Perros y gatos violentos evitan la eutanasia ayudándose mutuamente con los internos de una prisión

Por The Epoch Times
25 de Octubre de 2019
Actualizado: 26 de Marzo de 2021

En el mundo hay mucha gente y animales que terminan viviendo entre jaulas y cuatro paredes. Pero cuando los pones a ambos en la misma celda, los resultados pueden ser sorprendentes.

En esta prisión perros y gatos que estaban condenados a la eutanasia por ser violentos con los humanos son puestos en contacto con los presos para ser “reeducados” unos con otros y tener una segunda oportunidad.

Esto es lo que se vive en la cárcel del condado de Gwinnett de Lawrenceville, Georgia, Estados Unidos, que implementó un programa llamado “Jail Dogs” (perros de la cárcel).

Este programa consiste en que ciertos “presos selectos” tengan a su cuidado los perros y gatos que la fundación Society of Humane Friends of Georgia (SOHFGA) con su proyecto Operation Second Chance (operación segunda oportunidad) recoge de perreras o albergues con la finalidad de que humanos y animales se “reeduquen” los unos a los otros.

Imagen Ilustrativa. (John Moore/Getty Images)

La Operación Second Chance, o Jail Dogs, comenzó en febrero de 2010 como una asociación entre el Sheriff Butch Conway, el Departamento del Sheriff del Condado de Gwinnett y la Sociedad de Amigos Humanitarios de Georgia.

El programa Jail Dogs, salva a los perros del control de animales del condado de Gwinnett, los examina, los entrena y los ofrece para adopción.

Imagen Ilustrativa. (Giuseppe Cacace/AFP/Getty Images)

Es, según se sabe, el primer programa de este tipo en una cárcel. La mayoría de los programas como este se encuentran en las cárceles, donde los internos están allí por un período de tiempo conocido a largo plazo.

Los reclusos en el Centro de Detención de Gwinnett a menudo están allí por períodos cortos de tiempo, con mucha rotación de reclusos en la unidad, lo que ofrece algunos desafíos y oportunidades únicos.

El sheriff y su personal proporcionan la unidad, la supervisión y seleccionan a los reclusos que darán la bienvenida, a los posibles adoptantes para que visiten o adopten perros.

Imagen Ilustrativa. (Giuseppe Cacace/AFP/Getty Images)

Jail Dogs, comenzó inicialmente con cinco perros sacados de la línea de eutanasia en el Control de Animales del Condado de Gwinnett, hoy alberga a más de quince perros a la vez.

Los entrenadores visitan a los perros y a los reclusos tres veces por semana, enseñándoles cómo entrenar y cuidar a los perros. La obediencia básica, los trucos y la agilidad se les enseñan a los perros y muchos se han convertido en expertos.

También visitan la unidad, peluqueros, técnicos veterinarios y otros voluntarios y profesionales de bienestar animal, para educar a los reclusos sobre los diferentes problemas que rodean a los perros.

Desde la fundación del programa, más de 400 perros han sido rescatados, examinados, entrenados y adoptados en nuevas familias.

Imagen Ilustrativa. (Inti Ocon/AFP/Getty Images)

Además de salvar perros, también se beneficia a los reclusos, dándoles nuevas habilidades en el entrenamiento y manejo del perro, así como aprendiendo a cuidar algo que no sea ellos mismos y el conocimiento de que han marcado una diferencia positiva en la vida de un perro.

Este programa hace mucho más que salvar la vida de cientos de perros y gatos. Enriquece la vida de los animales y sus cuidadores con amor, confianza, paciencia, compasión, comprensión y un vínculo inquebrantable de amistad.

Los manipuladores aprenden tanto de los animales como los animales de ellos. Se pasan innumerables horas trabajando directamente con los perros en obediencia e incluso en entrenamiento de agilidad.

Jail Dogs, está muy agradecido con todos los comentarios positivos que han recibido de parte de la familia de sus manejadores presos.

Esta es una amable carta del padre de uno de los manejadores de Jail Dogs.

“Quiero expresar mi respeto y adoración por los maravillosos aspectos de este programa Jail Dogs. Me gustaría agradecer a todos los voluntarios y al Departamento del Sheriff por su dedicación a este programa. Esta es una situación de “ganar-ganar” para todos los involucrados. Como padre de un recluso, encuentro paz y consuelo al saber que mi hijo ha tenido la oportunidad de ser elegido y beneficiarse de participar. Espero que este programa modelo se promulgue en muchos estados”.

Imagen Ilustrativa. (Rodrigo Buendia/AFP/Getty Images)

Por su parte, el apoyo financiero del programa es proporcionado por la Society of Humane Friends of Georgia (no se gasta el dinero de los contribuyentes), que así mismo, selecciona a los perros, maneja el proceso de solicitud y evaluación para los posibles adoptantes y apoya los esfuerzos voluntarios de los entrenadores y otros.

En octubre de 2013, agregaron gatos al programa y están siendo alojados con reclusas en una unidad aparte.

Solo queda una pregunta en el aire: ¿Quién reeduca a quién? Es bastante curioso y sorprendente el efecto que puede tener en los humanos el cuidar y entrenar a estas hermosas criaturas.

Descubra a continuación

“El increíble viaje de un hombre para convertirse en un maestro de Kung Fu”


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS