Desarticulan grupo criminal que “compraba” a transportistas españoles, para simular robo

Por EFE
28 de Junio de 2018 Actualizado: 28 de Junio de 2018

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal que “compraba” a transportistas para que simularan el robo de su propia mercancía, en una operación en la que han sido detenidas 13 personas y se han esclarecido 18 hechos delictivos.

“Introducían a miembros de la banda en las empresas de logística para tener información y luego contactaban con el transportista de la carga y le “compraban” para que simulara el robo de su mercancía a cambio de un gran beneficio, llegando a ofrecer 90.000 euros a uno de los conductores”, explica Policía Nacional en un comunicado.

Si no conseguían la colaboración de los conductores, optaban por conseguir la mercancía por otros métodos como agujeros en los almacenes o robando los camiones enteros.

“Entre los robos esclarecidos destaca el cometido en San Fernando de Henares el pasado mes de abril, donde mediante el procedimiento del butrón en un almacén lograron sustraer casi 800 máquinas de aire acondicionado”, cuenta Policía Nacional.

En la nota de prensa remitida por Policía Nacional explican que la investigación sobre el grupo comenzó a principios de 2018 cuando los agentes supieron que el empleado de una empresa logística colaboraba con una banda informando a sus miembros del transporte de la mercancía de mayor valor.

Tras conocer este hecho, los agentes realizaron “numerosas gestiones” para identificar a todos los miembros de la organización, comprobando que escondían el material robado en una nave en el barrio de Villaverde.

“A principios del presente mes de junio, en el momento que iban a trasladar gran parte de la mercancía sustraída que estaba oculta en otra nave en el madrileño barrio de Vicálvaro, fueron detenidos varios miembros de la organización”, explica Policía Nacional.

En los siguientes días se produjo la detención del resto de miembros del grupo, entre ellos, la del cabecilla del grupo y se registró las naves donde ocultaban los efectos sustraídos, encontrando más de 500 cajas repletas de efectos de todo tipo por un valor total de 300.000 euros.

TE RECOMENDAMOS