Departamento de Seguridad Pública de Texas ofrece USD 7500 de recompensa por peligroso pandillero

Por Sebastian Puerta
24 de Enero de 2020 Actualizado: 24 de Enero de 2020

El Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés) busca la captura de Romeo Torres, Jr., un peligroso delincuente que está afiliado a la pandilla del Partido Revolucionario Mexicano (PMR) y por quien se ofreció el 22 de enero una recompensa de USD 7500.

Torres se encuentra entre los 10 fugitivos más buscados de Texas y está señalado por asalto a un servidor público, asalto agravado y evasión de arresto, de acuerdo a un comunicado de prensa del DPS.

El sindicado es buscado desde 2016, cuando escapó de su última ubicación en Eagle Pass, donde, según el informe, conserva ciertas conexiones, aunque también maneja contactos en México.

Las autoridades consideran que el evadido debe ser considerado armado y peligroso y se presenta como una amenaza terrorista. La contextura de Torres, Jr. es robusta, pesa 115 kilos (253 libras), mide 1.85 metros (6 pies y una pulgada), y tiene tatuajes en la pierna derecha.

El PMR, la pandilla a la que pertenece Torres, es una organización delictiva que intenta operar de forma secreta en México y Texas, según el informe desclasificado de Evaluación de Amenazas de Pandillas de Texas elaborado por el DPS.

El documento dice que el PMR está conformado principalmente por mexicanos, la mayoría de ellos ilegales que ya habían sido deportados o que fueron liberados de prisión. Cuando los miembros del PMR son deportados suelen regresar ilegalmente a EE.UU. para continuar con las actividades de la pandilla.

Los integrantes que permanecen en México suelen convertirse en unidades operativas cuya acción le permite a la pandilla tener su accionar en las dos naciones.

A pesar de la mayoritaria participación de los mexicanos dentro del grupo delictivo, hace unos años adoptaron la estrategia de vincular ciudadanos estadounidenses para mantener su presencia en Texas y eliminar las posibilidades de deportación.

El PMR tiene actividades en crímenes transnacionales y son responsables de una importante cantidad del tráfico de estupefacientes que se lleva a cabo en el Valle del Rio Grande.

No obstante, la banda suele variar en tamaño y estructura, pero es responsable de una cantidad desproporcionada de delitos en zonas urbanas, suburbanas y rurales de Texas.

El flagelo de las pandillas

Las pandillas de Texas acogen alrededor de 100,000 integrantes y están directamente involucradas en el tráfico de metanfetaminas, heroína, cocaína y marihuana, a menudo trabajan unidas para lograr los réditos del comercio de estas sustancias prohibidas, según la DPS.

Estos grupos son considerados una amenaza para la seguridad pública de Texas y se les responsabiliza por las elevadas tasas de asesinatos, trata sexual, asaltos agravados y robos a mano armada que se llevan a cabo en el estado.

De acuerdo al informe sobre pandillas de Texas, estas agrupaciones trabajan estrechamente con los carteles mexicanos y proporcionan apoyo directo a las operaciones de movimientos de dinero y de transporte de armas para los cárteles.

Además, las autoridades del estado están preocupadas por el papel que estas organizaciones puedan desempeñar en el tráfico de fentanilo y el efecto que esto puede tener en la crisis de opioides que sufre el país.

Descubra

El complot entre carteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EE.UU.

TE RECOMENDAMOS