Denunciante venezolano revela cómo un software manipula votos para cambiar resultados de elecciones

Por Charlotte Cuthbertson
16 de Noviembre de 2020
Actualizado: 17 de Noviembre de 2020

WASHINGTON—La abogada de campaña de Trump y exfiscal federal Sidney Powell emitió una declaración jurada explosiva el 16 de noviembre de un denunciante venezolano que afirma haber presenciado cómo el software electoral manipula secretamente los votos sin dejar rastro.

El denunciante–quien tiene antecedentes en el ejército venezolano, incluyendo el destacamento de guardia de seguridad nacional del presidente venezolano–describe una conspiración entre los ejecutivos de software de Smartmatic, el exdictador venezolano Hugo Chávez y los funcionarios electorales de ese país, para garantizar que Chávez ganara las reelecciones y retuviera el poder durante años. El denunciante dijo que estuvo presente en múltiples reuniones.

“Fui testigo de la creación y operación de un sofisticado sistema de votación electrónica que permitió a los líderes del gobierno venezolano manipular la tabulación de votos para las elecciones nacionales y locales y seleccionar al ganador de esas elecciones con el fin de ganar y mantener su poder”, dice la declaración jurada.

“A partir de ese momento, Chávez nunca perdió ningún periodo de elecciones. De hecho, él pudo asegurarse victorias para él, para su partido, para los miembros del Congreso y los alcaldes de los municipios”.

Según un profesional de inteligencia de los Estados Unidos quien manejó las telecomunicaciones globales y participó en la investigación del software de votación Smartmatic, el software Smartmatic, independientemente de cualquier actualización o diferencia de marca, se utilizó en varias compañías de máquinas de votación diferentes durante las elecciones de 2020 para la presidencia y varias contiendas de votación.

El denunciante dijo que “el software y el diseño fundamental del sistema electoral electrónico y el software de Dominion y otras empresas de tabulación electoral se basan en un software que es descendiente del Sistema de Gestión Electoral Smartmatic.

“En resumen, el software Smartmatic está en el ADN de cada voto que tabula el software y el sistema de la empresa”, dijo el denunciante.

La declaración jurada establece que Dominion es una de las tres principales empresas que tabula los votos en los Estados Unidos.

Powell dijo en una entrevista el 15 de noviembre que “nos estamos preparando para revocar los resultados electorales en varios estados”. La abogada afirmó que el software electoral de Estados Unidos cambió “millones de votos” que eran de Trump para Biden.

El denunciante dijo que Smartmatic creó un sistema que anonimizó las decisiones de los votantes dentro de la máquina y luego escupió los resultados deseados al final del día de las elecciones. Ningún voto puede ser rastreado a un votante individual.

En las elecciones venezolanas de abril de 2013, la declaración jurada establece que los conspiradores tuvieron que hacer caer el Internet durante dos horas para reiniciar las máquinas, ya que Nicolás Maduro estaba perdiendo por demasiados votos ante Capriles Radonsky.

El denunciante dijo que Chávez finalmente exportó el software a Bolivia, Nicaragua, Argentina, Ecuador y Chile.

Un votante coloca su boleta en una máquina de tabulación mientras un trabajador electoral observa, en Fayetteville, Carolina del Norte, el 3 de noviembre de 2020. (Melissa Sue Gerrits/Getty Images)

Dentro de los Estados Unidos

Un segundo denunciante, que se presentó en The Epoch Times el 15 de noviembre, explicó más sobre cómo funciona el software de la máquina de votantes en los Estados Unidos y cómo se puede programar para predeterminar el resultado.

Tore Maras dijo que es una contratista privada que trabajaba para un conglomerado de empresas privadas que fueron creadas bajo el mandato del exdirector de la CIA, John Brennan.

Maras alega que el software de la máquina de votación utilizado en las elecciones estadounidenses fue desarrollado por una de las empresas de Brennan y permite “un control total del proceso electoral”. Su papel durante las elecciones federales de 2012 fue garantizar que se borraran las pruebas de manipulación de votos después de que se completaran los recuentos de votos al final de la noche.

Ella dijo que el tipo de máquina de votación es irrelevante, ya que todos llevan el mismo software que se puede utilizar y un algoritmo establece los resultados. A medida que se alimenta una boleta de papel a través de la máquina, la información va a un área llamada trampilla, que es donde ocurre la manipulación. Solo con una llave maestra se puede ver la trampilla.

La trampilla está aparentemente configurada, explicó Maras, para preservar el anonimato de los votantes. Sin embargo, alega que ahí es donde el software decide el resultado. Las máquinas están programadas para enviar un informe de recuento de votos en momentos establecidos o cuando se alcanza un cierto número de votos. Por ejemplo, cada vez que se alcancen los 500 votos, o 30 minutos, los resultados saldrán por la trampilla y se enviarán a la empresa de informes electorales Scytl, y luego a The Associated Press.

Maras dijo que los algoritmos están configurados para coincidir con la participación esperada y el resultado de los votantes en el condado en el que se encuentra cada máquina. En los condados pendulares, por ejemplo, se podría preestablecer que el candidato presidencial demócrata Joe Biden recibiría el 50,9 por ciento de los votos totales, y Trump recibiría el 48,1 por ciento y un tercer candidato el 1 por ciento.

“Lo hacen un poco más creíble, como si hubiera una contienda. Lo ingresan, y luego, cuando la gente vota, el algoritmo lo regula”, dijo. “No nos importa si votó por Mickey Mouse, el software le dirá por qué votó. Nunca vas a votar”.

Maras predice que Trump ganó en 2016 porque la participación para él excedió la cantidad esperada, que se había limitado al software. Ella alega que, debido a los resultados del 2016, es probable que no se estableciera un límite de participación en 2020, y nuevamente, cuando los votantes de Trump excedieron las cifras previstas, algunos estados dejaron de contar en medio de la noche y esperaron a que se enviaran más boletas a favor de Biden, para cubrir un posible escenario de reconteo.

Maras dijo que el software se ha utilizado en muchos países, incluida Ucrania, “así es como ayudamos a marcar el comienzo de sus elecciones”, así como en Irak, Afganistán, Macedonia, Albania, Alemania, el Reino Unido y Grecia.

Un portavoz de Dominion Voting Systems dijo el 12 de noviembre que la compañía “niega categóricamente cualquier afirmación sobre cualquier cambio de voto o supuestos problemas de software con nuestros sistemas de votación”.

“Nuestros sistemas continúan contando las boletas de manera confiable y precisa, y las autoridades electorales estatales y locales han confirmado públicamente la integridad del proceso”, dijo el portavoz en un comunicado al Denver Post.

Siga a Charlotte en Twitter: @charlottecuthbo


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Chinos marchan en apoyo a Trump; Vínculos de BLM con el PCCh | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS