Demócratas programan 2 declaraciones adicionales a puerta cerrada en investigación de impeachment

Por Mimi Nguyen Ly
14 de Noviembre de 2019 Actualizado: 14 de Noviembre de 2019

Los demócratas anunciaron el miércoles que han programado dos declaraciones adicionales a puerta cerrada esta semana como parte de la investigación de impeachment al presidente Donald Trump, incluso una vez que la investigación ha comenzado con las audiencias públicas.

Según Axios, los dos que testificarán ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara en declaraciones a puerta cerrada son David Holmes, funcionario de la embajada de Estados Unidos en Ucrania, y Mark Sandy, funcionario de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB).

Holmes, que se desempeña como consejero de asuntos políticos en la Embajada de Estados Unidos en Ucrania, tiene previsto presentarse el viernes a las 3 p.m. Sandy, que es el director de programas de seguridad nacional en la OMB, tiene previsto presentarse el sábado a las 10 a.m.

Las comparecencias de Holmes y Sandy no han sido confirmadas y no está claro si han accedido a testificar.

El anuncio se produce cuando la Cámara de Representantes celebró su primera audiencia pública el miércoles como parte de la investigación. Los dos primeros testigos fueron el embajador de Estados Unidos en Ucrania, William Taylor, y el subsecretario adjunto del Departamento de Estado, George Kent.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), dijo a principios de noviembre que las audiencias del impeachment a puerta cerrada continuarán por un tiempo indeterminado, incluso después de que la Cámara de Representantes votara a favor de una resolución sobre el proceso de impeachment, que permitiría audiencias abiertas en la investigación.

Las audiencias a puerta cerrada, que según se informa han incluido al presidente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff (D-Calif.), que impide a los republicanos hacer ciertas preguntas a los testigos, continuarán mientras sean “productivas”, dijo Pelosi a Bloomberg.

Los republicanos de la Cámara de Representantes, que votaron en contra de la resolución del impeachment, la han criticado como un intento de los demócratas por legitimar la investigación del juicio político, bajo el pretexto de la “transparencia”.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), ha dicho que la resolución del proceso de impeachment convertiría a Schiff en “un fiscal especial de facto”.

La resolución le da a Schiff el poder para designar si las audiencias del impeachment deben ser abiertas o cerradas, el poder para permitir que los miembros del personal interroguen a los testigos, para bloquear las preguntas del representante Devin Nunes (R-Calif.), para bloquear las solicitudes de Nunes para ciertos testigos, para publicar las transcripciones de los testigos como considere conveniente y para transferir los registros a la Comisión Judicial de la Cámara.

La llamada telefónica de Trump al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky el 25 de julio hizo que una persona anónima presentara una queja contra el Presidente, lo que finalmente llevó a que Pelosi anunciara una investigación de impeachment el 24 de septiembre.

La Casa Blanca publicó una transcripción de la llamada telefónica el 25 de septiembre. Ese mismo día, Pelosi dijo a los periodistas que aún no había leído la transcripción de la llamada telefónica. Schiff hizo pública la queja de la persona anónima el 26 de septiembre.

Más tarde, se descubrió que la persona anónima tenía contacto con los demócratas de la Cámara antes de presentar la queja, según reportó la edición en inglés de La Gran Época a principios de octubre.

Los demócratas están ahora afanándose en determinar si Trump aprovechó su posición oficial para su beneficio político personal cuando pidió a Zelensky que investigara un servidor vinculado a CrowdStrike, la empresa de ciberseguridad que analizó un presunto pirateo del Comité Nacional Demócrata, y que “investigara” los negocios ucranianos de Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente Joe Biden.

Trump ha defendido su solicitud de ayuda a Ucrania para que investigue los negocios de Biden, diciendo que su objetivo era investigar la supuesta corrupción, no buscar información sobre un oponente político.

Los demócratas también han acusado a Trump de haber retenido la ayuda militar a Ucrania y han presentado la liberación de dicha ayuda como un “quid pro quo” a cambio de una investigación sobre los Biden. Trump dijo a los periodistas a principios de octubre que había bloqueado temporalmente la ayuda a Ucrania debido a los altos niveles de corrupción, y para animar a los socios europeos a asumir una mayor parte de la ayuda de seguridad.

Zachary Stieber colaboró en la elaboración de este artículo.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy

Descubre

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS