Demanda en Michigan alega “fraude informático de Dominion” y “conducta ilegal” de empleados electorales

Sidney Powell también presentó una demanda similar en Georgia
Por Mimi Nguyen Ly
26 de Noviembre de 2020
Actualizado: 26 de Noviembre de 2020

La abogada Sidney Powell presentó una demanda a última hora del miércoles para que se anularan los resultados de las elecciones en Michigan, alegando que “cientos de miles de boletas ilegales, inadmisibles, duplicadas o puramente ficticias”, posibilitadas por un “fraude electoral masivo”, ayudaron a hacer posible que Biden llevara la delantera en el recuento de votos del estado. La demanda también apuntaba a múltiples cuestiones relativas a Dominion Voting Systems.

La letrada, que anteriormente trabajó con el equipo legal del presidente Donald Trump, también presentó una demanda diferente en Georgia a última hora del miércoles con alegaciones de irregularidades y fraude electoral. Anunció en Twitter que el “Kraken” había sido liberado en ambos estados, y que se iban a presentar pruebas.

La demanda de 75 páginas (pdf) presentada en Michigan alegaba “fraude electoral masivo” en todo el estado, en violación del Código Electoral de Michigan y la Constitución de los Estados Unidos.

“La trama y el artificio del fraude tenían por objeto manipular ilegal y fraudulentamente el recuento de votos para maquinar unas elecciones en la que Joe Biden fuera elegido presidente de los Estados Unidos”, alegaba la demanda. Añadió que el fraude se cometió de muchas maneras, pero la más “preocupante, insidiosa y atroz estratagema” implicaba “la adaptación sistémica del anticuado ‘relleno de urnas con boletas'”.

La denuncia alegaba “una gama de conductas especialmente atroces” en el Condado de Wayne y la ciudad de Detroit, así como conductas similares en todo el estado, que atribuía a las instrucciones de los funcionarios electorales del estado de Michigan. Se señalaba que “el mismo patrón de fraude electoral y de fraude a los votantes se produjo en todos los estados indecisos, con solo pequeñas variaciones” en Pensilvania, Arizona y Wisconsin.

La denuncia citaba el testimonio de testigos oculares y expertos para alegar que se habían identificado suficientes boletas para anular y revertir los resultados de las elecciones. También decía que no se podía confiar en los resultados de las elecciones porque todo el proceso electoral estaba “plagado de fraude, ilegalidad e imposibilidad estadística”.

La letrada Sidney Powell abandona una conferencia de prensa en la sede del Comité Nacional Republicano en Washington el 19 de noviembre de 2020. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

En la demanda se afirmaba que el software y el hardware electoral de Dominion Voting Systems utilizados por la Junta de Escrutadores del Estado de Michigan ayudaban a facilitar el fraude.

“Los sistemas Dominion derivan del software diseñado por Smartmatic Corporation, que se convirtió en Sequoia en los Estados Unidos”, dice la demanda.

“Smartmatic y Dominion fueron fundados por oligarcas y dictadores extranjeros para asegurar el relleno de urnas con boletas computarizado y la manipulación de votos a cualquier nivel necesario para asegurar que el dictador venezolano Hugo Chávez nunca perdiera otras elecciones”, agregó, citando una declaración jurada de un denunciante que alega que el software de Smartmatic fue utilizado para manipular las elecciones venezolanas a favor de Chávez.

“Un requisito esencial del diseño del software Smartmatic adoptado finalmente por Dominion para las elecciones de Michigan fue la capacidad del software para ocultar su manipulación de los votos ante cualquier auditoría”, alegaba la denuncia.

La demanda citaba a un exanalista de inteligencia electrónica del 305º Batallón de Inteligencia Militar, quien declaró que el software de Dominion fue accedido por agentes que actuaban en nombre de China e Irán para monitorear y manipular las elecciones, incluyendo las elecciones generales de EE.UU. de 2020.

Otra parte de la denuncia decía que un antiguo experto de la Inteligencia Militar de los Estados Unidos había analizado el sistema de software de Dominion y había concluido que el sistema y el software “se vieron ciertamente comprometidos por agentes deshonestos, como Irán y China”.

“Al utilizar servidores y empleados conectados con actores deshonestos e influencias extranjeras hostiles, combinados con numerosas credenciales filtradas fáciles de descubrir, Dominion permitió negligentemente que los adversarios extranjeros accedieran a los datos y facilitó intencionadamente el acceso a su infraestructura con el fin de supervisar y manipular las elecciones, incluida la más reciente en 2020”, decía el expediente.

Más tarde añadió: “Además del fraude informático de Dominion, esta denuncia identifica varias categorías adicionales de fraude electoral ‘tradicional’ y violaciones del Código Electoral de Michigan, complementadas con saludables dosis de acoso, intimidación, discriminación, abuso e incluso la eliminación física de los aspirantes republicanos a las elecciones para eliminar cualquier apariencia de transparencia, objetividad o equidad en el proceso de recuento de votos”.

Los demandantes en la acción civil son votantes registrados de Michigan y nominados del Partido Republicano al colegio electoral.

El secretario de estado de Michigan y Dominion Voting Systems no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios de The Epoch Times.

Dominion emitió un comunicado el miércoles diciendo: “las afirmaciones de que Dominion borró o cambió los votos son completamente falsas. Los sistemas de Dominion son cien por cien auditables”.

El Consejo de Escrutadores de Michigan votó para certificar las elecciones del estado el lunes. La abogada del presidente Donald Trump, Jenna Ellis, dijo en su momento que las certificaciones de los resultados de las elecciones emitidas por los funcionarios del estado son solo un “trámite procesal”.

Hay dos demandas pendientes en Michigan. La campaña de Trump tiene una demanda en el estado que está pendiente de ser apelada por el Tribunal de Apelaciones de Michigan. No está claro si la apelación se mantendrá dado que Michigan ha certificado los resultados de las elecciones. Otra demanda de terceros está pendiente de apelación ante la Corte Suprema de Michigan.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Más de 500 policías los fuerzan a demoler sus casas

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS