Demócratas anulan enmienda que niega fondos de ayuda para escuelas asociadas a entidades chinas

Por Petr Svab
10 de Febrero de 2021
Actualizado: 10 de Febrero de 2021

Los legisladores demócratas rechazaron una enmienda para negar los fondos de ayuda federal a las instituciones educativas asociadas a entidades chinas y afiliados al Partido Comunista Chino (PCCh).

La enmienda al proyecto de ley de alivio por COVID-19 por 1.9 billones de dólares fue propuesta por la representante, Elise Stefanik (R-N.Y.), el 8 de febrero, dos semanas después de que el presidente Joe Biden rechazara silenciosamente un reglamento propuesto que habría requerido que las universidades revelen los vínculos con los Institutos Confucio, asociaciones universitarias financiadas por el PCCh que la administración Trump consideraba parte de la red de influencia de Beijing.

“El Partido Comunista Chino hará todo lo posible para robar nuestra propiedad intelectual e investigación, comprometer a nuestros profesores e incluso reclutar a individuos en el campus para espionaje”, dijo Stefanik, al presentar la medida durante la audiencia del Comité de Educación y Trabajo del 9 de febrero.

“Valoramos nuestras instituciones de educación superior como foros de pensamiento y expresión abiertos e incubadoras de innovación y aprendizaje. El Partido Comunista Chino los ve como lo opuesto: foros para el lavado de cerebro comunista y la censura al discurso, y desafortunadamente un mercado para el robo intelectual”, agregó.

El comité dirigido por los demócratas rechazó la enmienda de Stefanik en una votación de línea partidaria de 27 contra 21 durante la audiencia de 13 horas, que duró hasta las primeras horas de la mañana del 10 de febrero.

Los Institutos Confucio se anuncian a sí mismos como lugares para aprender mandarín, estudiar la cultura china y obtener una beca. Están financiados y en gran parte atendidos por Hanban, una organización sin fines de lucro que afirma ser no gubernamental, pero que de hecho está controlada directamente por el PCCh, según un informe del subcomité de investigaciones del comité de seguridad nacional del Senado (pdf).

“El Subcomité obtuvo un contrato entre maestros chinos y Hanban que exige que los instructores chinos en las escuelas de EE. UU. ‘salvaguarden concienzudamente los intereses nacionales’ y rescinde si los instructores chinos ‘violan la ley china’ o ‘participan en actividades perjudiciales para los intereses nacionales'”, dice el informe bipartidista, lo que genera preocupaciones sobre la libertad académica y la aplicación de las leyes del PCCh en las universidades estadounidenses.

En agosto, la administración Trump instó a las universidades a reconsiderar la posibilidad de alojar a los institutos, diciendo que promueven la influencia del PCCh al “proporcionar a las instituciones incentivos financieros para que se abstengan de criticar las políticas de la RPC [República Popular China]; presionar a los profesores para que se autocensuren; monitorear la lealtad de los estudiantes extranjeros al partido; y socavar la libertad de expresión al interrumpir los eventos del campus considerados controvertidos para el PCCh”.

Casi al mismo tiempo, el Departamento de Estado designó como misión extranjera a un centro con sede en Washington que promueve los institutos.

El primer Instituto Confucio en Estados Unidos se estableció en la Universidad de Maryland en 2004. Se habían establecido más de 100 en escuelas de EE. UU. y más de 500 en todo el mundo hasta 2019.

Desde entonces, sin embargo, los números se redujeron significativamente.

La Asociación Nacional de Académicos (NAS), un grupo de defensa de la educación, informó que 55 de los institutos han cerrado o están en proceso de cierre, al 19 de enero, quedan 63 en Estados Unidos, incluyendo dos que se prevé que cierren a fines de este año.

Ha habido un retroceso global contra los institutos, incluso en Australia, Canadá y el Reino Unido. En 2013, la Universidad McMaster de Canadá se convirtió en la primera universidad de América del Norte en cerrar su Instituto Confucio.

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS