Demandan a gobernador de Kentucky por orden que prohíbe enseñanza en persona en escuelas religiosas

Por Janita Kan
21 de Noviembre de 2020
Actualizado: 21 de Noviembre de 2020

El fiscal general de Kentucky se ha unido a una escuela religiosa para demandar al gobernador Andy Beshear para bloquear su orden que prohíbe la enseñanza en persona en las escuelas religiosas.

Beshear emitió una orden (pdf) el 18 de noviembre que ordena a todas las escuelas primarias, intermedias y secundarias públicas y privadas que cesen la “enseñanza en persona y hagan la transición a la enseñanza remota o virtual a partir del 23 de noviembre de 2020”.

El fiscal general del estado, Daniel Cameron, y Danville Christian Academy presentaron una demanda en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito Este de Kentucky, argumentando que la orden de Beshear no hace adaptaciones para las escuelas religiosas, la cual ellos dicen que son una parte “vital” de muchas creencias.

Ambos dicen que detener la enseñanza en persona en las escuelas religiosas violaría la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, así como las garantías constitucionales equivalentes de Kentucky y de la Ley de Libertad y Restauración Religiosa (RFRA) de la Mancomunidad.

“La orden de cierre de escuelas del gobernador prohíbe a las organizaciones religiosas educar a los niños en conformidad con y de acuerdo con su fe”, dijo Cameron en un comunicado. “La capacidad de proporcionar y recibir una educación religiosa privada es una parte fundamental de las libertades protegidas por la Primera Enmienda. Las escuelas con afiliaciones religiosas que siguen las pautas recomendadas de distanciamiento social deberían poder permanecer abiertas”.

Cameron dijo que su oficina había emitido una guía en agosto indicando que cerrar las escuelas religiosas que siguen las pautas de salud durante la pandemia correría el riesgo de violar la Constitución y las leyes estatales.

El co-demandante Danville Christian Academy había implementado protocolos rigurosos para frenar la propagación del COVID-19, gastando entre USD 20,000 y USD 30,000 para poner en funcionamiento un plan de seguridad, según la demanda.

En ese momento, Beshear, a quien se le preguntó sobre la guía, dijo que “nadie está tratando de cerrar ninguna escuela que cumpla con las pautas para prevenir brotes”.

Pero el fiscal general afirma que “el gobernador rechazó la guía, y ahora nos ha obligado a presentar una demanda para proteger los derechos constitucionales de los habitantes de Kentucky”.

La demanda (pdf) alega que existe un trato diferenciado entre las escuelas religiosas y los espacios seculares como bibliotecas, destilerías, gimnasios, y que también se permiten eventos con un máximo de 25 personas.

La escuela y el fiscal general están buscando una orden de restricción temporal y una orden judicial preliminar para bloquear la ejecución de la orden ejecutiva, junto con una declaración de que la orden viola la Constitución y otras leyes estatales.

La oficina de prensa de Beshear no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

El Sexto Circuito había impedido previamente que Beshear hiciera cumplir sus órdenes ejecutivas que prohibían los servicios religiosos en autoservicios y los servicios religiosos presenciales en mayo.

Siga a Janita en Twitter: @janitakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Fuertes tormentas de nieve azotan China | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS