Demócratas se oponen a propuesta del GOP para que escuelas pidan permiso a padres para vacunar niños

Por Tom Ozimek
11 de Septiembre de 2021
Actualizado: 11 de Septiembre de 2021

El representante John Yarmuth (D-Ky.) dijo durante una reciente reunión de reconciliación presupuestaria que se oponía a una enmienda propuesta por la representante Mary Miller (R-Ill.) que requeriría el consentimiento de los padres para que las escuelas administren vacunas a los niños, con la legisladora demócrata desafiando la idea de que los padres siempre saben lo que es mejor para la salud de sus hijos.

Durante la reunión virtual del Comité Selecto de Educación y Trabajo el 10 de septiembre, Miller argumentó a favor de su enmienda, diciendo que “los padres deben tener el poder de tomar decisiones sobre las vacunas porque saben lo que es mejor para la salud de sus familias”.

Las leyes estatales establecen requisitos de vacunación como condición para admitir a los niños en las guarderías y escuelas públicas —y en algunos casos también en las privadas— y todos los estados prevén exenciones por motivos médicos y algunos por motivos religiosos o filosóficos. Algunos estados, sin embargo, permiten que los menores decidan por sí mismos sobre la aplicación de las vacunas, incluso por encima de las objeciones de los padres.

“Cuando se trata de cualquier tratamiento médico, tomar una decisión informada es de suma importancia. Los padres saben lo que es mejor para sus hijos, no ningún organismo gubernamental. Debemos proteger a nuestras futuras generaciones. Por eso mi enmienda restringiría a los organismos educativos locales la administración de vacunas a los niños en el recinto escolar sin el consentimiento de un padre o tutor”.

El representante Mark Takano (D-Calif.), miembro del comité selecto, se opuso a la enmienda de Miller, diciendo que todos los estados tienen leyes que proporcionan a los padres un proceso para eximir a los niños de recibir vacunas, argumentando además que actualmente no hay un marco legal que obligue a una vacunación sin el consentimiento de los padres.

“Se trata de una enmienda sin sentido que busca un problema que no existe, e insto a mis colegas a que la rechacen basándose en que… pretende ganar puntos políticos, no es una enmienda sincera”, dijo Takano.

Las observaciones de Takano parecen pasar por alto el hecho de que algunos estados otorgan a los menores la facultad de consentir por sí mismos las decisiones sobre la atención sanitaria, incluso por encima de la objeción de los padres. Según Stateline, una publicación de The Pew Charitable Trusts, indicó que unos 10 estados han otorgado a los adolescentes algunos derechos en este sentido, incluso en torno a las vacunas.

Tras las declaraciones de Takano, Yarmuth también instó a sus colegas a oponerse a la enmienda, con el argumento de que los padres no siempre saben lo que hacen.

“Sé que me meteré en muchos problemas por esto, pero quiero referirme a la premisa de la patrocinadora de la enmienda, y las primeras palabras que salieron de su boca fueron: ‘los padres saben lo que es mejor para sus hijos’. Creo que la evidencia es convincente, abrumadora y generalizada de que no es así”, dijo Yarmuth.

“Desgraciadamente, muchos padres están mal informados y por eso tenemos, literalmente, decenas de miles de niños en los hospitales y sufriendo este virus”, añadió, refiriéndose al COVID-19.

Según un informe reciente de la Academia Americana de Pediatría (AAP), las infecciones por COVID-19 en niños han “aumentado exponencialmente” después de haber disminuido a principios del verano, con más de 750,000 casos añadidos entre el 5 de agosto y el 2 de septiembre. Aun así, el informe constató que las enfermedades graves entre los niños infectados por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como SARS-CoV-2, el patógeno que ocasiona COVID-19, eran poco comunes.

Según el informe de la AAP, entre el 0.1 y el 1.9 por ciento de todos los casos de COVID-19 en niños en 24 estados informantes resultaron en hospitalización. Al mismo tiempo, entre los 45 estados que informaron de datos sobre mortalidad infantil por COVID-19, los niños representaron entre el 0.00 por ciento y el 0.27 por ciento de todas las muertes por COVID-19, y 7 estados no informaron de ninguna muerte infantil. Según el informe, entre el 0.00 y el 0.03 por ciento de todos los casos de COVID-19 en niños resultaron mortales.

Yarmuth argumentó que la enmienda de Miller y otras medidas similares deberían ser rechazadas, diciendo: “Tenemos que proteger a los niños de sus padres. Ese es el lamentable estado del país en este momento”.

Más tarde, Miller tomó Twitter para criticar los comentarios de Yarmuth, insistiendo en que “a los niños de toda nuestra nación se les está administrando la vacuna sin el consentimiento de los padres” y que “no es sorprendente que los demócratas rechacen los derechos de los padres en favor de un gobierno todopoderoso”.

La enmienda de Miller no consiguió finalmente la aprobación del comité.

Se produce en un momento en el que el gobierno de Biden ha intensificado sus esfuerzos para superar las dudas sobre las vacunas ante la disminución de los índices de vacunación. La Casa Blanca lanzó una campaña de verano que incluía ofertas de dinero en efectivo, actividades de divulgación puerta a puerta y la contratación de personas influyentes en las redes sociales para ayudar a correr la voz y persuadir a más estadounidenses de que se vacunen.

Pero esos esfuerzos han tenido un impacto limitado, y el presidente Joe Biden ha recurrido a medidas más agresivas—exigir a los empleados y contratistas federales, así como a los trabajadores sanitarios de los centros que reciben financiación federal, que muestren una constancia de vacunación sin opción de prueba.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS