Demócratas de la Cámara instan investigación por “represalia” contra testigo del impeachment

Por Tom Ozimek
22 de Julio de 2020
Actualizado: 22 de Julio de 2020

Tres presidentes de los comités y subcomités demócratas han pedido al inspector general del Departamento de Defensa que investigue los reclamos de represalias contra el teniente coronel Alexander Vindman, quien testificó contra el presidente Donald Trump durante el impeachment.

La presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Carolyn Maloney (DN.Y.), el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-Calif.), y el Representante Stephen Lynch (D-Mass.), presidente del subcomité de Seguridad Nacional del Comité de Supervisión, escribieron una carta (pdf) al inspector general interino del Pentágono, Sean O’Donnell, el martes, pidiéndole que investigue las supuestas acciones de los funcionarios de la administración “para crear un ambiente de trabajo con represalias” para el ahora retirado Vindman.

Los demócratas también quieren que el inspector del Pentágono investigue sus reclamos de “acciones punitivas” contra el hermano gemelo de Vindman, el teniente coronel Yevgeny Vindman, y que considere recomendar “cualquier mejora sistémica que pueda hacerse para proteger a los denunciantes, del Departamento de Defensa, de represalias similares en el futuro”.

El 7 de noviembre de 2019, el teniente coronel Alexander Vindman (centro), experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional, se presentó en una audiencia a puerta cerrada como parte de la investigación del impeachment, en el Capitolio de Estados Unidos, en Washington, DC. (ANDREW CABALLERO-REYNOLDS/AFP vía Getty Images)

Alexander Vindman anunció a principios de julio que se retiraba del ejército. Su abogado, David Pressman, dijo que Vindman se iba “después de que se haya dejado en claro que su futuro, dentro de la institución a la que ha servido debidamente, será limitado para siempre”.

Pressman afirmó en una declaración citada por The Hill que Vindman se enfrentó a “una campaña de intimidación y represalias” por responder a una citación del Congreso para testificar sobre la llamada telefónica de Trump, del 25 de julio de 2019, con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky.

“El presidente de Estados Unidos intentó forzar a LTC Vindman a elegir: entre adherirse a la ley o complacer a un presidente. Entre honrar su juramento o proteger su carrera. Entre proteger su promoción o la promoción de sus compañeros soldados. Estas son elecciones que nadie en Estados Unidos debería enfrentar, especialmente alguien que ha dedicado su vida a servirlo”, dijo Pressman, según el comunicado.

En la llamada, Trump le pidió a Zelensky que investigara al ex vicepresidente Joe Biden y a su hijo, Hunter Biden, por presuntamente interferir en una investigación ucraniana y detener un enjuiciamiento.

Vindman, quien fue uno de los varios funcionarios que escuchó la llamada, declaró que era “incorrecto que el presidente de Estados Unidos exigiera que un gobierno extranjero investigue a un ciudadano estadounidense y a un opositor político”.

Parte del testimonio de Vindman fue cuestionado por su superior, Tim Morrison, en el curso de la investigación del impeachment. Morrison también le dijo al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que algunos miembros del personal consideraban que Vindman no era confiable y era propenso a filtrar información.

Trump fue finalmente absuelto por el Senado, controlado por el Partido Republicano, después de que la Cámara votara para destituirlo por motivos partidistas. Vindman luego fue despedido de su puesto en el Consejo de Seguridad Nacional (NSC).

El Departamento de Defensa y la Casa Blanca no respondieron a solicitudes anteriores de comentarios sobre la controversia en torno al retiro de Vindman o su destitución del NSC.

Los presidentes de los comités y subcomités demócratas, en su carta del 21 de julio, sugirieron que había un “esfuerzo concertado” por parte de la administración Trump para tomar represalias contra Vindman, por testificar contra Trump.

“Las represalias contra un veterano de guerra talentoso y dedicado son completamente inaceptables y envían un mensaje equivocado, a nuestros conciudadanos en uniforme, sobre los juramentos que hacen para defender y proteger la Constitución”, escribieron. “Es fundamental que su oficina actúe ahora para investigar estas acusaciones y garantizar que nuestro sistema militar permanezca inmune a las venganzas políticas”.

Sigue a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU.

TE RECOMENDAMOS