DeSantis insiste en que Disney tendrá que pagar sus deudas

Y dice que se está trabajando en una "acción legislativa adicional"
Por Jack Phillips
01 de Mayo de 2022 3:42 PM Actualizado: 01 de Mayo de 2022 3:42 PM

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, dijo que Disney tendrá que pagar sus propias deudas, ya que la corporación de entretenimiento afirmó que el estado tendría que pagar sus facturas de impuestos sobre bonos cuando se revoque su estatus especial.

El mes pasado, la Legislatura de Florida aprobó un proyecto de ley respaldado por DeSantis que rescindió el estatus de gobierno especial de 55 años de Disney que le permite controlar una vasta parcela de tierra de 25,000 acres cerca de Orlando que alberga Walt Disney World y otras instalaciones.

Después de que el gobernador republicano firmara el proyecto de ley, la compañía con sede en Burbank, California, criticó la medida para despojar al Distrito de Mejoramiento de Reedy Creek de privilegios especiales. Afirmó que hay una cláusula en el contrato original de hace décadas que dice que Florida sería responsable de su deuda de bonos, que asciende a cientos de millones de dólares.

Pero en un foro abierto con Fox News, DeSantis negó las afirmaciones de Disney y dijo entre aplausos que “Disney pagará sus deudas. Disney, por primera vez, vivirá bajo las mismas leyes que todos los demás en Florida. Imaginen eso”.

DeSantis dijo que la disolución de Reedy Creek no entrará en vigor sino hasta junio de 2023, lo que da tiempo a los legisladores de Florida para realizar un seguimiento.

“Los bonos serán pagados por Disney”, agregó el gobernador republicano en el foro, que se transmitió el 28 de abril. “Pagarán impuestos, probablemente más impuestos. Seguirán las leyes que cualquier otra persona tiene que cumplir y ya no tendrán la capacidad de dirigir su propio gobierno”.

Las afirmaciones de que los contribuyentes de Florida ahora tendrán que pagar por los servicios de Reedy Creek son “ficción”, continuó, y agregó que Disney está “pagando dinero para administrar sus operaciones”. Agregó: “Continuarán pagando dinero para ejecutar sus operaciones, y eso será cierto si el estado está a cargo de un distrito, si se disuelve al nivel local, no importa—eso seguirá sucediendo”

Disney se ha enfrentado a críticas sin precedentes por inmiscuirse en la política de Florida y en temas sociales más amplios luego de que se comprometiera a conseguir la revocación de un proyecto de ley de derechos de los padres respaldado por DeSantis tras ser aprobado hace varias semanas en el estado. La empresa sugirió que el proyecto de ley, que prohíbe enseñar a los niños muy pequeños acerca de la orientación sexual y las identidades de género, era un ataque a la comunidad LGBT, y también repitió el término respaldado por los demócratas “no digas gay”, para describir el proyecto de ley, a pesar de que el texto de la medida no contiene esas palabras.

Los padres también expresaron su alarma luego de que aparecieran imágenes de video que muestran a los productores y ejecutivos de Disney diciendo que habrá un esfuerzo renovado para hacer que más personajes sean homosexuales o transgénero. Una alta ejecutiva, Karen Burke, dijo que es madre de dos “niños queer” y que Disney ha producido “historias LGBTQIA increíbles e innovadoras a lo largo de los años”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con Disney para solicitar declaraciones.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.