Demandan a distrito escolar de California por eliminar nombre de santo católico de una escuela

Por Matthew Vadum
16 de Julio de 2021 12:03 PM Actualizado: 16 de Julio de 2021 12:04 PM

Padres de familia están demandando al Distrito Escolar Unificado de San Diego porque dicen que la cultura de la cancelación es la culpable de que se haya eliminado el nombre de un santo católico romano, que ocupó un lugar destacado en la historia de California, del nombre de una escuela secundaria.

La escuela en cuestión es la Preparatoria Junípero Serra. Los funcionarios votaron recientemente para cambiar el nombre de la escuela, que fue fundada en 1976, a Canyon Hills High.

La demanda, conocida como Cox vs Renfree, fue iniciada el 14 de julio en una oficina de San Diego del Tribunal Superior de California por la Sociedad Thomas More, un bufete nacional de abogados de interés público especializado en cuestiones de libertad religiosa.

Las familias de exalumnos de la escuela y los residentes de la comunidad circundante, conocida como Tierrasanta, que se autodenominan “Preservar Escuela Preparatoria Serra”, se oponen a lo que caracterizan como la acción ilegal del distrito escolar al cambiar el nombre de la escuela preparatoria financiada con fondos públicos sin permitir la participación de los residentes contribuyentes locales.

San Junípero Serra fue canonizado en 2015. El sacerdote franciscano español, cuya labor misionera entre los pueblos indígenas le valió el título de Apóstol de California, murió en Carmel, California, en 1784. Fue misionero en México y luego en California cuando ésta era propiedad de los españoles. De 1769 a 1782, Serra fundó nueve misiones en lo que más tarde se convertiría en el estado estadounidense de California.

Los críticos afirman que estas misiones contribuyeron a reforzar el dominio colonial español, lo que, según ellos, condujo a la explotación y el maltrato de los indios nativos, y esto, según ellos, convierte a Serra en un villano por implicación, o en un chivo expiatorio a los ojos de sus defensores. El año pasado, los alborotadores derribaron y pintarrajearon estatuas de Serra en California en la ola de violencia organizada por la izquierda que siguió a la muerte de George Floyd el 25 de mayo de 2020 bajo custodia policial en Minneapolis.

“Este es otro ejemplo de la mentalidad de la ‘cultura de la cancelación’ que la gente de la izquierda radical en la educación está tratando de imponer a un renuente público estadounidense”, dijo en un comunicado el abogado Charles LiMandri, socio de LiMandri & Jonna y abogado especial de la Sociedad Thomas More.

“El padre Serra fue un gran defensor de los pueblos indígenas de California, y merece nuestros mejores esfuerzos para defender su legado”.

Epoch Times Photo
La escuela secundaria Junípero Serra en San Mateo, California, el 11 de abril de 2017. (Worldbruce vía Wikimedia Commons/CC BY-SA 4.0)

La directora de la escuela preparatoria Junípero Serra, Erica Renfree, el distrito escolar y unas 70 personas más son acusadas en la demanda de violar las constituciones estatal y estadounidense. Renfree pidió a los activistas estudiantiles que “no solo eliminaran al Conquistador como su mascota, sino que también borraran el nombre y la memoria de Serra de las instalaciones de la escuela”, según el bufete de abogados.

Renfree dijo que estaba motivada, según la demanda, por haber visto que “las estatuas de Junípero Serra están siendo derribadas en todo el estado”.

“Las acciones de Renfree han sido indulgentes con un discurso falso e históricamente inexacto y han demostrado una antipatía inconstitucional hacia este santo católico”, dijo en un comunicado Paul Jonna, que también es socio de LiMandri & Jonna y abogado especial de la Sociedad Thomas More.

“La ‘votación’ de la Junta de Educación sobre este cambio de nombre estaba amañada —y se basaba en declaraciones falsas y engañosas, así como en datos manipulados. Los funcionarios del gobierno cambiaron convenientemente las reglas de renombramiento en medio de la pandemia, con el fin de efectuar su agenda, y dejaron a toda la comunidad de Tierrasanta fuera del proceso”, dijo Jonna.

La demanda alegaba que, “en efecto, la Dra. Renfree trató de reclutar a sus estudiantes para que se unieran a un linchamiento de supresión y fanatismo anticatólico” y detallaba cómo Renfree imploraba a los lectores de su blog que se “educaran” leyendo un manual histórico engañoso, escrito por un estudiante de preparatoria.

Jonna dijo en una entrevista con The Epoch Times a principios de 2021, en medio de la pandemia, las autoridades “acaban de cambiar por completo el proceso para nombrar las escuelas”. Como parte de este nuevo proceso, el distrito escolar celebró una votación sobre el cambio de nombre durante una audiencia virtual celebrada a través de Zoom, y “nadie en la comunidad sabía que esta votación iba a tener lugar”.

Durante el proceso, “hubo una clara hostilidad hacia la fe cristiana”, dijo Jonna.

Serra, dijo, es considerado un padre fundador de California, y está claro que “si se mira el peso abrumador del registro histórico, protegió a los indígenas de la esclavitud y la explotación”.

Serra “los veía como hijos de Dios”, y los registros muestran que “presionó repetidamente a las autoridades para que trataran mejor a los nativos y se preocupó por sus almas inmortales”.

“Bautizó a miles de ellos, les lavó los pies y aprendió sus lenguas nativas. Así que fue un gran defensor de los pueblos indígenas”.

Los funcionarios del Distrito Escolar Unificado de San Diego no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.