Dejan a un perro por “feo” al ser picado por 1000 abejas, pero una mujer lo transforma por completo

Por Louise Bevan - La Gran Época
21 de Junio de 2019 Actualizado: 21 de Junio de 2019

La familia de un pitbull sordo agregó un insulto a las lesiones que ponían en peligro la vida del perro, después de haber sido picado por abejas más de 1.000 veces y lo abandonaron en un refugio.

El perro llegó en un estado lamentable, con ampollas que cubrían todo su cuerpo y una condición secundaria de piel no tratada, sarna sarcópica. El refugio no podía tratarlo o cubrir sus necesidades médicas, por lo que se programó la eutanasia del perro.

Eso fue hasta que encontró a Carri Shipaila.

Carri dirige el centro de rescate, LuvnPupz, en Greater Grand Rapids, Michigan. Ella fundó el refugio después de perder a uno de sus perros rescatados a una edad temprana debido al cáncer. Después de recibir la llamada sobre el cachorro picado por abejas, Carri se subió a su coche y condujo durante más de una hora para recogerlo.


“Una clínica de emergencia veterinaria me llamó”, dijo Carri a The Mirror, “dándose cuenta de que el perro tendría que ser sacrificado, ya que no podían tratar a un perro en su condición.

Sin mencionar, continuó, que mantenerlo con vida lo expondría a muchas enfermedades causadas por su condición”.


“Cuando lo vi,” ella comentó, “Sabía que, él nos necesitaba sin importar los costos.”

Carri apodó al pobre perro “Aguijón”, un apodo optimista de su habilidad para vencer su condición. “Es sordo”, bromeó Carri con cariño, “así que honestamente no creo que le importe que así es como lo llamé”.

El refugio me obligó a quedarme a Aguijón durante 30 días”, explicó, “para que el dueño tuviera la oportunidad de reclamarlo”.

Sin embargo, lamentablemente, la familia de Aguijón no se presentó. Él fue tratado por sus picaduras de abeja, una reacción alérgica que había estado experimentando a una medicación anterior y su dolorosa sarna sarcópica.

Pero como resultado de sus numerosas aflicciones sin tratar, terminó con una enfermedad autoinmune llamada pénfigo. “El tratamiento [es] de por vida y costoso”, aseguró Carri.

Evidentemente, Carri hizo en algo, cuando nombró al resistente cachorro, porque hoy en día, apenas se le reconoce. Sus ampollas de picadura de abeja se curaron, su sarna se eliminó y su hermoso, suave pelaje blanco creció. También le encanta el sofá, la hora del balcón y la vida al aire libre.

Simplemente mira las conmovedoras fotos de LuvnPupz

“Él es la síntesis de la raza”, señaló Carri. “Es un pitbull increíble, cariñoso, dulce y divertido sin una pizca de maldad en su cuerpo.” Lamentablemente, Aguijón nunca podrá ser adoptado debido a sus continuas necesidades de atención médica, pero LuvnPupz, le proporcionó un hogar para toda la vida.

Él ahora tiene 3 años, escapó de un enjambre de abejas, sufrió heridas que amenazaron su vida y evitó por poco ser abandonado para siempre en un refugio que simplemente no podía satisfacer sus necesidades. Pero el cachorro curado y guapo logró otra vida gracias al amor y la dedicación de un equipo de personas que se negaron a darle la espalda.

“Tenemos cero empleados pagados”, compartió Carri, LuvnPupz es un proyecto apasionante. “Todos somos voluntarios que tenemos trabajos en el mundo real”, continuó la gran rescatista de perros. “Derramamos nuestros corazones y almas en el rescate”.

Aguijón es una historia de éxito y un recordatorio desgarrador de que nuestras mascotas nos necesitan, especialmente cuando son las más vulnerables.

Travesuras de un perro salchicha

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS