¿Desaparecerá alguna vez el impuesto “temporal” sobre la riqueza en California?

Por BRAD JONES
31 de Diciembre de 2019 2:30 PM Actualizado: 31 de Diciembre de 2019 2:30 PM

Análisis de noticias

Cuando los californianos votaron para aumentar “temporalmente” los impuestos para financiar la educación el 6 de noviembre de 2012, probablemente nunca esperaron que los aumentos se mantuvieran de una forma u otra hasta el 2030, pero eso es exactamente lo que pasó.

La Proposición 30, oficialmente etiquetada como “Impuestos Temporales para Financiar la Educación”, fue facturada como una medida electoral para aumentar los impuestos, para evitar 6000 millones de dólares en recortes del presupuesto de educación a las escuelas públicas. Se aumentó el impuesto sobre la renta personal de los residentes de California con ingresos anuales de más de 250,000 dólares durante siete años, y se implementó con carácter retroactivo desde el 1 de enero de 2012 hasta el final de 2018. Los votantes de California aprobaron la iniciativa por un margen de 55 a 45 por ciento.

Pero, antes de que las subidas de impuestos de la Prop. 30 expiraran, los residentes de California votaron en 2016 para extender las tasas de impuestos sobre la renta más altas para los ricos mucho más allá de 2018, por otros 12 años.

La Proposición 55, aprobada por el 63 por ciento de los votantes de California, fue propuesta como una “Extensión de Impuestos para Financiar la Educación y el Cuidado de la Salud” para asignar los ingresos del aumento de impuestos para las escuelas públicas, las universidades comunitarias y los programas de cuidado de la salud. La iniciativa extendió la tasa impositiva del 13,3 por ciento a los trabajadores de altos ingresos y afectó al 1,5 por ciento de los californianos solteros con un ingreso de 263,000 dólares o a los declarantes conjuntos con ingresos de 526,000 dólares.

“Sí la 55 recibió 58,7 millones de dólares, y las dos contribuciones más importantes provinieron del Comité de Asuntos de los Hospitales de California y de la Asociación de Maestros de California/Acción de Asuntos PAC. El No a la Propuesta 55 recaudó 3000 dólares”, según BallotPedia. “El Partido Demócrata de California apoyó la medida y el Partido Republicano de California se opuso a ella”.

Aunque se dice que nada es seguro excepto la muerte y los impuestos, también es cierto que todos los impuestos son difíciles de pagar. Y el representante Devin Nunes, republicano de California, recientemente clamó que su estado natal tiene “los impuestos más altos de Estados Unidos que hacen difícil que la gente se pueda permitir vivir allí”.

La tasa marginal más alta del impuesto sobre la renta personal es la más alta de cualquier estado de EE.UU.-12,3 por ciento, sin incluir un recargo del uno por ciento para los millonarios según la Proposición 63, impuesta en 2004 para financiar los servicios de salud mental.

Por lo tanto, no es de extrañar que muchos contribuyentes acaudalados hayan empacado sus negocios y abandonado California para ir a estados libres de impuestos como Florida, Texas, Nevada y Washington, pero probablemente no sin levantar las cejas de la Junta de Impuestos de Franquicias (Franchise Tax Board, FTB).

Si usted se queda en California por más de nueve meses, se presume que es un residente, según la Publicación 1031 de la FTB. Pero, si decide mudarse fuera del estado, podría tardar el doble de tiempo en perder su estatus de residente ante los ojos de la FTB.

La agencia es conocida por rastrear a los contribuyentes que se han ido recientemente, especialmente a los ricos, a menudo disputando exactamente cuándo se convirtieron oficialmente en no residentes. Y, la carga de la prueba recae directamente sobre los hombros de los exresidentes para demostrar su no residencia. Incluso si el FTB está de acuerdo en que usted se ha mudado fuera del estado, la agencia puede disputar cuando se mudó y argumentar que no estableció la residencia en otro estado hasta varios meses después de que usted realmente se fue.

Si los altos impuestos no son suficientes para hacer que alguien quiera irse de California, entonces la congestión de tráfico, los largos viajes al trabajo, las altas tasas de criminalidad, una epidemia de personas sin hogar y la escasez de viviendas asequibles podrían ser la gota que colma el vaso, a pesar de las atractivas playas y el clima cálido y soleado.

Además, hay que considerar los impuestos sobre las ganancias de capital de California, además de los impuestos federales sobre las ganancias de capital, que son incluso más altos que la tasa del estado.

Algunos expertos sostienen que los altos impuestos por sí solos no son un incentivo suficiente para expulsar a los ricos del estado ni tampoco son un elemento disuasivo suficiente para evitar que los ricos se muden al Estado Dorado. Afirman que no son tanto los ricos como los trabajadores de bajos ingresos y de clase media los que lideran el éxodo debido a los astronómicos costos de las viviendas.

A pesar de las bajas tasas de interés de las hipotecas, cada vez más californianos están luchando por conseguir pagos iniciales para comprar casas, que se han más que duplicado en precio desde principios de 2009 cuando el mercado inmobiliario se desplomó. En agosto, el precio medio estatal de una vivienda superó los 617,000 dólares, un nuevo récord que asciende a un aumento de 337,400 dólares en la última década, según la Asociación de Agentes Inmobiliarios de California.

Mientras tanto, se está gestando una batalla sobre la Proposición 13, ya que los sindicatos del sector público y los gobiernos locales apuntan a los dueños de negocios como una fuente potencial de ingresos fiscales adicionales. La histórica medida de la boleta electoral, aprobada por el 65 por ciento de los votantes de California en 1978, limita la cantidad de impuestos a la propiedad que los propietarios deben pagar al uno por ciento del precio de compra de una casa cuando se vende. También restringe los aumentos de ese valor de mercado a un máximo del dos por ciento anual. Bajo la Proposición 13, el propietario de una casa o un negocio que se vendió hace años a un precio más bajo paga mucho menos en impuestos a la propiedad que el propietario de una casa o negocio similar que se vendió a un precio más alto hoy en día.

Aunque la Prop. 13 sigue siendo popular entre los californianos, en los últimos 40 años algunos políticos que favorecen al gobierno han culpado a la Prop. 13 de todo, desde recortes en la educación, pago insuficiente de los maestros y mal desempeño escolar hasta asesinatos, robos, desigualdad racial y la escasez de viviendas asequibles en el estado, todo porque limita la cantidad de ingresos fiscales que el gobierno puede recaudar.

Recientemente, una coalición de más de 400 grupos e individuos llamada la iniciativa Schools & Communities First (Escuelas y Comunidades Primero) lanzó una campaña en todo el estado para revisar la Prop. 13 y aumentar los impuestos a la propiedad de las empresas. La coalición promete “cerrar las lagunas del impuesto a la propiedad comercial que las corporaciones y los inversionistas ricos usan para evitar pagar su parte justa de impuestos a la propiedad” y “asegurar una estricta responsabilidad para que el dinero vaya directamente a nuestras escuelas y comunidades”.

Sin embargo, la mayor parte del dinero del aumento de los impuestos a las propiedades comerciales iría a los gobiernos locales, no a las escuelas, según Joel Fox, coeditor y editor del Fox and Hounds Daily.

“Una de las cosas que está impulsando esto, por supuesto, es el costo de las pensiones para el sector público, porque ha aumentado dramáticamente en los últimos años. Sé, por ejemplo, que, en la ciudad de Los Ángeles, hace apenas una década o algo más, habrían sacado el tres por ciento de su presupuesto para cubrir las pensiones. Ha aumentado hasta el 20 por ciento,” explicó Fox a California Insider en una entrevista reciente. “Y, por lo tanto, cuando se tiene que gastar dinero para esa obligación, entonces se tiene menos dinero para proveer servicios, o se tiene que volver al contribuyente. Y se convierte en una verdadera carga para el contribuyente de una manera u otra”, concluyó.

A continuación

La igualdad

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.