salud mental de los jóvenes LGBTQ+ realizada en 2019 por el Proyecto Trevor, el 57% de los jóvenes transgénero y no binarios sometidos a terapia de conversión —terapia que intenta convertir a los homosexuales en heterosexuales— han intentado suicidarse.

Abigail Martinez dijo a The Epoch Times que su hija se suicidó porque la comunidad LGBTQ+ la empujaba a identificarse como un chico.

Su hija Yaeli caminó frente a un tren en 2019 después de que intentara abandonar los esfuerzos liderados por su escuela en California para convertirla en un chico.

Cuando Martinez se resistió a los esfuerzos de la escuela para ayudar a la transición de Yaeli a un chico, la escuela la denunció a los servicios de protección de la infancia y un juez del tribunal de familia dio la custodia temporal al estado, que comenzó a proporcionar a la adolescente inyecciones de testosterona. Al tener la custodia en el momento de su muerte, el Estado también se encargó de su obituario y puso su nombre como “Andrew” en la esquela.

“Todavía era niña, así que no sé por qué hicieron eso”, dijo Martinez. “Al parecer, no fue suficiente para quitarme a mi hija”.

Martinez, que desde entonces se ha convertido en una defensora nacional contra los programas de transgenerismo en la escuela, dijo a The Epoch Times que ella también ha visto como se centran principalmente en las niñas.

“Yaeli estaba deprimida, la escuela y estas personas lo vieron y se aprovecharon para fabricar más personas para su agenda”, dijo Martínez, que ahora está demandando a la escuela preparatoria de su hija.

Una revisión de las demandas presentadas por los padres y de los suicidios e intentos de suicidio publicados de niños en edad escolar que fueron objeto de esfuerzos de transexualidad en la escuela muestran de forma abrumadora que las niñas están en el centro de las controversias y tragedias.

Recientemente, la Heritage Foundation organizó una mesa redonda de padres que describían su conmoción al descubrir que sus hijos estaban siendo preparados en secreto por las autoridades escolares para identificarse con un nuevo género. Todos ellos eran padres de niñas.

Los padres de una niña de 12 años de Florida han demandado a su escuela después de que ésta intentara ahorcarse en dos ocasiones tras lo que, según alegan, fueron meses de reuniones secretas para intentar cambiar su identidad a la de un niño.

En noviembre, dos familias de Wisconsin interpusieron una demanda contra el mismo distrito escolar por cambiar los nombres de sus hijas, ambas de 12 años, a nombres de varón.

En otra demanda que afecta a una niña, la madre californiana Jessica Konen alegó que los profesores de la escuela de su hija de 11 años aplicaron tácticas de lavado de cerebro depredadoras en sus intentos de coaccionar a la preadolescente para que se identificara como un niño.

Konen interpuso la demanda después de obtener una grabación de audio de una conferencia de la Asociación de Profesores de California dedicada al tema LGBTQ en la que se oye a dos maestras hablar de sus métodos para dirigir el club sin que los padres se enteren.

Y en uno de los casos más recientes, una madre de Manchester, New Hampshire, presentó una demanda el mes pasado contra la escuela secundaria de su hija después de enterarse de que la llamaban en secreto con nombre de chico y utilizaban pronombres masculinos para referirse a ella en virtud de una nueva política de género.

Schaper cree que las escuelas están sacando provecho de las niñas que son “marimachos”, algo que, según él, nunca se había sexualizado hasta lo que llama el “culto transgénero”.

Están trabajando para convencer a las niñas de que porque no les gusta vestirse con vestidos o les gustan las “cosas de chicas”, deben ser homosexuales.

“Debido a que las niñas pueden salirse con la suya vistiéndose con ropa de niño, para empezar, los adultos corruptos y pervertidos del sistema escolar público son capaces de empujarlas de manera encubierta más sutil y más fácilmente a esta locura del transgenerismo”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.