Departamento de Justicia dice que recomendará a Trump vetar proyecto de reautorización de ley FISA

27 de Mayo de 2020 Donald Trump

El Departamento de Justicia (DOJ) el miércoles continuó señalando su oposición a los cambios realizados en un proyecto de ley de reforma de vigilancia federal que se está considerado en la Cámara, añadiendo que recomendaría al Presidente Donald Trump vetar la ley si llega a su escritorio.

El Senado aprobó a principios de este mes la reautorización de tres herramientas de vigilancia caducadas bajo el Acta de Libertad de Estados Unidos, una ley de inteligencia de 2015, en una votación bipartidista. El proyecto de ley de reautorización también contiene algunos cambios, incluyendo algunas enmiendas para abordar las deficiencias en el proceso de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA). Las herramientas de vigilancia, que se deben renovar periódicamente, están diseñadas para ayudar a los funcionarios encargados de cumplir la ley a rastrear presuntos terroristas y espías.

El Asistente del Fiscal General Stephen Boyd dijo en un comunicado que el departamento se opone a la versión del proyecto de ley del Senado así como a las enmiendas propuestas por la Cámara introducidas por la Representante Zoe Lofgren (D-Calif.). La enmienda de Lofgren prohibiría a los oficiales de inteligencia recopilar el historial de búsqueda en Internet y los datos de navegación de los estadounidenses sin una orden judicial.

“El Departamento se opone al proyecto de ley aprobado por el Senado en su forma actual y también se opone a la enmienda de Lofgren en la Cámara”, dijo Boyd. “Dado el efecto negativo acumulado de estos cambios legislativos en la capacidad del Departamento para identificar y rastrear terroristas y espías, el Departamento se debe oponer a la legislación que se está considerando en la Cámara”.

“Si se aprueba, el Fiscal General recomendará al Presidente vetar la legislación”, añadió.

El comunicado del Departamento de Justicia es el último obstáculo para la legislación que se espera se someta a votación en la Cámara el miércoles. También representa un cambio de posición con respecto a marzo, cuando el Fiscal General William Barr apoyó una versión del proyecto de ley en la Cámara, que él ayudó a negociar. Esa versión del proyecto fue aprobada en la cámara baja en una votación de 278 a 136.

“Aunque esa legislación fue aprobada con una gran mayoría bipartidista de la Cámara de Representantes, después el Senado hizo cambios significativos a los que el Departamento se opuso porque perjudicarían inaceptablemente nuestra capacidad de perseguir a terroristas y espías”, dijo Boyd.

Los senadores se resistieron a la petición del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, para hacer cambios al proyecto de ley, y en su lugar aprobaron una enmienda con el apoyo de tres cuartos de la cámara. La exitosa enmienda de los senadores. Mike Lee (R-Utah) y Patrick Leahy (D-Vt.) ampliaría la supervisión de terceros en el proceso de la FISA, en particular, requeriría que los jueces de la corte de FISA nombren un observador externo en cualquier caso que implique un “asunto de investigación sensible”, siempre y cuando la corte no lo considere inapropiado.

En ese momento, el Departamento de Justicia expresó su preocupación por la enmienda, diciendo en una declaración que “degradaría inaceptablemente nuestra capacidad de llevar a cabo la vigilancia de terroristas, espías y otras amenazas de seguridad nacional”.

Por su parte, el martes por la noche, Trump rechazó el proyecto de ley, instando a los legisladores republicanos a votar en contra del proyecto de reforma de la FISA. El presidente ha expresado repetidamente su preocupación por el hecho de que la administración Obama haya abusado del proceso de FISA para vigilar indebidamente la campaña presidencial de Trump en 2016 y 2017.

El proyecto de ley también se enfrenta a una nueva oposición en la Cámara de Representantes. El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), dijo durante una aparición en Fox & Friends el miércoles que le pidió a los líderes demócratas que esperaran para presentar un proyecto de ley.

Las tres facultades que han expirado después de que la Cámara de Representantes no actuara sobre una extensión del Senado del proyecto de ley en marzo, incluyen la autorización al FBI para obtener secretamente los registros comerciales de los individuos en las investigaciones de seguridad nacional, la “interceptación telefónica itinerante” que permite a los funcionarios mantener la vigilancia sobre un individuo extranjero utilizando múltiples teléfonos, y la disposición del “lobo solitario” que permite a los funcionarios federales recoger pruebas de múltiples fuentes sobre cualquier individuo sospechoso, incluidos los ciudadanos estadounidenses.

La reautorización de las disposiciones de la FISA coincide con los esfuerzos del FBI y el Departamento de Justicia para revisar sus procedimientos de vigilancia después de que el Inspector General del departamento, Michael Horowitz, examinara la vigilancia del FBI sobre el antiguo asociado de la campaña Trump, Carter Page, y descubriera que habían errores graves y fundamentales generalizados en las aplicaciones de la FISA que se utilizaron para espiarlo. Las conclusiones de ese informe, publicado en diciembre de 2019, encontraron “al menos 17 errores u omisiones significativas en las aplicaciones de FISA de Carter Page, y muchos errores adicionales en los Procedimientos Woods”.

Mark Tapscott y The Associated Press contribuyeron con este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Iván Simonovis habla sobre la lucha por la libertad de Venezuela del régimen de Maduro