Dejemos que Elon Musk muestre el camino para América, no los alborotadores

Por Roger Simon
31 de Mayo de 2020
Actualizado: 31 de Mayo de 2020

Comentario

¿Hay una mejor cita para Estados Unidos hoy que la siguiente frase escrita por Oscar Wilde?: “Todos estamos en la cuneta, pero algunos de nosotros estamos mirando a las estrellas”

Todos tenemos esa opción, y va más allá de la habitual ironía que se vivió el mismo fin de semana, cuando por un lado en nuestro país se generaban protestas y amotinamientos por el aborrecible asesinato de George Floyd y por el otro lado habíamos regresado al espacio gracias a Elon Musk, el empresario por excelencia de nuestro tiempo.

Aún más, todo esto está sucediendo en el momento en que nuestros ciudadanos apenas comienzan a salir desde sus refugios, inducidos por la disminución de la pandemia.

¿De qué lado estás, como solíamos cantar? Hablando por mí mismo, elijo a Musk.

“Acércate a lo positivo y elimina lo negativo y no te metas con el señor en el medio”.

Esa canción fue escrita por Harold Arlen y Johnny Mercer en 1944, cuando casi todo el mundo estaba en guerra, tiempos mucho peores que los que se están viviendo ahora, sin importar lo que estemos sintiendo en este momento. El despotismo estaba en todas partes. Hitler estaba gobernando más de la mitad de Europa. Stalin gobernaba una Unión Soviética que pronto se expandiría, y Mao se estaba preparando para tomar China.

Si pudiéramos “acentuar lo positivo” entonces, ciertamente podemos hacerlo ahora. Los alborotadores, ya sean adherentes de Antifa que desean “aplastar al estado” o simplemente saqueadores codiciosos, que se están desenfrenando en nuestras ciudades, no hacen nada valioso para nadie, y mucho menos para los negros. Nos deprimen y deprimen a las personas decentes de sus propias comunidades y, por desgracia, han tenido éxito en gran medida.

Estados Unidos necesitaba una historia para sentirse bien en este momento y Elon Musk se la dio.

En la superficie, esto no hace nada por la situación de la raza, pero en un nivel más profundo sí. Todo el mundo sueña, todas las razas y credos, y Musk nos ha dado la oportunidad de soñar juntos, si decidimos hacerlo. Todos podemos estar entre los “algunos de nosotros [que] estamos mirando las estrellas” de Wilde, si decidimos hacerlo. El color de la piel no importa.

Al mirar hacia arriba podemos soñar con nuevos horizontes para la humanidad, como lo hizo la sociedad daltónica imaginada por el Dr. King. y a medida que avancemos, incluso podemos hacer que los sueños se vayan haciendo realidad.

También es interesante que este sueño no provenga en gran parte del gobierno, sino de un individuo con un negocio privado. Mientras la NASA vacilaba, Musk siguió adelante, sin esperar al gobierno que se mueve a la velocidad de un caracol, si es que se mueve.

Y ahora Estados Unidos está de vuelta en el espacio.

Pero no solo en el espacio. Musk tiene una solución para nuestras ciudades que es más recomendable que cualquier cosa que hayamos escuchado últimamente de políticos, de la derecha o de la izquierda; un sistema de movilidad subterráneo. Musk no solo está en el espacio, está bajo el tráfico.

La Compañía Boring de Elon Musk ha terminado de cavar un segundo túnel debajo del Centro de Convenciones de Las Vegas, marcando el final de la primera fase del proyecto de USD 52.5 millones para construir un sistema de “traslado de personas”. El primero de los dos túneles se terminó en febrero.

Los trabajadores se dedicarán ahora a completar las estaciones de pasajeros sobre el suelo en ambos extremos de los túneles, así como una tercera estación subterránea en el centro del sistema. La estación de pasajeros, que se llama formalmente el Centro de Convenciones, está programada para abrir al público en enero de 2021, a tiempo para el próximo Show de Electrónica de Consumo – “si el CES se lleva a cabo, eso es”.

Entonces, el futuro se está creando frente a nuestros ojos, mientras que otros nos llevan hacia atrás a la tierra de “¡Quememos, baby, quememos todo!”

Si se detienen por un momento, podrían descubrir que Elon Musk tiene un trabajo para ellos. Incluso podría pagar mejor que el subsidio del gobierno. Y quién sabe, si trabajan lo suficiente y realmente quisieran hacerlo, podrían ser los próximos en el Dragón.

Postdata – Debería ser obvio, pero lo diré de todos modos: que los involucrados en el asesinato de George Floyd deben ser procesados con todo el peso de la ley, y el Departamento de Policía de Minneapolis debe someterse a un minucioso examen de antecedentes. Esas cosas deberían hacerse sin que nadie tenga que decirlo. Pero no debemos perdernos en recriminaciones. Parafraseando a [Wilde], para un mejor futuro, debemos mantener nuestros ojos en las estrellas.

Roger L. Simon es el analista político senior de La Gran Época. También es un novelista galardonado, guionista nominado al Oscar y cofundador de PJMedia.

Las opiniones expresadas en este artículo son las opiniones del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de The Epoch Times.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mira a continuación

¿Cuál es el origen del grupo de extrema izquierda Antifa?

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS