Demócratas se aprovechan de un sistema electoral defectuoso, dice representante Mo Brooks

Por GQ Pan
18 de Noviembre de 2020
Actualizado: 18 de Noviembre de 2020

Los demócratas están explotando muchas fallas en el sistema electoral estadounidense para robar las elecciones al presidente Donald Trump, dijo el representante Mo Brooks (R-Ala.), quien se ha enfocado en la integridad electoral durante su carrera en el Congreso.

“Quiero un sistema en el que los únicos votos que cuenten sean los de los ciudadanos estadounidenses elegibles para votar y que sean emitidos legalmente. Los votos de los otros no deberían contar”, dijo Mo a Jan Jekielek de The Epoch Times. “El sistema que tenemos ahora, desafortunadamente tiene muchas lagunas”.

Brooks señaló su elección de 1982 a la legislatura de Alabama, en la que 11 de las 45 máquinas de votación de su distrito fueron supuestamente manipuladas por los demócratas para que no permitieran que se emitieran votos por él. Recordó que los trabajadores electorales tenían que pedir a los votantes de Brooks que escribieran sus nombres en una pared en lugar de utilizar esas máquinas.

“Teníamos una idea bastante clara por nuestra investigación de quién lo hizo, desafortunadamente, todo el sistema estaba dirigido por los demócratas. Así que no se llegó a ninguna parte al tratar de buscar una solución a ese problema”, dijo el congresista. “Y también tenemos ese tipo de problema hoy en día”.

Una foto de archivo del representante Mo Brooks (R-Ala.). (The Epoch Times)

“A mi juicio, si solo se pudieran contar los votos emitidos legalmente por los ciudadanos estadounidenses, Donald Trump ganó el Colegio Electoral”, continuó Brooks, señalando que podría ser “extremadamente difícil” confirmar una victoria de Trump demostrando el robo de la elección, debido a la forma en que el sistema electoral está establecido.

“A modo de ejemplo, tienes a alguien que vota ilegalmente, ¿sabes lo que pasa con esa boleta? No está marcada de alguna manera para que puedas sacarla una vez que se ha mezclado con todas las demás boletas”, dijo. “Entonces, ¿cómo se prueba cómo votó ese votante ilegal? Es extraordinariamente difícil”.

Brooks argumentó que los demócratas, en lugar de buscar un sistema que impida mejor que un “elemento hiperpartidista” amañe la elección en beneficio de su idea partidista, están tratando de facilitar el fraude electoral y el robo de las elecciones.

Como ejemplo de ese esfuerzo, Brooks señaló la Ley Nacional de Registro de Votantes de 1993, una legislación de la época de Clinton aprobada cuando ambas cámaras estaban bajo el control de los demócratas.

“Esta legislación hace que sea ilegal que nuestros registradores de votantes determinen si una persona que se registra para votar es un ciudadano estadounidense”, explicó. “Entonces, ¿cómo se van a limitar las elecciones a los ciudadanos estadounidenses cuando las personas que se supone que están registrando a los votantes no pueden hacer el tipo de investigación que se requiere para verificar si la persona que entra en su oficina es de hecho un ciudadano estadounidense?”.

“Mis hijos, para jugar al fútbol, tienen que tener un certificado de nacimiento, pero no lo exigimos para que la gente se registre para votar”, dijo Brooks. “Cuando se hace este envío masivo de papeletas por correo a personas que ya no viven en ese estado, a personas que han muerto, eso causa muchos más problemas. Así que cada estado que tiene este envío masivo por correo de un sistema equilibrado, es un problema sistémico que resulta en, quién sabe cuánto, fraude electoral y robo de elecciones, y entonces tienes algunos pormenores”.

Con información de Jan Jekielek.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Los chinos siguen con interés las elecciones presidenciales de EE. UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS