Relájate… la temporada de invierno lo fomenta

Por Conan Milner
31 de Diciembre de 2019 Actualizado: 02 de Enero de 2020

Si sus metas de estado físico para el año nuevo ya están en peligro, es posible que usted no tenga toda la culpa, según la medicina tradicional china. Una gran razón puede ser la estación del año.

Aunque el comienzo de un nuevo año trae oportunidades para comenzar algo nuevo, todavía es pleno invierno, cuando el ritmo de la naturaleza es lento y tranquilo. Los lagos se congelan, los animales hibernan y un manto de nieve calma el paisaje. Todo ello nos llama a seguir el ejemplo.

El invierno es cuando debemos conservar nuestra energía. Este es un tiempo de siestas y nutrición, sin exceder nuestros límites físicos.

Si en este momento comenzar una nueva dieta o rutina de ejercicios se siente como una batalla cuesta arriba, tómese un respiro. De acuerdo con la medicina tradicional china, el invierno es cuando debemos conservar nuestra energía. Es una época de siestas y nutrición, no de sobrepasar nuestros límites físicos.

Los sabios enseñaron que si modificamos nuestro comportamiento en consonancia con el ciclo de las estaciones, nos hacemos más fuertes. Pero si tratamos de oponernos, nos debilitamos.

Este antiguo razonamiento se deriva del concepto de yin y yang: Dos fuerzas opuestas se encuentran dentro de nuestros cuerpos y en el universo. Cuando se trata de las estaciones, el invierno es mayormente yin (frío y quieto), el verano de yang (caliente y activo), la primavera y el otoño son las estaciones de transición.

Este ciclo estacional es lo que dirige la vida en la tierra. Los sabios enseñaron que si modificamos nuestro comportamiento en consonancia con el ciclo de las estaciones, nos hacemos más fuertes. Pero si tratamos de oponernos, nos debilitamos.

El “Clásico del Emperador Amarillo”, de Huangdi Neijing. (Dominio Público / Wikimedia Commons)

Según el libro más antiguo de medicina china, el “Clásico del Emperador Amarillo”, el invierno es un momento en el que el yin domina al yang. Si ponemos este patrón en práctica, significa acostarnos temprano, levantarnos al amanecer, tratarnos con más delicadeza y abstenernos de cualquier tipo de esfuerzo excesivo.

Este texto antiguo incluso advierte contra el deseo o actividad mental excesivos durante el invierno para que la mente pueda tener suficiente tiempo de descanso.

Un período de descanso invernal logra dos objetivos: recuperarse del año anterior y coger un impulso para atravesar el próximo año. Es el momento de recargar nuestras baterías para que no nos quedemos sin energía.

Según la acupunturista Ashley Flores, las metas de estado físico no serán una lucha cuando las estaciones yang esten de su lado. Recomienda comenzar un régimen de ejercicio intenso en la primavera o el verano, porque durante el día hay más luz, el clima es más cálido y anima a moverse.

Según la medicina china debemos empezar una rutina de ejercicios en primavera o verano. (Mabel Amber, still incognito/Pixabay)

La cultura moderna a menudo exige un ritmo yang durante todo el año, pero Ashley dice que en invierno las personas se esfuerzan demasiado a sí mismas y son más propensas a contraer resfríos y gripe porque no están sincronizadas con la temporada.

“Lo que veo en el invierno es gente tratando de continuar con su horario de verano, despertándose temprano y manteniéndose despiertos hasta tarde. No pasan un tiempo suficiente durmiendo y descansando”, dijo.

Es necesario tener alguna actividad en invierno, incluso divertirse, pero la clave es equilibrarla con un descanso adecuado. Llegar temprano a casa, sentarse cerca al fuego, saborear un té caliente.

Trate de suspender su entrenamiento para maratón unas pocas semanas más. Por ahora, considere hacer ejercicios con un ritmo más lento, como yoga y taichi, que están más en línea con el espíritu tranquilo y contemplativo de la temporada.

Protéjase del resfrío

El clima invernal severo nos obliga a tomar precauciones adicionales. Conducimos con más cuidado para viajar por carreteras congeladas y nos arropamos al enfrentar vientos fríos bajo cero.

Protegerse contra el frío, es una de las normas de la medicina china. (nastya_gepp/Pixabay)

En la medicina china protegerse contra el frío es algo muy bueno. Los que no lo hacen, pueden sucumbir a las enfermedades relacionadas con el resfrío, que a menudo dan lugar a dolores de espalda, rodillas y otras partes del cuerpo.

“Veo mucha gente con dolor en algún lugar de su cuerpo que empeora por la exposición al frío. Se enciende en el invierno, aunque el resto del año están bien”, dijo Flores.

En la medicina china, las enfermedades del frío se tratan con una aplicación de calor. Este es el momento de utilizar hierbas calientes como el jengibre y la canela. Piense en estas hierbas como un pequeño yang para equilibrar el yin extremo de la temporada. Usadas tópica o internamente, las hierbas cálidas estimulan la circulación y la digestión, lo que puede estancarse en el frío.

Otro tratamiento de invierno común en la medicina china es la moxa, que consiste en quemar una hierba aromática en o cerca de los puntos de acupuntura. La práctica se originó en el norte de China, notoriamente frío, hace al menos 3000 años. La moxa se aplica dondequiera que haya dolor o qi estancado debido al frío. Se quema en puntos específicos de los pies y del abdomen para ayudar a calentar todo el cuerpo.

Tomar bebidas calientes como té de jengibre, canela, limón, hará que nuestro cuerpo se mantenga caliente en épocas de invierno y ayudará mucho con los resfriados. (dmcd7223/Pixabay)

Mientras que muchos acupunturistas siguen usando moxa para tratar las condiciones del resfrío, algunos utilizan una lámpara de calor infrarrojo para obtener un efecto similar, sin humo ni olor.

Para evitar enfermedades relacionadas con el resfrío, mantenga la piel cubierta. Las áreas particularmente vulnerables al resfrío son el cuello y el abdomen. Si es propenso a los escalofríos incluso dentro de casa, lleve una bufanda o intente tomar nota de la tradicional cultura japonesa, donde la gente lleva un cinturón ancho de tela llamado haramaki (abrigo para el vientre) para protegerlo.

“Especialmente a las personas que tienen dolor lumbar o menstrual, les aconsejo que mantengan calientes su espalda baja y abdomen. Si trabajan en una oficina, pueden mantener una manta pequeña para envolverla alrededor de su cintura”, dijo Flores.

Coma según la temporada

Vacaciones de la glotonería a menudo inspira a la gente a reducir sus calorías o comenzar una limpieza con jugos en enero. Pero este no es el momento de limitarse a ensaladas y batidos, especialmente si usted vive en un clima frío.

“Este es el momento en que los animales vuelven a engordar y comen alimentos más nutritivos”, dice Ashley Flores. “La primavera y el verano son en realidad el mejor momento para bajar de peso y emplear más prácticas de limpieza”.

Comer en armonía con las estaciones no era obvio para nuestros antepasados, pues ellos no disfrutaban del acceso a bayas y tomates importados de lugares más soleados durante todo el año. Estaban obligados a consumir lo que estaba disponible en su localidad, comían los alimentos que mejor se adaptaban a sus necesidades de la estación.

Debemos comer en armonía con las estaciones. En verano, frutas frescas como sandía, uvas, fresas, frambuesas (silviarita/Pixabay) | En invierno comidas calientes como chucrut (Bernadette Wurzinger/Pixabay)

En la primavera y el verano, nuestros cuerpos están mejor con alimentos yin refrescantes, tales como sandía y pepinos. En el invierno, necesitamos más alimentos yang, tales como productos de origen animal, frijoles, lentejas y nueces. Las verduras de invierno incluyen calabaza dura, repollo y col rizada, así como vegetales fermentados como el chucrut.

En invierno, la energía de las plantas desciende a sus raíces, por lo que tiene sentido que las hortalizas de raíz, como las batatas, las cebollas y los nabos, sean las favoritas de la temporada. Cada órgano tiene una estación en la medicina china, y los riñones y las glándulas suprarrenales son los órganos asociados con el invierno. Estos órganos también se consideran las raíces del cuerpo porque es donde se almacena nuestra energía.

Con el espíritu de conservar y almacenar energía, los alimentos de invierno tienden a ser abundantes, ricos y bien cocinados. La tradición china exige que los alimentos de invierno se cocinen a fuego lento durante mucho tiempo. Esto no solo aporta más calor a la comida, sino que también hace que los nutrientes sean más fáciles de asimilar, facilitando la vida de un sistema digestivo que puede ser lento debido al frío. Por eso, las sopas y los guisos son las principales opciones para la comida de invierno.

Aquí tienes una receta con energía yang llena de vegetales de invierno para ayudarte a pasar la temporada yin.

Verduras asadas para tonificar el Yang del riñón

Porciones: De 4 a 6

2 patatas dulces o batatas o camotes

2 patatas

2 nabos

4 zanahorias

1 cabeza de ajo

1 cebolla

3 cucharadas de aceite de oliva

Instrucciones:

Caliente el horno a 350 °F.

Corte los vegetales en cubos de 1 pulgada. Pele los dientes de ajo. Corte la cebolla en rebanadas finas.

Mezcle todos los ingredientes y luego espárzalos en una bandeja para hornear o en un molde grande para hornear.

Hornee hasta que los vegetales estén blandos, revolviendo cada 15 minutos, durante aproximadamente 1 hora.

*****

Descubra a continuación:

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS