Dependencia de EE. UU. de petróleo ruso alcanzará niveles récord en medio de tensiones

Por Emel Akan
17 de Junio de 2021
Actualizado: 17 de Junio de 2021

WASHINGTON—Las importaciones de petróleo ruso han establecido un nuevo récord en Estados Unidos a pesar de la tensa relación entre Washington y Moscú. Los expertos de la industria creen que las políticas climáticas de la administración Biden harán que el país dependa más de los productores de petróleo extranjeros.

Estados Unidos importó niveles récord de petróleo crudo de Rusia en marzo y se espera que continúe importando a niveles altos en los próximos meses, según Western Energy Alliance, una asociación comercial que representa a 200 productores independientes de gas natural y petróleo en Estados Unidos.

Las importaciones de petróleo crudo y productos derivados del petróleo de Rusia alcanzaron los 22.9 millones de barriles en marzo, el nivel más alto desde agosto de 2010, según la Agencia Internacional de Energía (AIE). Del monto total, las importaciones de crudo de Rusia se situaron en 6.1 millones de barriles. Rusia se ha convertido en el tercer exportador de petróleo a Estados Unidos.

Los altos niveles de envío de petróleo desde Rusia han continuado desde marzo, según ClipperData, una compañía de inteligencia de productos básicos que monitorea los envíos de carga en todo el mundo.

“El mes pasado vimos un récord de 5.75 millones de barriles de crudo ruso descargados en Estados Unidos, y estamos proyectando un nuevo récord este mes de 7.5 millones de barriles de petróleo”, escribieron analistas de ClipperData en Twitter el 7 de junio.

Los críticos argumentan que la agenda climática de Biden es dura para la industria petrolera estadounidense pero blanda para los productores extranjeros.

“Es perturbador para nuestra industria que la administración Biden se esfuerce por desfavorecer al productor estadounidense mientras apoya a las industrias iraní y rusa”, dijo Kathleen Sgamma, presidenta de Western Energy Alliance, a The Epoch Times.

El reciente aumento en las importaciones de petróleo ruso ha seguido las “políticas climáticas equivocadas” de la administración, incluida la finalización del oleoducto Keystone XL y la pausa de nuevos permisos de petróleo y gas natural en tierras y aguas públicas, según Sgamma.

El presidente Joe Biden nos ha “encaminado hacia la dependencia del petróleo de Rusia apenas un año después de la independencia total”, dijo Sgamma, calificándolo como “un regalo geopolítico” al Kremlin.

El crudo U.S. West Texas Intermediate superó la marca de USD 70 la semana pasada, alcanzando el nivel más alto en más de dos años. Los principales comerciantes de materias primas ahora creen que los precios del petróleo podrían alcanzar los USD 100 por barril debido a las limitaciones de la oferta. El petróleo no ha cotizado por encima de los USD 100 por barril desde 2014.

“Ha habido una especie de escasez de inversión en combustibles fósiles, lo que nos va a dejar sin suministro a medida que avanzamos”, dijo Phil Flynn, analista senior de energía de Price Future Group, a The Epoch Times en una entrevista reciente.

Él señaló que las políticas climáticas de la administración Biden, que reducirán el suministro de petróleo y gas, han sido un factor importante para impulsar los precios.

“La producción de petróleo de Estados Unidos ha caído en 1715 millones de barriles [por día] desde hace un año, por lo que Rusia está llenando una gran parte de ese vacío”, escribió Flynn en un reciente artículo de opinión en Fox Business.

“Durante el mandato de Trump, Estados Unidos competía con Rusia y Arabia Saudita por ser el productor de petróleo y gas dominante en el mundo, pero bajo Biden, nos estamos retirando de esa carrera en nombre del cambio climático”, escribió.

Un aumento en los precios del petróleo y el gas ayudará a impulsar el dominio energético y político de Rusia, argumentó, criticando la reciente medida de Biden que permitirá a Rusia suministrar gas natural a Alemania.

El mes pasado, la administración Biden renunció a las sanciones de la era Trump contra la compañía que construye el gasoducto de gas natural Nord Stream 2 que une a Rusia y Alemania.

Se espera que el gasoducto aumente la dependencia de la región de Rusia para el gas natural. La construcción del oleoducto de 764 millas que comenzó en 2018 fue una fuente de fricción entre Washington y sus aliados europeos.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS